Archivo de la etiqueta: corredor

La Unión Europea prevé que la conexión andaluza en el Corredor Atlántico ferroviario finalice en 2020

ejes-ferroviarios-traseuropeos

Las obras del Corredor Atlántico de ferrocarril, a su paso por Andalucía, deben iniciarse antes de 2015 y concluir en 2020, conectando las ocho provincias andaluzas al centro y norte de Europa. El director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, Miguel Ángel Paneque, y el gerente de Red Logística de Andalucía, Ignacio Álvarez-Ossorio, se han reunido el jueves y el viernes en Bruselas con responsables de la Dirección General de Movilidad de la Comisión Europea para tratar sobre este proyecto.

En líneas generales, dentro de las Redes Transeuropeas, la red básica, en la que se incluyen los corredores Atlántico y Mediterráneo, deben tener terminadas sus obras en 2020, y la red global, en la que se incluyen el resto de líneas de ferrocarril de Andalucía, para 2050. No obstante, los responsables europeos han informado en la reunión de que durante el año 2014 se elaborará un programa de trabajo e inversiones para cada corredor en los que se establecerán plazos concretos para todos los tramos.

El Corredor Atlántico, procedente de los países del norte y centro de Europa, llega por la frontera de Irún desde París hasta Madrid y desde allí se dirige por una parte a Lisboa y por la otra a Algeciras, pasando por Linares (Jaén), Córdoba y Antequera (Málaga). Las ocho provincias andaluzas se encuentran conectadas al mismo mediante líneas existentes y operativas incluidas en la Red global de la UE: Almería y Jaén por Linares, Granada y Málaga por Antequera y Cádiz, Huelva y Sevilla por Córdoba. Sin embargo, su principal cuello de botella es el tramo Algeciras-Bobadilla, aún sin acondicionar ni electrificar.

Los responsables autonómicos también han pedido a la Comisión Europea que impulse la ejecución por parte del Gobierno del Corredor Mediterráneo, que procedente del Este de Europa, pasa por el sur de Francia y cruza la frontera por Girona, atravesando Barcelona, Valencia y Murcia, donde se encuentra actualmente interrumpido por avanzar a muy lento ritmo las obras de su extensión a Almería. De ahí que, a diferencia del corredor Atlántico, el Mediterráneo no se encuentre operativo en la conectividad con el resto de su trazado andaluz, que va de Almería a Huelva y Algeciras pasando por Granada, Antequera y Sevilla.

Paneque ha explicado a los responsables comunitarios que en Andalucía se ha alcanzado el denominado Acuerdo de Antequera para exigir la ejecución urgente de los corredores Atlántico y Mediterráneo, y que ha sido aprobado por el Parlamento andaluz por unanimidad de todas las fuerzas políticas.

Andalucía es la única comunidad portuaria en la que convergen los corredores Atlántico y Mediterráneo, llegando hasta la misma frontera con el continente africano en el puerto Bahía de Algeciras, el de mayor actividad de España y quinto de Europa, mientras que el total de los puertos comerciales andaluces suponen casi el 30% del tráfico nacional.

La Eurocámara financiará los Corredores Atlántico y Mediterráneo con 29.300 millones hasta el año 2020

proyecto-ten-tea-corredores-atlantico-mediterraneo

El pleno de la Eurocámara ha ratificado este martes incluir a los Corredores Mediterráneo y Atlántico en la lista de proyectos prioritarios de la red transeuropea de transportes, lo que significa que ambos proyectos recibirán financiación del programa ‘Conectar Europa’, que cuenta con un presupuesto de 29.300 millones de euros para el periodo 2014-2020, de los que 23.200 se dedicarán a infraestructuras de transportes. En la lista no figura el Corredor Central, pensado para unir España y Francia a través de un túnel por los Pirineos. Este proyecto fue defendido por la ministra de Fomento, Ana Pastor, pero finalmente sólo se le dedicarán fondos para estudios previos.

