Archivo de la etiqueta: alquiler

¿Renfe bloquea los planes de Air Nostrum?

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que el lanzamiento del nuevo servicio privado internacional por tren entre Madrid y Montpellier (Francia) por Ilsa, empresa de los socios de Air Nostrum, «tendrá efectos positivos para los usuarios». El regulador de la competencia ha comunicado que el objetivo principal de este nuevo servicio de transporte es el tráfico internacional de viajeros, como respuesta a la solicitud de Renfe, por lo que no ha puesto objeciones al proyecto. Sin embargo, la compañía que preside Isaías Táboas se resiste a la posibilidad de encontrarse con un competidor en la vía.

La operadora ferroviaria pública alegó el pasado 29 de junio ante la CNMC que el proyecto de Ilsa de operar una ruta de alta velocidad privada Madrid-Montpellier, con paradas en Zaragoza y Barcelona, no cumplía con los requisitos para ser considerado transporte internacional. La CNMC añade que la nueva línea proyectada por Ilsa «triplicará las frecuencias actuales» entre Madrid y la ciudad francesa y las incrementará en un 50% desde Barcelona. El análisis subraya que los tiempos de viaje propuestos por Ilsa son un 10% inferiores a los de Renfe y serán, según la información remitida por el operador, más baratos.

El organismo regulador analizará a partir de este momento la solicitud de intervención solicitada por Ilsa para poder utilizar los trenes de la serie S-100 de Alstom propiedad de Renfe Alquiler. Sin embargo, la compañía que preside Isaías Táboas ha advertido al regulador de que no dispone del material ferroviario necesario para alquilar a Ilsa en la operación de esta ruta, como figura en el plan de negocio del grupo valenciano. Ilsa lleva meses trabajando en alternativas para saltarse las trabas de Renfe. Al parecer, baraja alquilar material móvil en Italia, donde la liberalización del sistema ferroviario se encuentra en una fase mucho más avanzada.

El Ministerio de Fomento parece que se está planteando recurrir por la vía contenciosa-administrativa la resolución de la CNMC, lo que en primera instancia, si se admitiera, podría retrasar la entrada de operadores privados en el sector ferroviario. La posición de bloqueo se extiende también a Renfe Alquiler, que argumenta razones de disponibilidad para negar a Ilsa el arrendamiento de los trenes, pese a que sus líneas están lejos de alcanzar la plena ocupación. La mercantil sostiene además que los S-100 “ni están homologados para circular por la red ferroviaria francesa ni son aptos técnicamente para ello”, y hace referencia al coste que supuso para ella adecuar los trenes a la red española. El regulador examina con lupa la situación desde hace semanas y tiene abierto un expediente. La filial de la sociedad pública ha retirado de su web la oferta de alquiler de trenes de pasajeros, tanto los S-100 de Alstom como los convoyes CAF S120, que también maneja.

El perador privado cumple con todos los requisitos y certificaciones para ser la primera empresa que ofrece rutas de pasajeros en territorio español, anticipándose así a la liberalización completa en trayectos de media y larga distancia prevista para 2020. La CNMC establece como requisito para que una ruta de alta velocidad sea considerada como transporte internacional y no doméstico aún no liberalizado, que sus trenes deben recorrer al menos el 20% del trayecto fuera de España y conseguir allí el 30% de sus ingresos y transportar, al menos, a tres de cada diez viajeros más allá de la frontera. Competencia puntualiza que sus conclusiones se basan en el análisis del plan de negocio aportado por Ilsa, así como en previsiones de demanda y datos reales del número de viajeros y precios de los servicios internacionales que actualmente presta Renfe.

También recuerda que, en la actualidad, los servicios de tráfico internacional de pasajeros -entre diversos Estados miembros- están abiertos a la competencia, mientras que, en el caso de los servicios nacionales, los diferentes países de la Unión Europea tienen de plazo hasta 2020 para completar su liberalización.

