Archivo de la etiqueta: digital

Sobre empresas y el tren (29)

Primera campa de vehículos 100% digital. Transfesa Logistics ha puesto en marcha la primera campa para vehículos totalmente digitalizada en el centro logístico del automóvil Semat en El Salobral, situado en la terminal de transporte de Villaverde Mercancías, en Madrid. Se trata de la implantación de una solución integrada que permite la gestión global de todas las actividades asociadas a la logística y distribución de una forma unificada, con un punto único de visión. Según el director corporativo de Sistemas y Procesos de Transfesa Logistics, Jorge González Fernández, “nuestro objetivo es seguir mejorando los servicios prestados a nuestros clientes. Junto a nuestra posición de liderazgo en el sector, con las campas digitales ponemos a su disposición los sistemas más modernos en cuanto a trazabilidad y gestión de los centros logísticos del automóvil”.

Bombardier aumenta sus ingresos. En el tercer trimestre de 2019 Bombardier obtuvo unos ingresos de 3.722 millones de dólares, representando un crecimiento orgánico del 8%. Los ingresos de la división ferroviaria, que llegaron a los 2.200 millones de dólares, supusieron un crecimiento orgánico del 5% respecto al mismo ejercicio de 2018. El uso de flujo de caja libre para Transportation fue de 557 millones de dólares en el tercer trimestre, en línea con las expectativas de la compañía para el primer semestre de 2019. En los primeros 9 meses del año la división ferroviaria recibió pedidos por valor de 8.100 millones de dólares. Entre lo más destacado del trimestre para la división ferroviaria está el ser parte del consorcio que construirá y operará dos líneas de monorraíl en El Cairo (Egipto) por valor de 2.640 millones de dólares. Los sistemas INNOVIA de la compañía canadiense se posicionan como referente del mercado, operando desde 2014 en São Paulo y actualmente en desarrollo para Bangkok (Tailandia) y Wuhu (China).

Indra instalará el ASFA digital en trenes de Adif. Indra se ha adjudicado el contrato de suministro e instalación del sistema de protección del tren ASFA Digital en los 310 vehículos ferroviarios con que cuenta Adif para realizar distintas tareas de servicios y mantenimiento, por un importe de 7,57 millones de euros, según informó la empresa pública. Del total de vehículos en los que se instalará el ASFA Digital, 104 son locomotoras que se utilizan para maniobras en las estaciones gestionadas por el área de servicios logísticos. Las otras 206 unidades corresponden a vehículos de apoyo a las labores de mantenimiento de la infraestructura ferroviaria, como trenes auscultadores, locomotoras para remolcar trenes de trabajo, vagonetas o bateadoras. En virtud del contrato, Indra Sistemas aportará el hardware y desarrollará el software necesario para instalar la nueva versión del ASFA Digital embarcado. Además, instruirá en el manejo, mantenimiento y reparación de los nuevos equipos instalados al personal de Adif. El contrato incluye también las homologaciones, certificaciones y permisos necesarios para su puesta en marcha.

El tren de la seda para en Valladolid. El tren que parte de Madrid y llega hasta la ciudad china de Yiwu –a 300 kilómetros al sur de Shangái– tras atravesar Francia, Alemania, Polonia, Bielorrusia, Rusia y Kazajistán tendrá una parada en Valladolid. «Sean valientes y vayan a explorar las grandes oportunidades que ofrece el mercado chino», invitó el ministro consejero de la Embajada de China en España, Yao Fei, a los empresarios locales que asistieron al acto organizado por la CVE. «Yiwu cuenta con el mayor mercado de venta al por mayor del mundo –apostilló la presidenta de la patronal, Ángela de Miguel– y el tren hace un recorrido de ida y vuelta, lo que ofrece enormes posibilidades para llevar y también traer mercancías a un coste reducido». el representante de la República Popular aseguró que «China cuenta con una clase media cada día más grande, 700 millones de personas han dejado el campo para pasar a las ciudades y ahora tienen mayores necesidades de consumo. Quieren una vida mejor y buscan productos de calidad, por lo que hay un espacio vacío que llenar».