El voto en el plenario supone la culminación de tres años de intensas negociaciones en torno a los proyectos de transporte “prioritarios” para la Unión Europea. Entre estos se encuentran el corredor Mediterráneo y el corredor Atlántico, que forman parte de los nueve grandes trazados que deberán vertebrar Europa en 2030 en la conocida como red “básica” y que, por tanto, podrán ser cofinanciados en hasta un 40% del coste de su desarrollo. A estos proyectos prioritarios se destinará el 80% de los fondos presupuestados para transporte hasta 2020, tal y como se establece en el programa ‘Conectar Europa’, también respaldado por los eurodiputados. Este instrumento cuenta con un presupuesto de 29.300 millones de euros para el periodo 2014-2020, de los que 23.200 millones se dedicarán a mejorar las conexiones de transporte, 5.120 millones a redes energéticas y 1.000 millones a las telecomunicaciones.

El corredor Mediterráneo unirá los principales puertos de la costa oeste española con Europa a través de Francia, desde Algeciras (Cádiz) hasta la frontera en Portbou (Gerona), pasando por Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña. El corredor Atlántico, por su parte, unirá España con Portugal y Francia pasando por ciudades como Madrid, Medina del Campo, Bilbao, San Sebastián, Irún o también Algeciras.

El programa ‘Conectar Europa’ abre la puerta a que se puedan cofinanciar hasta el 50 % de los gastos de sus estudios preparatorios para este túnel, que puede aspirar a formar parte de la llamada “red global”, aquella que se desarrollará en una segunda fase, hasta 2050.

El Parlamento también ha rechazado incorporar el puerto de Vigo, pese a la petición de los eurodiputados de los dos grandes partidos españoles (PP y PSOE), que presentaron de nuevo enmiendas para lograrlo. Las enmiendas decayeron sin llegar a votarse al aprobar la Eurocámara la lista previa pactada con los Gobiernos. Los parlamentarios españoles alegaban que el de Vigo es el mayor tráfico del mundo en productos de pesca para consumo humano, tiene un carácter estratégico para el noroeste de la Península por su volumen de mercancías y pronto entrará en funcionamiento la autopista del mar que le une con Francia. “La red principal estará incompleta si no incluye el puerto de Vigo”, dijo el eurodiputado del PP, Francisco Millán, en el debate previo.

Además del Corredor Atlántico y del Mediterráneo, España ha incluido en la lista de proyectos prioritarios la autopista del mar y conexión ferroviaria A Coruña-Vigo-Palencia-Gijón-Palencia, la alta velocidad A Coruña-Madrid, las conexiones ferroviarias Huelva-Sevilla y Bilbao-Pamplona-Zaragoza-Sagunto y la autopista del mar Barcelona-Valencia-Livorno. Asimismo, el acuerdo incluye en la red principal los puertos españoles de A Coruña, Algeciras, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Gijón, Huelva, Las Palmas, Palma de Mallorca, Sevilla, Tarragona, Tenerife y Valencia, así como el puerto fluvial de Sevilla.

En cuanto a los aeropuertos, figuran en la red principal Alicante, Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife Sur y Valencia.

El conjunto de los proyectos servirán para unir en toda la UE 94 grandes puertos principalmente vía ferrocarril, pero también por carretera; enlazar 38 aeropuertos considerados “clave” por estar en grandes ciudades; convertir 15.000 kilómetros en líneas de alta velocidad; y la conclusión de 35 planes transfronterizos con los que “reducir los estrangulamientos actuales“.

Impulso europeo para los corredores ferroviarios Mediterráneo y Atlántico en 2014

ejes-ferroviarios-traseuropeos

El secretario de Estado español de Infraestructuras, Transporte y Viviendas, Rafael Catalá, ha destacado el “desafío” que supone para España el desarrollo del corredor Mediterráneo y del corredor Atlántico a partir del próximo año, en el que comenzarán a financiarse los “proyectos prioritarios”. “Abrimos una nueva etapa” en la puesta en marcha de la Red Transeuropea de Transportes, explica Catalá, dado que en enero comienza el periodo de financiación a medio plazo (2014-2020) de las infraestructuras consideradas como prioritarias para la Unión Europea.