Anuncios

Comboios de Portugal alquila más trenes a Renfe

El presidente de los Ferrocarriles Portugueses (CP) anunció ante la Comisión de Economía, Innovación y Obras Públicas del Parlamento portugués, que pretende alquilar más trenes a Renfe, aparte de las veinte unidades españolas que ya tiene en servicio la operadora portuguesa. CP opera en la actualidad con veinte unidades de la serie 592, tras pasar por un proceso de remodelación integral en los talleres de Integria en Valladolid.

Comboios de Portugal sufre una grave falta de material rodante, con un parque cuya media de edad es de 55 años, y con un problema de personal en su filial de mantenimiento Emef que dificulta mantener los trenes operativos. El presidente de CP, también adelantó la posibilidad de sacar a concurso internacional el mantenimiento y la reparación de la flota. Carlos Nogueira explica que los pliegos del concurso público están ya elaborados y el lanzamiento de la licitación solo depende de la autorización del Gobierno portugués

Mientras se decide sobre el alquiler, el mantenimiento y la adquisición de material rodante, CP sigue suprimiendo servicios como ocurrirá a partir de agosto en varias líneas, obligada por la escasez de trenes operativos, según informa el diario portugués Publico.

Los trenes de Renfe en explotación por CP son veinte unidades de la serie 592, los ‘Camellos’, que fueron construidos entre 1981 y 1982. En 2010, Renfe y CP firmaron el primer contrato de alquiler de este material para un total de diecisiete unidades. En 2014 se renovó el contrato hasta 2017, con prórroga automática hasta 2018, se incluyeron tres unidades más en el acuerdo. Las unidades, ya retiradas del servicio en España fueron revisadas y modernizadas antes de su puesta en servicio en Portugal.

Los vehículos pasan por la renovación completa del interior y de la pintura exterior, con la imagen corporativa de la compañía portuguesa. Además, Integria realiza la instalación de los sistemas de control de velocidad y de comunicación que operan en Portugal.

(Imagen Vía Libre)

Adif vende viviendas y alquila cien locales

El Administrador de Infraestructuras Inmobiliarias (Adif), empresa pública promotora y gestora de la red ferroviaria, tiene en venta unos ochenta activos inmobiliarios, fundamentalmente viviendas y suelos, repartidos por varias provincias españolas y cuyos precios suman un importe total de 9,8 millones de euros. En el marco de esta política, la compañía que preside Juan Bravo también ofrece en alquiler un total de 56 locales comerciales repartidos por localidades de un total de 16 provincias.

La compañía pública dependiente del Ministerio de Fomento avanza así en su política de desinversión de activos no necesarios para su actividad ferroviaria coincidiendo con la recuperación del sector inmobiliario. En virtud de su estrategia, Adif vende o cede la gestión de activos no afectados por su negocio principal, la construcción y gestión de líneas de tren, con el fin de optimizar la gestión de su patrimonio y obtener recursos adicionales para seguir invirtiendo en la red ferroviaria.

En cuanto a las viviendas con el cartel de ‘se vende’, se trata de activos que quedaron desiertos en subastas previas. Los pisos están situados en poblaciones o capitales de trece provincias y sus precios de venta oscilan entre los 16.000 euros de una vivienda de Venta de Baños (Palencia) y los 131.000 de otra situada en Jérez de la Frontera (Cádiz). No obstante, entre los activos que Adif busca vender sobresalen varias parcelas de suelo, seis de ellas ubicadas en Madrid y una más en Leganés.

Esta última es la más extensa, dado que presenta 3.608 metros cuadrados de superficie de suelo urbano, que ofrece una edificabilidad máxima de 5.232,26 metros cuadrados, y se ha puesto a la venta con un precio de 2,14 millones de euros. Entre los activos figuran asimismo viviendas en Jérez de Frontera, de entre 72 y 99 metros cuadrados de superficie, con dos o tres dormitorios y garaje, a precios de entre 90.000 y 131.000 euros, además de varios locales en Valencia capital. El resto de los pisos en venta, nuevos o para reformar, están repartidos por las provincias de A Coruña, Ávila, Ciudad Real, León, Ourense, Palencia, Salamanca, Tarragona, Valladolid y Zaragoza.