Renfe explora acuerdos con Cabify. Renfe quiere pisar el acelerador en su estrategia de apertura a otros socios ante la inminente liberalización del sector y la irrupción de varios competidores que amenazan con su dominio absoluto mantenido durante décadas. La operadora pública ya trabaja en las pruebas piloto de su ‘super-app’ para ofrecer VTC, taxis o patinetes y bicis a sus viajeros. Ahora abre la puerta a cerrar acuerdos comerciales con sus socios en este proyecto, entre los que se encuentra Cabify, para que puedan vender billetes de tren en sus propias plataformas. La primera prueba, que comenzó hace unas semanas, se ha lanzado para 500 clientes habituales de la ruta de AVE entre Madrid y Barcelona y tiene como fin probar módulos concretos de la futura plataforma como la planificación, la venta de billetes y la atención al cliente.

La industria ferroviaria se prepara para 2021

IE University acogió la “Jornada sobre la repercusión de la liberalización de transporte de viajeros en la industria ferroviaria”. El acto, organizado por la Asociación Ferroviaria Española (Mafex) junto a IE University, reunió a altos cargos y representantes del sector para debatir sobre los cambios que se producirán a partir de diciembre de 2020, cuando el mercado esté abierto a la competencia.

La presentación de la sesión estuvo a cargo del Chairman IE Center for Transport Economics & Infrastructure Management, Julio Gómez-Pomar; y el presidente de Mafex, Víctor Ruiz, que destacaron “la oportunidad que supone la liberalización para la sociedad, los ciudadanos, los operadores y por supuesto para la industria. Para estas últimas, la liberalización supondrá un mercado más demandante de productos y servicios, más innovadores y avanzados, y que harán que, las empresas que participen del proceso puedan beneficiarse del reposicionamiento a nivel internacional de nuestro sector.”

En la inauguración de las jornadas, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, destacó el gran reto que supone el cambio hacia un nuevo modelo de negocio. Saura recordó que “estamos ante una gran reforma de Estado, fundamental para la economía española, que permitirá incrementar la productividad, cohesionar la sociedad y avanzar en materias clave como el medio ambiente, la innovación y la competitividad”. Según Saura, las claves para que su implantación sea un éxito se basa en aspectos como el correcto diseño del modelo de liberalización, la eliminación de cualquier barrera, así como la permanente evaluación por parte del Gobierno de la eficiencia y equidad de su desarrollo. En cuanto a las principales repercusiones sobre el sector, subrayó que “un aumento del tráfico y un mayor número de trenes puede suponer para la industria una inversión de 1.500 millones de euros, un impulso al ferrocarril 4.0, nuevas oportunidades en el sector del mantenimiento de material rodante y la apertura al mercado internacional”.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, resaltó el papel que desempeña el administrador en un “proyecto de Estado, clave desde el punto de vista económico” y el compromiso que tienen también todos los agentes sociales, políticos, públicos y privados para impulsar un medio de transporte que mejorará la vida de las personas.

Pardo subrayó que el objetivo de Adif es responder con éxito a los desafíos que se deben afrontar para hacer realidad este proceso y asegurar una gestión eficiente de la red ante las previsiones de crecimiento de tráfico y de utilización de las infraestructuras ferroviarias. En este sentido recordó que en un escenario multioperador “desde Adif estamos volcados en superar todas las dificultades que puedan existir en su desarrollo”. Entre ellas, se trabaja activamente en tres cuestiones imprescindibles: los talleres de mantenimiento, las vías de apartado para las composiciones y los cuellos de botella.

Otros aspectos en los que hizo hincapié son los planes del administrador para mejorar el aprovechamiento de las estaciones, proporcionar un innovador concepto de servicio y atención al viajero, implantar un sistema plenamente interoperable y avanzar en materia de eficiencia energética y adaptación al nuevo entorno digital.