“El desarrollo de nuestros dos corredores es nuestro principal desafío“, dijo el secretario de Estado español, quien destacó también la importancia de las autopistas del mar y el respaldo a los puertos españoles. Catalá recalcó el “trabajo fundamental” que se está llevando a cabo en el corredor Mediterráneo en su recorrido por España, al que se han presupuestado “más de mil millones de euros”, un enfoque prioritario que también se aplica al corredor Atlántico. Catalá ha firmado con los representantes de Francia y Portugal una declaración de apoyo al desarrollo de sus corredores de transporte, durante las jornadas dedicadas a la TEN-T que se celebran en la capital de Estonia, un acto en el que también estuvo presente el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable de Transportes, Siim Kallas.

Preguntado por la decisión de Francia de retrasar la instalación de la alta velocidad en los tramos ferroviarios que enlazan con la frontera española, Catalá afirmó que el Gobierno español “permanentemente plantea” a París la “importancia” de los corredores. “Es fundamental que Francia esté comprometida; es muy importante que haya reciprocidad en los proyectos transfronterizos, no tiene mucho sentido que cuando haya tramos transfronterizos no haya una velocidad homogénea, lo que tiene que ver con Francia y también con Portugal”, explicó.

Catalá aseguró que Francia ha expresado al Gobierno español “su compromiso de mantener las conexiones de los corredores“, aunque indicó que el hecho de que la velocidad de los tramos franceses “sea alta o convencional son estándares de calidad de servicio que son responsabilidad y competencia francesa”. “Nosotros llegamos con alta velocidad, pero no podemos decir nada sobre la velocidad en los tramos franceses”, aseguró Catalá, quien subrayó la “magnífica relación” que mantienen España y Francia.

Durante las jornadas TEN-T, los responsables nacionales y europeos han podido “hacer balance de todo el trabajo” que se ha hecho en los últimos años para desarrollar las conexiones entre los países europeos. Catalá afirmó que España se encuentra “satisfecha con el balance final” ya que, aunque no ha logrado el reconocimiento de todas las infraestructuras como elegibles para ser cofinanciación europea, sí ha habido un “apoyo unánime a la mayor parte de las peticiones”. El secretario de Estado recordó que al haber obtenido el reconocimiento de varias infraestructuras como proyectos prioritarios, España podrá beneficiarse de cofinanciación comunitaria a través del instrumento ‘Conectando Europa’, que está dotado con unos 26.000 millones de euros para el periodo 2014-2020. Catalá recalcó la importancia del proyecto Rail Báltica, dado que supone una oportunidad para las empresas españolas de participar en su desarrollo y “trasladar la experiencia de España en la alta velocidad”.

También el Gobierno portugués aplaude el compromiso de los tres países y la Comisión Europea para la creación de un corredor atlántico que enlace el sistema ferroviario de mercancías de Portugal con el resto de Europa. El secretario de Estado de Transportes luso, Sérgio Monteiro, afirmó que la iniciativa permitirá la unión comercial del país con el sistema ferroviario europeo y con ello el aumento de la competitividad a los bienes y servicios de Portugal.

Según fuentes de la Secretaría de Transportes lusa, el proyecto ligará las ciudades portuguesas de Sines, Setúbal, Lisboa, Évora, Santarém, Leiria, Coimbra, Aveiro, Oporto, Viseu y Guarda, con París, y tendrá una extensión hasta Manheim (Alemania). En Portugal la red servirá, además, para conectar el puerto comercial de Sines (Portugal), una de las puertas principales de la UE para el comercio marítimo con América Latina, con Madrid, Irún y el resto del continente.

El proyecto del corredor atlántico fue aprobado en 2011 por la Comisión Europea como parte de una futura red transeuropea de transportes. La fase de inversión para estas infraestructuras empieza el próximo año en el marco del sistema de financiación comunitario previsto para 2014-2020.

El Gobierno reduce un cuarto la inversión en infraestructuras ferroviarias

Menos dinero para el tren. El Gobierno destinará 3.778,74 millones de euros a infraestructuras ferroviarias en 2013, un 26% menos que este año, (5.107,1 millones), lo que supone casi el 40% de la inversión total prevista en infraestructuras (9.607,9 millones) contemplada en los presupuestos generales del Estado para 2013.

El grueso de ese presupuesto previsto para el transporte ferroviario corresponde a las líneas de alta velocidad (AVE), en las que el próximo año se llevarán a cabo actuaciones en los corredores Norte-Noroeste, Mediterráneo, Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia, Andalucía, Extremadura y Mediterráneo-Cantábrico.