Adif suma esta nueva desinversión a las realizadas en los últimos años. En el ámbito inmobiliario, a finales de 2014 vendió mediante subasta pública un terreno en pleno Paseo de la Castellana de Madrid, que se adjudicó por 136 millones de euros El Corte Inglés, que tiene justo al lado su mayor centro del país. Dos años después, la inmobiliaria Vía Célere compró a Adif y también a Repsol un terreno que estas dos empresas compartían en la zona de Méndez Álvaro de la capital por un importe 29,1 millones.

Más allá de este sector, Adif cedió hace unos años en régimen de concesión la gestión de los aparcamientos de las estaciones de tren y de su red de fibra óptica, una de las mayores del país. Los primeros se los quedó Saba y la segunda, REE.

Portugal rechaza alquilar más trenes a Renfe

trenes-talgo-servicio-combois

Portugal da un portazo a Renfe y a Comboios. La operadora portuguesa tenía intención de recurrir a cinco trenes españoles mientras se revisaban diez convoyes pendulares. Comboios pretendía echar mano de los S-120. Pero el Gobierno socialista portugués de Antonio Costa rechaza los planes para alquilar más trenes de largo recorrido españoles, fundamentalmente para las líneas de Alfa Pendular, entre Faro y Braga, y regionales.

«La decisión está tomada. Se trata simplemente de no aceptar la petición que nos ha hecho Comboios de Portugal para una situación en concreto», señala el Ministerio de Infraestructuras. Pero eso «no quiere decir que no continuemos con los contratos en curso con Renfe, que deben ser cumplidos, y con las excelentes relaciones entre Comboios y Renfe», añadió.

La decisión se produce justo después del accidente del ‘Tren Celta’, que cubre el servicio en la línea Vigo-Oporto, que causó la muerte del maquinista luso al frente de los coches de origen español. “No tiene nada que ver un asunto con el otro. Queremos restar importancia a la polémica que se ha montado en Portugal con lo de los alquileres con España. Nosotros no teníamos nada apalabrado con Comboios», para continuar asegurando que «estamos haciendo nuestros estudios y decidiremos la mejor solución con calma», señalan fuentes del Ejecutivo.

Lo cierto es que, cuanto se produjo el descarrilamiento, se alzaron las voces contra este tipo de práctica, pues provocan que las cuestiones de fiabilidad y seguridad escapen al Estado portugués. Ahora se trata de los convoyes S-120. La polémica estalló el pasado jueves, en la primera sesión quincenal del Parlamento luso tras las vacaciones, cuando varios diputados del Partido Comunista llevaron al pleno la respuesta que les había dado el ministerio de Pedro Marques sobre la petición de Comboios de Portugal de alquilar más trenes a Renfe para cubrir las necesidades urgentes. La declaración oficial, en respuesta a una interpelación de los comunistas, aclara: «El Gobierno ha optado por no prolongar la decisión del anterior Ejecutivo de privilegiar y perpetuar la solución de alquilar material de circulación. Vamos a realizar análisis complementarios para un eventual refuerzo de la oferta».

El Ministerio de Infraestructuras confirmó por carta a los diputados comunistas «la intención de no alquilar más trenes de largo recorrido a Renfe y de buscar otras soluciones internas». Se da la casualidad de que el Partido Comunista, uno de los apoyos decisivos del Gobierno minoritario de Antonio Costa, defiende el final de dichos alquileres y apuesta por trenes de fabricación nacional y 100% portugueses.

Hace cuatro años comenzó a multiplicarse un 17% esta práctica bajo el mandato de los socialdemócratas de Passos Coelho, pero la puesta en marcha de esta solución correspondió al Gobierno socialista de José Sócrates en 2010. La marcha atrás del gabinete liderado por António Costa hace que CP considere la recuperación de coches retirados de servicio, previa remodelación, para ponerlos al día.