Los expertos tuvieron también la oportunidad de compartir experiencias y puntos de vista en dos mesas redondas en las que se contó con la participación de ponentes nacionales e internacionales. Durante la primera de ellas, dedicada a la “Repercusión de la liberalización en los operadores ferroviarios” intervinieron el CEO & President VY (Norwegian State Railways) Norway, Geir Isaksen; y el director general de Desarrollo y Estrategia de Renfe, Manel Villalante i Llauradó. En su intervención, Villalante afirmó que la liberalización abre un nuevo paradigma para la movilidad. La compañía, que pondrá el foco en los usuarios en los próximos años, ha diseñado el “Plan Estratégico 2019-2023” como hoja de ruta ante la liberalización con la transformación digital, cultural y las alianzas estratégicas como puntos clave; además de su apuesta por la internacionalización como operador integral.

En la segunda mesa, titulada “Repercusión en la industria de la liberalización ferroviaria en la UE” se contó con la participación de la vicepresidenta de Mafex, María Concepción Ortega Ortiz; el director Spekter (Employers’ Association) Norway, Sverre Høven; y el miembro de la Junta de asociación ferroviaria RailForum, Han Koers. En este bloque se constató cómo en Europa este proceso se lleva a cabo de forma muy diferente en cada país, los esfuerzos que supone el cambio en términos de coste y eficiencia, mejora de los servicios y reestructuración empresarial para ofrecer un atractivo servicio a los pasajeros y aumentar la cuota del tren como medio de transporte.

En cuanto al papel del tejido empresarial, María Concepción Ortega subrayó la oportunidad que brinda la liberalización para promocionar el ferrocarril y poner en valor las inversiones que se han realizado en los últimos años, así como el gran know-how y los avances tecnológicos de las empresas españolas. Ortega indicó que “la industria está preparada para responder a las necesidades que tengan los diferentes actores como Renfe, Adif o los nuevos operadores” para ayudarles a conseguir sus objetivos de eficiencia energética, sostenibilidad, innovación o excelencia en el servicio. Si bien, añadió que es necesario diseñar un programa estable de inversiones en infraestructuras y con recursos suficientes en I+D para seguir a la cabeza mundial en materia de transporte.

Fomento prorroga el ASFA analógico

El Ministerio de Fomento ha ampliado hasta enero de 2019 el plazo para completar la digitalización del sistema de seguridad con que cuentan los trenes convencionales de Renfe, el denominado ‘ASFA’, que inicialmente terminaba el pasado 30 de junio. La extensión de este plazo para pasar a una versión digital más avanzada de este sistema de seguridad ferroviaria es consecuencia de los retrasos que está registrando el suministro de los nuevos equipos de ‘ASFA’ digital que es preciso instalar en los trenes. Esta demora en el suministro podría provocar “inmovilización de circulaciones y perjuicios” en el servicio ferroviario.

A instancias de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, Fomento considera conveniente dar seis meses más de plazo para completar la digitalización de este sistema de seguridad con el fin de que Adif y Renfe “puedan finalizar la adaptación de sus sistemas a la nueva situación garantizando la prestación del servicio y la seguridad”. Así se establece en un Real Decreto que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes para modificar los plazos aprobados en diciembre de 2017, cuando se fijó el ‘apagón’ analógico del sistema de seguridad ferroviario para este pasado 30 de junio.

En virtud del nuevo plazo, se establece que “a partir del próximo 1 de enero de 2019 no podrán circular trenes bajo el amparo del sistema de ASFA analógico en las líneas de ancho ibérico“, con lo que todos los vehículos deberán tener embarcado el ASFA digital. En el caso de los trenes de vía estrecha, los de la extinta Feve, el plazo para concluir esta digitalización se extiende hasta el 1 de enero de 2020, frente a la fecha inicialmente fijada para el 30 de abril de 2019.