Dentro del corredor Norte-Noroeste destacan las actuaciones en las líneas Madrid-Galicia y Madrid-País Vasco, mientras que en el del Mediterráneo se continuará con la redacción de proyectos en el tramo Castellón-Tarragona, la integración del ferrocarril en Tarragona, y actuaciones en Lorca, dentro del tramo Murcia-Almería que construye el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

En la línea Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia se ha previsto terminar los estudios en curso del eje pasante de la red arterial ferroviaria de Valencia.

En el corredor de Andalucía habrá actuaciones en la línea Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén, la de Jaén-Córdoba, las de Bobadilla-Ronda-Algeciras, Sevilla-Huelva-Faro, Granada-Almería y en el corredor de la Costa del Sol, en la línea Sevilla-Cádiz.

Por su parte, en el corredor de Extremadura se prevén actuaciones en el tramo entre Pantoja, en la línea Madrid-Sevilla de la que parte este corredor, y Navalmoral, tramo en el que está redactando los proyectos constructivos, así como los estudios informativos para la integración del ferrocarril en las ciudades (Talavera, Cáceres, Mérida y Badajoz).

En el corredor Mediterráneo-Cantábrico, que desde Sagunto (Valencia) conecta el corredor Mediterráneo con la cornisa cantábrica, se harán en 2013 estudios informativos de múltiples tramos, entre otras actuaciones.

El Gobierno ejecutará un plan global en Cercanías que incluirá la ampliación de la longitud de la red, el aumento de la accesibilidad, capacidad y seguridad y la creación de nuevas estaciones e intercambiadores y la mejora de las existentes, de forma que se prevén actuaciones en Barcelona, Madrid, Cádiz, Málaga, Alicante, Murcia, Sevilla, Valencia, Asturias, Zaragoza, Galicia y Tren de la Costa.

En la red ferroviaria convencional, las actuaciones se centrarán en la mejora de las líneas, la supresión de pasos a nivel y el acceso a puertos e instalaciones de mercancías.

El Gobierno confía en que la CE declare prioritario el Corredor Mediterráneo

El Ministerio de Fomento tiene “plena confianza” de que se va a lograr que el Corredor Mediterráneo sea incluido por la Comisión Europea en su propuesta de revisión de redes transeuropeas de transporte que se presentará el día 19. El Ejecutivo español ha a planteado que, junto al Corredor del Mediterráneo, se incorporen a la red básica otros grandes corredores transversales, el Cantábrico mediterráneo -que unirá el País Vasco con Valencia pasando por Zaragoza- y el Atlántico Mediterráneo, que unirá Valencia con Portugal pasando por Extremadura y Castilla-La Mancha.

Fomento asegura que se está construyendo “una nueva España en red” que debe aparecer reflejada también en las redes transeuropeas de transporte, en la que el Corredor Mediterráneo se erige como una pieza “imprescindible”, en la “columna vertebral” del nuevo sistema de transporte, en el que la Comunitat Valenciana será “pieza central”.

Desde el ministerio se reivindica la construcción de un sistema de transporte mallado “para no levantar barreras” entre los ciudadanos ni “polémicas” entre los territorios, sino para que todos juntos puedan llegar “más lejos”, desde la cooperación entre instituciones y agentes sociales y económicos. El Goberno español destinará 51.300 millones de euros hasta 2030 al Corredor Mediterráneo, de los que desde 2004 y hasta final de este año se habrán invertido ya 10.000 millones, lo que a su juicio está “blindando” el carácter prioritario de un corredor que ya tiene en funcionamiento 430 kilómetros.

El responsable de la cartera ha ratificado que en 2012 la alta velocidad llegará a Alicante y se pondrá en servicio el AVE entre Barcelona y la frontera francesa; en 2014 entrará en funcionamiento el AVE entre Alicante y Murcia, y el AVE entre Valencia y Castellón finalizará en el horizonte de 2014. El titular de Fomento asegura que han ejercido “toda la presión” para defender este “ambicioso” corredor desde Algeciras hasta la frontera francesa, no por una cuestión “política, sino de números”, ya que discurre por el 40 % de la población española y del PIB nacional.