Combois de Portugal se plantea alquilar diez trenes s-120 a Renfe para el servicio de larga distancia

combois-portugal-s-120

La empresa pública responsable del tráfico ferroviario en Portugal desea reforzar su parque de largo recorrido y estudia el alquiler de entre cuatro y cinco trenes a su homóloga española (Renfe), según informa el diario luso ‘Público’.

Debido a la creciente demanda de este tipo de trayectos y al envejecimiento de los diez trenes que actualmente operan esta clase de viajes -lo que exige un completo plan de revisión-, ‘Comboios de Portugal’ se plantea el alquiler de varios convoyes de la serie ‘S-120’ de Renfe, con capacidad para circular hasta 250 kilómetros por hora.

El operador público portugués dispone de diez trenes pendulares que dan servicio al eje Braga-Faro. En condiciones normales, cada uno de los convoyes debe pasar por el taller de mantenimiento, pero cada vez más CP requiere de toda la flota para satisfacer la demanda de fin de semana y los picos que se producen en verano.

De acuerdo con ‘Público’, los gestores de la compañía deben recibir antes de proceder a esta operación el beneplácito del nuevo Gobierno luso, de signo socialista y que tomó posesión hace un mes. De no ser aprobado este plan, la revisión del parque circulante -que está previsto iniciar en marzo- exigiría su sustitución temporal por trenes “menos modernos y cómodos.

A su favor tiene los números. Entre 2013 y 2015 la demanda de material de larga distancia se elevó de 4,48 a 5,25 millones de pasajeros, lo que representa un incremento del 17,2%. Durante este período, el servicio con el porcentaje de crecimiento más alto se produjo en el ‘Alfa Pendular’ (21,6%) y el Intercity (14,8%). El mejor mes para el ‘Alfa Pendular’ es julio de este año, con 194.000 pasajeros (los talleres de mantenimiento estaban vacíos porque toda la flota estaba circulando). Y se alcanzó el máximo diario el 25 de septiembre 2015, con desplazamientos para llevar a 7540 pasajeros.

El uso de los trenes españoles no es desconocido, ya que desde 2010 Portugal paga cinco millones de euros al año por los automotores diesel de alquiler para el servicio regional. Una solución que fue inicialmente provisional, en espera de electrificar las líneas, pero que tiende a ser definitiva en contra del aplazamiento de estas inversiones por parte de Portugal.

El RAMF pone más de 1.700 vagones de mercancías a disposición de las empresas ferroviarias

vagones-mercancias-renfe

Renfe Alquiler de Material Ferroviario (RAMF), la sociedad del Grupo Renfe encargada de poner a disposición del mercado material rodante, ha ampliado su parque de vagones destinados al tráfico de mercancías hasta alcanzar más de 1.700 unidades. Con esta operación se supera en más de 500 vagones la cantidad que contemplaba el diseño inicial de la sociedad de alquiler del grupo Renfe.

Los vagones incorporados a RAMF, destinados prioritariamente al mercado nacional, son de diferente tipo para el transporte de diferentes mercancías: portacontenedores, tolvas, así como vagones cerrados y abiertos con diversas utilidades. De esta forma, las empresas operadoras de transporte de mercancías por ferrocarril en España cuentan con una nueva alternativa para disponer de material rodante.

A los más de 1.700 vagones se suman los 67 trenes de transporte de viajeros y 49 locomotoras para el transporte de mercancías con los que cuenta la sociedad.

Renfe Alquiler de Material Ferroviario, creada en 2013, tiene por objeto la prestación de los servicios ferroviarios de venta, alquiler o cualquier otra forma de de puesta a disposición de material rodante del que es titular, así como de sus instalaciones, de la gestión y explotación del material rodante de terceros, además de la prestación de otros servicios o actividades complementarias o vinculadas a los mismos.

Renfe Alquiler de Material Ferroviario, una de las cuatro filiales de la empresa pública desde la reestructuración, consiguió su primer contrato con Continental Rail, la rama ferroviaria de ACS, consistente en el alquiler de dos locomotoras híbridas para el transporte de mercancías para un periodo de cuatro años. Gracias a esta operación ingresará 3 millones de euros por el arrendamiento y también por el mantenimiento de las locomotoras durante la duración de este contrato.