Este ‘apagón analógico’ para mejorar el sistema de seguridad ferroviaria sólo afecta a los trenes convencionales de Renfe, no a los de Alta Velocidad (AVE), que cuentan con el sistema de seguridad y gestión de tráfico más avanzado, el denominado ERTMS.

El ‘ASFA’ (Anuncio de Señales y Frenado Automático) es el sistema de seguridad ferroviaria que supervisa la velocidad del tren a partir de la información que da al maquinista de las señales de las vías. En la actualidad, está implantado en la práctica totalidad de la red ferroviaria convencional, en 10.515 kilómetros de los 10.713 kilómetros que suma esta infraestructura. La versión digital del ‘ASFA’, además de comunicar las señales de la vía a los maquinistas de los trenes, permite realizar otros controles, como controlar la velocidad máxima del tren, así como la velocidad de aproximación a una señal o a un desvío, y la velocidad a la que se cruza un paso a nivel.

Renfe lanza EVA, un servicio ‘low cost’ e inteligente

Renfe lanzará en 2019 un nuevo servicio de Alta Velocidad (AVE) ‘low cost’ e ‘inteligente con el que se pretende atraer a nuevos viajeros, especialmente a los jóvenes. Así lo ha anunciado este martes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien indica que el nuevo servicio, denominado EVA, comenzará a circular por la línea Madrid-Barcelona y tendrá El Prat de Llobregat como centro de operaciones para extenderse luego a otros corredores

Renfe prevé iniciar este AVE ‘low cost’ con una oferta de cinco frecuencias diarias por sentido y transportar así 1,05 millones de pasajeros anuales. De ellos, 400.000 viajeros se habrán robado al coche y 250.000 serán fruto de la nueva movilidad que genere el propio servicio. El precio de los billetes será entre un 20% y un 25% inferior a los del AVE. El objetivo de la operadora, que en 2020 tendrá que empezar a afrontar competencia en transporte de viajeros en tren, es ir extendiendo progresivamente el nuevo EVA desde la Madrid-Barcelona a otras líneas de Alta Velocidad progresivamente.

EVA se apoya en las nuevas tecnologías y la demanda de servicios innovadores y más personalizados para un viaje puerta a puerta, integrado con otros sistemas de transporte y cien por cien conectado. Este es un nuevo concepto de Smart Train de Renfe, un producto que aunará la alta velocidad con la digitalización de todos los procesos, un sistema de precios predecibles para cada cliente, el viaje puerta a puerta, la integración con otros productos turísticos, nueva versatilidad y espacios de trabajo y una mayor sostenibilidad.

EVA es un nuevo concepto que optimiza el producto de alta velocidad para adaptarse a más viajeros y completar la cartera de productos de Renfe en servicios comerciales. Al concepto generalista del AVE, su versión más económica AvCity y la marca internacional (AVE+TGV), se suma ahora el producto EVA, un Smart Train diseñado sobre las nuevas tecnologías y la demanda de servicios más personalizados e innovadores para el sector de la población que todavía hoy apuesta por el viaje en coche: grupos pequeños, jóvenes y familias. Se trata de un nuevo concepto de viaje para un nuevo tipo de viajero que pide inmediatez, personalización, servicios y pagar exclusivamente por los atributos que necesita: en concreto, un precio entre un 20% y un 25% inferior al AVE.

El ministro de Fomento asegura que este un nuevo servicio mejorará las prestaciones actuales completando el viaje de alta velocidad y aprovechará de forma intensa las tecnologías disponibles, las posibilidades que ofrece la innovación y la digitalización, así como la personalización de los servicios. Íñigo de la Serna subraya que EVA aportará atributos y complementos de valor añadido en un nuevo concepto de tren que se adaptará a las necesidades concretas de cada viajero y que tendrá como rasgos característicos la intermodalidad, la velocidad, la digitalización, la sostenibilidad y el futuro.