Portugal prioriza el transporte de mercancías con Europa antes que el AVE con España

El ministro de Economía portugués, Alvaro Santos Pereira, ha explicado que el desarrollo del transporte ferroviario de mercancías con Europa para impulsar las exportaciones es más prioritario que el tren de alta velocidad (AVE) con España, proyecto que suspendió el nuevo Ejecutivo luso en junio. “Más importante que tener un tren de alta velocidad, son las exportaciones (…) Tenemos que convencer a España de que es el interés de todos”, aseguró Santos Pereira en alusión al Eje 16 de la Red Transeuropea de Transporte, el corredor ferroviario que uniría el puerto de Sines (sur de Portugal) con París a través de Madrid.

No obstante, explicó que el Gobierno estudia todavía los proyectos sobre el AVE, que empezó a revisar a finales de junio cuando anunció su paralización al presentar su programa.

El primer ministro, el conservador Pedro Passos Coelho, cumplió entonces su promesa electoral y anunció la suspensión de la construcción del AVE Lisboa-Madrid, a pesar de que el anterior Ejecutivo socialista (2009-2011) ya había adjudicado por 1.668 millones de euros el tramo más largo de las obras en suelo luso (170 kilómetros).

El proyecto de tren rápido entre Portugal y España, que tenía pendiente de adjudicación su trecho más corto -el más caro de ejecutar al tratarse de una travesía en la desembocadura del río Tajo-, estaba previsto para funcionar en 2013 y uniría a ambas capitales en 2 horas y 45 minutos.

Santos Pereira defendió la paralización como una medida coyuntural de ahorro para frenar la crisis económica que sufre el país y hacer frente a los compromisos de su rescate financiero internacional, tasado en 78.000 millones de euros. “Si hace diez o quince años tenía sentido, en este momento podría tener consecuencias para el país”, advirtió el ministro durante su primera comparecencia ante el Parlamento para aclarar la reciente subida de los precios de los transportes públicos lusos (un 15 % de media).

Según el ministro, el Gobierno anunciará “en el tiempo oportuno” las conclusiones finales del estudio del proyecto del AVE, sobre el que el Ejecutivo contempla una posible revisión de costes y calendario. Santos Pereira añadió que también se está evaluando la construcción del nuevo aeropuerto de Lisboa, otra obra del anterior gobierno, prevista para 2018. “Estamos revaluando estos proyectos. Debemos estudiar bien y, estudiando bien, presentaremos nuestras conclusiones lo más rápidamente posible”, adujo.

Sin dar más detalles sobre esos planes, el ministro recalcó que la voluntad del Gobierno es centrarse ahora en la competitividad de las exportaciones portuguesas y por esa razón la conexión ferroviaria para las mercancías es “más importante” que el AVE.

Esa conexión, planeada por la Unión Europea (UE), partiría de los puertos de Sines y Algeciras (España), atravesaría la Península Ibérica pasando por Madrid y el macizo central de los Pirineos, y llegaría a Tarbes (Francia) y París.

Firme compromiso empresarial e institucional para reclamar a la UE el Corredor Mediterráneo

Un clamor unánime. Varias instituciones públicas y agentes económicos y sociales de Almería, Granada, Málaga y Murcia han suscrito un documento en el que reclaman a la Comisión Europea la inclusión del Corredor Ferroviario Mediterráneo en toda su extensión en la Red Central Trans-Europea. La iniciativa ha sido impulsada por la Cámara de Comercio de Almería, la Confederación de Empresarios de la Provincia de Almería (Asempal) y la asociación Promoción de Grandes Ejes Ferroviarios de Mercancías Escandinavia-Rin-Ródano- Mediterráneo Occidental (Ferrmed).

También se han sumado por ahora los ayuntamientos de Almería, Adra, Málaga, Motril, Lorca y Cartagena, la Diputación Provincial de Almería, los Empresarios de la Costa Tropical, la Confederación Granadina de Empresarios, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), la Cámara de Motril, los colegios de Economistas y de Ingenieros de Caminos de Almería, el aeropuerto almeriense, los sindicatos UGT y CCOO y la Asociación de la Prensa de Almería.