Gran parte de las expectativas de la operadora estaban puestas en esta filial, pero el retraso en los plazos de la liberalización del sector ha impedido los ingresos hasta la firma de este contrato, que marca el inicio de su actividad comercial.

El superregulador insta a Renfe a que privatice su filial de alquiler de trenes para evitar ventajas

parque-renfe-alquiler-trenes

Sin ventajas. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) apremia a Renfe para privatice o segregue totalmente su nueva filial de alquiler de trenes. El ‘superregulador’ quiere “contrarrestar” las ventajas” de Renfe y favorecer la entrada de nuevos operadores privados que compitan con la compañía ferroviaria pública.

La CNMC recomienda que la operadora segregue su filial en el informe elaborado en la nueva Ley Ferroviaria, aprobada recientemente en Consejo de Ministros y actualmente en trámite parlamentario, que debe aprobarse antes de que concluya la Legislatura. El ‘superregulador’ pretende “contrarrestar” las ventajas” con que cuenta Renfe como “operador ya establecido, y evitar así que “pueda llevar a cabo comportamientos tendentes a obstaculizar la entrada de potenciales operadores”.

Renfe constituyó en mayo del pasado año una filial de alquiler de trenes a terceros operadores. La firma cuenta con un parque de 51 vehículos, 19 de ellos de Alta Velocidad, otros doce de ancho variable, 49 locomotoras y 1.173 vagones para transporte de distintos tipo de mercancías.

El Ministerio de Fomento espera obtener el visto bueno del Consejo de Estado para sacar a concurso el primer ‘título habilitante’ que permitirá a la compañía que lo consiga entrar a competir con Renfe en transporte de viajeros por tren en el Corredor AVE a Levante. Entre las compañías que ya han conseguido licencia de operador ferroviario y están interesadas en entrar en este mercado, figuran las constructoras ACS, Acciona, Ferrovial y Comsa, las compañías de transporte en autobús Alsa e Interbús, el grupo Planeta, a través de su sociedad Veloi Rail, el grupo Globalia y la firma andaluza Eco Rail.

La CNMC insta a fijar previamente un marco de obligaciones para Renfe que “contrarresten las ventajas” de la compañía como operador dominante. El organismo cree “necesario” desvincular completamente de la compañía su filial de alquiler de trenes “bien mediante su privatización o bien vinculándola a un Ministerio distinto de aquel al que están vinculados Renfe y Adif”.

El ‘superrregulador’ estima que Renfe debería estar obligada a informar de forma previa a su lanzamiento comercial de las tarifas y precios de los billetes que prevé aplicar en los corredores AVE en los que entre competencia. De esta forma, “se podrían valorar desde el punto de vista de la competencia sus efectos sobre los viajeros y sobre el nuevo operador”.

La CNMC quiere evitar que “Renfe incurra en actuaciones comerciales encaminadas a limitar la entrada de competencia mediante la aplicación de descuentos“. “Estos descuentos, financiados a través de los recursos que la operadora pública obtiene por el servicio que presta aún en monopolio pueden hacer que la actividad del nuevo operador no sea rentable“, advierte el organismo que preside José María Marín Quemada.

Vélez-Malaga cumple dos años sin el tranvía, cuyo alquiler a Sidney ayuda a pagar su adquisición

tranvia-velez-malaga

Dos años ya. El tranvía de Vélez-Málaga hacía su último trayecto el 4 de junio del 2012 hasta Torre del Mar. Un servicio de autobuses lo sustituye desde entonces, pero el consistorio tiene que seguir pagando los costes de su adquisición. Las tres unidades fueron compradas por 40 millones. Los vehículos refuerzan hoy en día el parque de la ciudad australiana de Sidney.