Renfe diseñarçan en estos próximos meses EVA en un proceso conjunto de co-creación con sus clientes. A través de grupos cualitativos se irá creando de forma conjunta la imagen definitiva del producto y la definición de sus prestaciones comerciales y de servicio. Incorporará los últimos avances del mercado, no sólo de transporte, sino de todos los ámbitos de las comunicaciones y el turismo. No existirá billete físico, solo digital, que integrará en un mismo ticket todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica.

La previsión es que EVA se estrene en 2019 en el corredor Barcelona el Prat-Camp de Tarragona-Madrid con 5 frecuencias por sentido diarias. Esta línea es la que presenta un mayor potencial de tráfico y de transferencia de viajeros al tren. La estación de El Prat ofrecerá mejores oportunidades para establecer un modelo de integración intermodal y aparcamiento, con plena accesibilidad al área metropolitana de Barcelona.

Fomento reforma el sistema de seguridad del tren

Los trenes que circulan por la red ferroviaria convencional, la que no es de Alta Velocidad, dispondrán de un plan que mejore el sistema de seguridad y comunicaciones. El Ministeriod e Fomento fija distintos plazos hasta alcanzar diferentes hitos que se extienden hasta enero de 2024. Hasta esta fecha podría estar vigente el denominado bloqueo telefónico, el sistema que garantiza la distancia de seguridad entre trenes mediante comunicaciones por teléfono entre jefes de circulación.

Las modificaciones aprobadas este viernes, que se incluirán en el Reglamento de Circulación Ferroviaria, afecta a dos de los sistemas de seguridad más antiguos de la red ferroviaria. Se trata del sistema ASFA, el que informa al maquinista del tren de las señales de las vías, y el referido Bloqueo Telefónico, el más básico de los seis sistemas de bloqueo existentes (el dispositivo que garantiza la distancia de seguridad entre los trenes regulando su velocidad), dado que se realiza mediante comunicación telefónica entre jefes de circulación.

Hasta ahora El sistema ASFA embarcado en el vehículo transmite la información al maquinista, que debe en todo caso reconocer su recepción. En caso de que pasados unos segundos tras la lectura de la baliza no se produzca dicho reconocimiento, o no se adecue la marcha a las condiciones impuestas por la señal, el equipo ASFA ordena automáticamente al tren que se detenga, accionando el freno de emergencia. Renfe adoptó ASFA en los años 70, donde empezó a entrar en servicio en 1978, es decir, mucho más tarde que en otras administraciones ferroviarias europeas, que ya habían generalizado sistemas simples de señalización en cabina y frenado de emergencia con anterioridad

El Ejecutivo se propone abordar una progresiva sustitución del sistema de aviso de señales ASFA por uno más avanzado, el ASFA digital, de forma que el ‘apagón’ del analógico tenga lugar antes de julio del próximo año.

El ASFA digital, además de comunicar las señales al maquinista en el tren, permite realizar otros controles, como controlar la velocidad máxima del tren, la velocidad a la que se aproxima a una señal o a un desvío, o a la que cruza sobre un paso a nivel sin protección. En la actualidad, el sistema ASFA convencional está implantado en la práctica totalidad de la red ferroviaria convencional, en 10.515 kilómetros, del total de 10.713 kilómetros totales.

Adif aprobó, en 2005, un proyecto para el desarrollo e implantación de nuevos equipos ASFA embarcados en las locomotoras y automotores y realizar las adaptaciones necesarias en los equipos en vía. Es el llamado ASFA digital que contempla dos fases. El término ‘digital’ se refiere al procesado de datos y no a la transmisión de datos por las balizas, que no es por mensajes digitalizados (como por ejemplo con EBICAB), sino que sigue siendo sólo un dato por frecuencia.

La modificación aprobada por el Gobierno insta a que todos los trenes circulen con ASFA digital a bordo antes del 30 de junio de 2018. En el caso de los vehículos de vía estrecha, los de la extinta Feve, cuentan con plazo para adaptarse a este sistema hasta el 30 de abril de 2019.