El documento solicita a la Comisión Europea que tome “con inmediatez las medidas necesarias” para la inclusión en la Red Central Trans-Europea del Corredor Mediterráneo hasta Algeciras, pasando por las comunidades autónomas de Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía, incluidas las provincias de Almería, Granada y Málaga. Asimismo, insta al ministro de Fomento, José Blanco, a que traslade al comisario europeo de Transportes, Siim Kallas, la apuesta del Gobierno español por esta infraestructura.

El Ministerio de Fomento trabaja junto con los gobiernos de Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía para conseguir que la UE incluya este corredor entre las redes traseuropeas prioritarias en la revisión que realizará el próximo mes de septiembre. Fomento prevé que el Corredor Mediterráneo entre la frontera francesa y Algeciras (Cádiz) esté “plenamente operativo” en el horizonte de 2020 tras ejecutar una inversión total de 51.300 millones de euros, según anunció el titular del Departamento, José Blanco, el pasado mes de marzo, cuando presentó el estudio técnico de este eje.

El presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano, ha valorado el compromiso expresado por el ministro por el Corredor Mediterráneo en toda su extensión, pero ha subrayado la necesidad de insistir ante Bruselas para que la Comisión Europea acceda a su inclusión en el programa de la Red Trans-Europea, una decisión que deberá tomarse el próximo mes de septiembre. Ha subrayado que esta infraestructura, que permitirá el transporte de pasajeros y mercancías a alta velocidad, es de gran transcendencia para todas las provincias mediterráneas.

Estas provincias, subraya el documento, representan el 40% de la población y del Producto Interior Bruto (PIB) del país, además del 50% de la producción agrícola, el 55% de la producción industrial, el 60% de las exportaciones y del tráfico terrestre de mercancías, el 65% del tráfico marítimo y el 70% del turismo.

La declaración insiste en que el Corredor Mediterráneo es “el más importante y el único que permitiría que la Península Ibérica se convertiera en una plataforma logística intercontinental de primer orden” y añade que se trata de un ” corredor estratégico para la Unión Europea, al unir Escandinavia y el Centro de Europa con el Norte de África por el camino más corto”. Además, advierte de que la no inclusión del Corredor Mediterráneo en la Red Trans-Europea supondría un “agravio comparativo” respecto a Italia, donde el corredor prioritario interrelaciona todos los puertos meridionales hasta llegar a Palermo, en la isla de Sicilia.

El Ministerio dirigido por José Blanco también apoya el trazado mediterráneo. Fomenrto defiende esta infraestructura porque es “fundamental” para convertir a España en una plataforma logística intercontinental, “una puerta de Europa para África, Asia y Suramérica”, Y ya se han puesto manos a la obra. De hecho, el titular de la cartera anunció hace unos días en el Senado que se han iniciado los trabajos para implantar un tercer carril ferroviario, en el marco del Corredor del Mediterráneo , entre Valencia y Barcelona, con la inclusión de dos ramales de conexión específicos con las factorías de Ford y Seat.

El ministro dijo que el Corredor del Mediterráneo , que va a incluirse en la Red Básica Transeuropea de Transporte, va a ser un “hub” (centro de distribución) para impulsar el comercio hacia varios continentes y añadió que se trata de un proyecto “irrenunciable” en toda su extensión, 1.800 kilómetros desde Algeciras (Cádiz) a la frontera francesa. Blanco también anunció que en 2012 se van a finalizar las obras ferroviarias entre Barcelona y la frontera francesa, va a llegar la alta velocidad a Alicante, y se va a lanzar la primera fase de la licitación del AVE entre Valencia y Castellón.

El ministro recordó que en otoño se va a hacer la propuesta de este corredor en Bruselas y que además hay otra serie de corredores ferroviarios que también son importantes para España, como son el Cantábrico- Mediterráneo o el Atlántico- Mediterráneo. Blanco, que señaló que entre 2010 y este año se han invertido unos 3.000 millones de euros en el Corredor del Mediterráneo , dijo que la inclusión del corredor ferroviario en la Red Transeuropea es un compromiso del Gobierno “ahora mayor que nunca”.