El tranvía veleño, el primero de Andalucía, nació «herido de muerte». La aventura duró cinco años y ocho meses. El alcalde Francisco Delgado Bonilla (PP) repite machaconamente para justificar la supresión del tranvía que llegó a la ciudad malagueña sin estudios y análisis previos que acreditaran la demanda del servicio y que demostraran su necesidad.

El Ayuntamiento no ha dejado de insistir en que su reanudación solo es posible si se implica la Junta en su financiación. El consistorio cree necesario la ayuda para paliar el déficit, además de apostar por una nueva maquinaria, con convoyes más cortos, baratos y adaptados a la realidad del municipio, lo que posibilitaría una bajada de la tarifa técnica.

Hace unos días la propia consejera, Elena Cortés, insitía en que “había que darle uso a las inversiones realizadas con dinero público”. Pero las negociaciones entre ambas instituciones parecen estancadas. El alcalde culpa a la Junta de “marear la perdiz” y que como excusa esgrime ahora la petición de un estudio de movilidad. Delgado Bonilla defiende la actuación municipal y la supresión del tranvía ante el estado de las arcas municipales y el plan de ajuste emprendidio. “Se hizo lo que había que hacer” para contener el déficit y garantizar la prestación del resto de servicios sin poner en peligro las nóminas de los empleados públicos, explica el alcalde.

Para conseguir equilibrar las cuentas, el equipo de gobierno municipal autorizó en abril del 2013 el alquiler por dos años de los convoyes a Sydney, con un canon anual de arrendamiento de 200.000 euros más IVA. Tres meses después la maquinaria fue transportada hasta Australia. Pero el tranvía continúa acarreando costes, ya que el Ayuntamiento tiene que seguir pagando el gasto de la adquisición de sus tres unidades móviles.

El tranvía, en el que se invirtió 40 millones de eruos, conectaba desde octubre del 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo costero de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca llegó a entrar en servicio.

Adif amplía el plazo para presentar ofertas por el alquiler de la histórica estación Príncipe Pío

antigua-estacion-norte-madrid

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha ampliado el plazo para presentar ofertas al alquiler del espacio histórico de la estación de Príncipe Pío: podrán llegar hasta el 14 de abril. El alquiler será por un periodo de 50 años. El plazo de licitación terminaba este lunes, pero el organismo dependiente de Fomento ha decidido ampliarlo hasta mediados de abril tras una petición de los posibles oferentes, que demandaron más tiempo para poder concluir sus propuestas.

El cartel de ‘se alquila’ sigue sobre la fachada de la antigua estación del Norte de Madrid, un complejo de 6.046 metros cuadrados, ubicado al lado de un centro comercial, además de los espacios libres anexos, que suman otros 3.429 metros cuadrados. El arrendamiento de este edificio se enmarca en la estrategia de optimización de activos no directamente vinculados a la operación ferroviaria que lleva a cabo Adif. En el marco de esta política también está subastando estaciones de tren en desuso y viviendas. Con su alquiler, Fomento pretende restaurar el edificio, generar actividad económica, contribuir a la regeneración de la zona y “recuperar para la ciudad de Madrid” un edificio histórico que lleva más de dos décadas sin actividad.

El precio del alquiler se compondrá de una renta fija y una variable, ambas a ofertar por las empresas que concurran al concurso, si bien se fija “una renta mínima garantizada” de 150.000 euros al año. Dado que el contrato de alquiler se plantea para un periodo de cincuenta años, Adif podría obtener un mínimo de 7,50 millones de euros con concesión a la iniciativa privada de la explotación del edificio durante todo el periodo. No obstante, con el fin de facilitar la concurrencia de empresas, la compañía ferroviaria pública ha establecido unas reducciones de rentas durante los primeros años, en los que la firma adjudicataria deberá realizar un “esfuerzo en su rehabilitación”. Adif apunta a varios interesados en el alquiler. Asegura que “diferentes operadores” ya han mostrado su interés por el concurso del recinto, cuyo uso urbanístico actual es de “terciario, recreativo y espectáculos”. Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 24 de marzo de 2014.