Sobre el bloqueo telefónico, los planes del Gobierno pasan por suprimir este tipo de control de los trenes mediante comunicaciones telefónicas de los jefes de circulación en las líneas que aún lo tengan antes del 15 de enero de 2024. Para ello, plantearán un estudio del diagnóstico de estas líneas antes del 15 de enero de 2019.

Según datos de Adif, a cierre de 2016, un total de 8.962 kilómetros de líneas de la red convencional contaban ya con sistemas de bloqueo automatizados. Todos estos cambios no afectan a la red de 3.146 kilómetros de Alta Velocidad, dado que está equipada con el más moderno sistema de seguridad y control, el ERTMS, que además es interoperable con la red europea. La entrada en vigor efectiva de la nueva normativa aprobada este viernes tendrá lugar a los seis meses de la correspondiente publicación en el BOE.

Además de estas mejoras progresivas, con la reforma del Reglamento de Circulación también se clarifican algunos de sus textos, se realizan precisiones adicionales y se corrigen erratas detectadas en aspectos puntuales de la versión anterior tras las consultas realizadas por los distintos agentes que forman parte del sistema ferroviario.

Las grandes estaciones planean su ruta digital

Las grandes estaciones de tren han emprendido el proceso hacia su digitalización y conversión en estaciones inteligentes, mediante la implantación de conexión ‘wifi’ y a redes 4G y 5G, entre otras iniciativas, con el fin de adaptarlas así a las nuevas demandas y necesidades de los viajeros y a la evolución de las ciudades. Adif prepara un plan director de transformación digital de las estaciones a cinco años, cuya redacción, en la que invertirá 716.000 euros, acaba de sacar a concurso público.

El concepto de ‘estación inteligente’ también abarca su transformación en un centro sostenible y ecológico, y su conexión con el exterior, con instituciones y entidades y otros servicios de transporte de la ciudad, para favorecer el intercambio de informaciones de servicio público y la interoperabilidad entre modos de transporte. Adif confía además que esta transformación permita gestionar las estaciones “de forma más eficaz y eficiente”, y además le genere un “retorno económico”.

Este plan será el que marque las pautas y el calendario para implementar nuevas tecnologías y convertir en centros conectados las actuales estaciones, instalaciones por las que transita un cada vez mayor número de viajeros, dado el creciente número de usuarios del tren, sobre todo el AVE. La iniciativa se complementa con la implantación de ‘wifi’, conexión inalámbrica a Internet, a bordo de los trenes. Renfe comenzó a prestar este servicio en diciembre de 2016 en el AVE a Sevilla y lo está extendiendo paulatinamente para completar toda el parque a comienzos de 2019. Asimismo, se enmarca en una de las políticas estratégicas del Ministerio de Fomento, la de implementar las nuevas tecnologías de la información a los distintos modos de transporte.

En el caso de las terminales ferroviarias, el objetivo último del plan que prepara Adif es que las estaciones se conviertan en ‘estaciones inteligentes’, implementando soluciones del ‘Internet de las cosas’. Para ello, en primer término se implantarán las infraestructuras tecnológicas necesarias, tales como conexión a redes 4G y 5G y acceso a ‘wifi’, tanto para el uso de los viajeros, como del personal de la estación, e incluso de las firmas que tengan tiendas y establecimientos en el recinto. En el plano de los viajeros, con el fomento de las nuevas tecnologías, Adif también busca conocer sus hábitos para adecuar a los mismos los servicios que se ofrecen en la estación.

Las compañías interesadas en diseñar este plan de transformación de las estaciones cuentan de plazo hasta el próximo 17 de julio para presenta a Adif sus propuestas. El plan deberá indicar, en un primer término, el contexto actual y la estrategia a seguir y, posteriormente, los requisitos y las necesidades. Deberá analizar los procesos, infraestructuras y tecnologías necesarias, determinar el plan de actuaciones para implementarlas y, por último, supervisar la ejecución de todo el proceso.