Por su parte, los ingenieros han propuesto al Ministerio de Fomento la realización de un estudio que evalúe la posibilidad de ejecutar la construcción del Corredor Mediterráneo “con el menor coste posible”. “Se trata de aplicar inteligencia técnica y estudiar la posibilidad de aprovechar tramos que ya estén construidos y que puedan ser útiles” para articular esta línea, explicó el presidente de la patronal de empresas de ingeniería Tecniberia, José Luis González Vallvé. Para ello, sugiere que el Ministerio de Fomento y el resto de administraciones se coordinen y promuevan conjuntamente esta evaluación sobre la ejecución de este corredor.

El presidente de la patronal de los ingenieros recordó que el proyecto del Corredor Mediterráneo no es igual que el de una línea AVE, en el que es preciso construir toda la infraestructura en su totalidad. “Se trata de construir con el menor coste posible un corredor de mercancías a lo largo de todo el arco Mediterráneo”, añadió. Para el presidente de Tecniberia la necesidad de articular este corredor demuestra que “no está todo hecho” en materia de infraestructuras en España, en contra de lo que se defiende desde otros sectores.

“El Corredor Mediterráneo es necesario para facilitar la salida hacia Europa de las mercancías que se generan en unas regiones que copan gran parte de las exportaciones españolas y para reequilibrar los distintos modos de transportes, trasvasando al tren parte de la mercancía que actualmente se transporta por carretera”, defendió.

Fomento cita a las comunidades en julio para abordar la gestión sobre el Corredor Mediterráneo

El Corredor Mediterráneo centra de nuevo el debate ferroviario. El ministro de Fomento, José Blanco, convocará en la primera quincena de julio a los consejeros de Transportes de Cataluña, Comunitat Valenciana, Murcia y Andalucía para informarles de las gestiones llevadas a cabo por el Gobierno ante la UE respecto al pasillo mediterráneo. El corredor, que discurrirá entre la frontera francesa y Algeciras, se convertirá en un eje transversal de transporte de mercancías y de viajeros en alta velocidad que romperá la radialidad de la red existente

El Gobierno trabaja intensamente desde 2004, y aún más desde que Blanco se encargara de Fomento en 2009, para que la UE incluya el corredor como eje prioritario transeuropeo. Aparte de las gestiones realizadas ante la UE, Fomento ya ha ejecutado inversiones por valor de 8.400 millones de euros para la puesta en marcha de este eje ferroviario, a pesar de los recortes que han sufrido otros proyectos. El eje estará plenamente operativo en 2020 y conectará las principales ciudades del arco mediterráneo, dando acceso a sus puertos y sus nodos logísticos. En total, el Gobierno destinará más de 51.300 millones de euros a todas las actuaciones previstas en el corredor.

El objetivo del Gobierno es que en la próxima revisión de la red europea de transportes, el corredor quede incorporado como eje prioritario, lo que le permitirá recibir una financiación especial e ir posicionándose como principal plataforma logística intercontinental y europea.

Este corredor ferroviario discurre a lo largo de 1.300 kilómetros por cuatro comunidades autónomas, Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía, once provincias y aglutina casi la mitad de la población española y el 40% del PIB. El ministro Blanco ha señalado que el Gobierno está haciendo todo el esfuerzo posible para que la Comisión Europea decida incluir esta infraestructura como proyecto prioritario dentro de las infraestructuras de transporte, lo que supondría, entre otras cosas, la posibilidad de acceder al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para su financiación.

El ministerio ya explicitó hace unos meses que las mercancías tendrán una “circulación preferente” en el eje mediterráneo, contentando así a algunas voces como la del lobi ferroviario Ferrmed que temía que el corredor tuviera como protagonista a los pasajeros. Estas mercancías, además, viajarán prioritariamente por ancho de vía internacional gracias a varios tramos en los que se colocará un tercer raíl en la vía para favorecer que se usen indistintamente por trenes de los dos tipos. Además, en el estudio se explicita que podrán ser servicios de hasta 750 metros de longitud, otra de las condiciones para que sean rentables para las empresas.

El Gobierno vasco defiende en Bruselas el corredor ferroviario atlántico

A vueltas con el corredor de mercancías. El Gobierno vasco lo tiene claro. Y tanto lo cree necesario que ha hecho una firme apuesta por el mismo. Europa necesita imperiosamente contar con una red ferroviaria atlántica para el transporte de mercancías en buenas condiciones. “Se ha convertido auténtica exigencia”, explica el consejero vasco de Transportes, Iñaki Arriola.

El representante del Gobierno vasco ha presidido en Bruselas una reunión de alto nivel con delegados de otras regiones de la UE para impulsar la creación de una red interregional de operadores públicos y privados con el fin de promocionar el llamado “corredor ferroviario atlántico de mercancías”.

En rueda de prensa, Arriola dijo que el gobierno autónomo de Euskadi tiene previsto solicitar ayuda comunitaria en febrero de 2011.

Añadió que entre los propósitos para 2011-2012 también está el desarrollo de acciones de presentación a la sociedad, así como la captación de colaboraciones público-privadas, a través de cámaras de comercio u organizaciones empresariales del transporte.

El corredor ferroviario de mercancías pretende mejorar la actual red existente y eliminar el problema de los diferentes anchos de vía entre España y Francia.

En la reunión, convocada por el gobierno vasco, han estado representadas las comunidades españolas de Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla y León, Aragón y Navarra, y la región francesa de Aquitania, además de autoridades de la UE.

El consejero vasco definió el encuentro de esta mañana en Bruselas como el “colofón” de todo lo que han sido las reuniones preparatorias que se han venido desarrollando desde la primavera, y agregó que, a partir de aquí, se seguirá avanzando para la constitución de este “objetivo estratégico para el conjunto de las regiones”.

Arriola reconoció que se trata de una labor “ardua” pero se mostró convencido de que la reunión servirá de “impulso” para seguir trabajando en el futuro.

El corredor trata de aprovechar infraestructuras que en estos momentos están desarrolladas y tomar iniciativas que puedan permitir una mejor conexión de la red ferroviaria nacional con la europea.

Para el consejero vasco, la carretera en estos momentos es la “reina del transporte” y “lo va a seguir siendo”, pero es necesario conseguir un equilibrio nuevo entre los modos de transporte.

En términos de sostenibilidad, hay que “evitar el colapso de la red de infraestructuras de carreteras y conseguir que otros modos de transporte como el ferroviario y marítimo adquieran mayor terreno”, comentó.

El corredor ferroviario atlántico de mercancías, de 2.000 kilómetros, conecta más de diez regiones de cinco países de la UE y afecta en torno a 62 millones de habitantes, según datos de Eurostat correspondientes a 2007.

Conectaría los puertos de Sines, Lisboa, Leixoes, Vigo, Gijón, Santander, Bilbao, Burdeos, Nantes-Saint Nazaire, Le Havre, Amberes y Rotterdam, entre otros.

Serviría además a grandes capitales como París, Madrid o Lisboa, a regiones industriales como el País Vasco, a otras regiones como Aquitania y Flandes, considerada esta última como un centro logístico de primer nivel.

(Ante la confusión que podía provocar la imagen, más propia del corredor mediterráneo, he decidido cambairla)

La Administración estudia la conexión de los corredores ferroviarios cantábrico y mediterráneo

El Gobierno vasco ha dado luz verde a un protocolo general de colaboración entre el Ministerio de Fomento, el Ejecutivo de Euskadi y el de Navarra para la dirección del estudio informativo del proyecto de corredor ferroviario de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo, Tramo Pamplona-conexión Y Vasca.

El protocolo establece el marco general, las pautas y la metodología que regulan las relaciones recíprocas entre las tres instituciones para la codirección del estudio informativo. El objetivo principal es la colaboración entre las tres instituciones para alcanzar una solución “adecuadamente integrada” en el territorio y compatible con los diversos condicionantes que sean competencia directa de cada una de las administraciones.

El Ministerio de Fomento redactará el estudio informativo y será la administración contratante de los servicios que se precisen para su elaboración.

El estudio será formalmente dirigido por un técnico de la Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias del Ministerio de Fomento y habrá un coordinador de los trabajos por parte tanto del Gobierno vasco como del de Navarra. Todas las decisiones que afecten a la concepción global del estudio informativo se consensuarán entre las administraciones participantes.

v