Convoyes del ‘Tren Celta’ cuentan con el Asfa digital que evitarían un accidente como el de Porriño

cabeza-tren-accidentado-estacion-prrino

Todos los trenes que prestan el servicio Celta entre Vigo y Oporto cuentan desde este lunes con el sistema de seguridad Asfa digital, más avanzado que el Asfa analógico. De haberse producido el cambio hace un par de meses, el tren que el pasado 9 de septiembre descarriló en O Porriño (Pontevedra) por un exceso de velocidad podría haberse evitado el accidente. Cuatro personas, entre ellas el maquinista, perecieron.

La instalación de este sistema digital, más avanzado que el analógico, fue decidida por Comboios de Portugal a raíz del descarrilamiento en O Porriño, según revela el periódico luso Público. En el accidente de O Porriño el tren circulaba a 118 kilómetros por hora, la velocidad habitual al paso por esa población, en la que no hace parada. Sin embargo, el día del siniestro Adif decidió comprobar el funcionamiento de los desvíos de esa estación y orientó el tren hacia una vía secundaria por la que tenía que circular a un máximo de 30 kilómetros por hora.

Según las comprobaciones realizadas por los investigadores, las señales previas le indicaron al maquinista ese desvío, pero por motivos aún no aclarados el conductor no redujo la velocidad y el tren descarriló. A bordo del tren, el sistema Asfa (Anuncio de Señales y Frenado Automático) analógico avisa al maquinista de la señal existente en la vía y este tiene que pulsar un botón conforme es consciente de esa orden o de lo contrario el convoy se detiene. Sin embargo, una vez pulsado ese botón de reconocimiento de la señal, el Asfa analógico no frena el tren si no lo hace el maquinista, mientras que el Asfa digital sí adecua la velocidad a lo que indica la señal aunque no lo haga el conductor.

Los testimonios recabados este martes por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), en diversas entrevistas realizadas a trabajadores de Adif, Renfe y Comboios, han servido para ratificar algunas de las informaciones ya conocidas, y no se han revelado datos sorprendentes, “ni contradicciones ni cosas extrañas”. Dos de los investigadores de esta Comisió confirman que se han entrevistado con 6 personas, dos de ellas trabajadores de Comboios de Portugal. Entre los testimonios obtenidos, están el del responsable del Centro de Mando de Ourense, el jefe y un compañero del maquinista (un ciudadano portugués que falleció en el siniestro), y operarios de mantenimiento de Adif.

La investigación está en una fase “muy temprana”; se trata de recabar toda la información posible, y con todos esos datos, tanto los obtenidos en las inspecciones del tren y la vía, como los aportados por las personas entrevistadas este martes, “analizarloos y contrastados”. “Estamos en la fase de recopilar datos. Hemos entrevistado a varias personas y ahora analizaremos sus testimonios y sacaremos información que nos sea útil para nuestra investigación”, han señalado. Los investigadores de la CIAF han indicado que, entre la información que manejan están cuestiones relacionadas con las infraestructuras, la señalización, el estado del convoy y, tras las entrevistas de este martes, “lo que vieron” los trabajadores que, de una forma u otra, están relacionados con lo que pasó el día del accidente

De momento se mantienen “todas las hipótesis posibles” acerca de las causas del descarrilamiento. “Nunca se sabe lo que se puede encontrar, es cuestión de ir despacio y no descartar ninguna hipótesis”, indican e insisten en que “es pronto” para precisar más.

Renfe trasladó la noche del lunes al martes el automotor descarrilado, que desde el día del accidente permanecía en una vía secundaria de la estación de O Porriño. La máquina automotor que circulaba en la cabecera del convoy, y que sufrió los mayores daños, ha sido trasladada por carretera al polígono industrial de A Granxa, mientras que los otros dos coches se han llevado a los talleres de la empresa pública en Redondela.