El edificio histórico de Príncipe Pío constituye uno de los “mejores ejemplos de arquitectura ferroviaria de España“. El inmueble, protegido urbanísticamente, data de principios del siglo XX, si bien el complejo de la estación fue construido a finales del siglo XIX. Es en origen la estación del Norte, construida como terminal en Madrid de la línea general del Norte o Imperial (Madrid-Irún) perteneciente a la antigua Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España. La construcción de línea comenzaría en 1856, aunque el edificio no se empezaría hasta 1859. El proyecto corrió a cargo de ingenieros franceses, de quienes toma su nombre el puente que salva el río. Así, el primitivo embarcadero abrió sus puertas en junio de 1861, aunque con una línea que sólo llegaba hasta El Escorial.

El 16 de julio de 1882, se inauguró la parte destinada a viajeros, pero sólo uno de los dos edificios previstos, paralelo a los andenes, quedando el frontal abierto simplemente con unos jardines que salvaban el desnivel con la Cuesta de San Vicente. Este primer edificio es el que hoy en día se puede ver en el Paseo de la Florida. No fue hasta 1928 cuando se construyó el segundo edificio de viajeros. Se situaba, como preveía el proyecto, cerrando los andenes por la fachada de la Cuesta de San Vicente, y se destinaba a salida de viajeros, mientras que el edificio de 1882 quedaba reservado para llegadas. Esta segunda fase es el edificio que se observa en la Cuesta de San Vicente flanqueado por dos torreones. Mientras tanto en 1925 se había inaugurado un ramal de la línea 2 del Metro de Madrid de la ciudad que unía la terminal con la estación de Isabel II (hoy día Ópera), lo que permitía salvar cómodamente el fuerte desnivel entre la primera y el centro de la ciudad.

Tras la Guerra Civil la estación quedó muy dañada. El Estado se hico cargo de la red ferroviaria y dio paso al nacimiento de Renfe, un ente público y estatal, que desde ese momento se encargaría de la gestión de la red ferroviaria española. Durante estos años la estación se convertiría en la segunda terminal de la ciudad tras Atocha, no en balde era la cabecera de todos los trenes que iban de Madrid al Cantábrico, a Castilla y León y a Portugal; de hecho ha sido históricamente la cabecera de la línea Madrid-Irún.

Sin embargo, el periodo tocaba a su fin con los nuevos accesos ferroviarios de Madrid. Con la apertura de Chamartín en 1967 al norte de la ciudad como cabecera de la nueva línea directa Madrid-Burgos –que acortaba el camino hacia Irún con respecto a la línea que iba por Valladolid–, los servicios ferroviarios fueron traspasados paulatinamente de la estación del Norte a las nuevas instalaciones. La vieja terminal quedaba desplazada del eje fundamental formado por Atocha y Chamartín con el túnel que las unía. En 1976 todos los servicios habían sido trasladados salvo los trenes de Cercanías. En 1979 recuperó parte de su actividad al acoger los trenes (Talgos III y expresos) que se dirigían hacia Galicia.

Norte mantuvo los tráficos de Galicia hasta la década de 1990 (en enero de 1993 salió el último expreso hacia la costa gallega), cuando la estación es cerrada definitivamente para acometer una importante obra que la convertirá en un gran intercambiador de transportes. Las obras modificaron completamente las instalaciones, abriendo un gran agujero en el centro de la estación bajo las marquesinas para acoger a las nuevas líneas de metro (6 y 10), modificando la playa de vías para adecuar las instalaciones al servicio de Cercanías, así como ampliando la capacidad de la circunvalación ferroviaria que en estos años fue reformada, soterrada e integrada plenamente en la ciudad bajo la actuación conocida como Pasillo Verde Ferroviario. Con esta actuación se permitía que el servicio de Cercanías procedente del corredor noroeste pasara por la estación y continuara hacia el sur camino de la estación de Atocha. Finalmente la nueva estación fue inaugurada en 1995, con su nueva denominación de Príncipe Pío.

En 2004, con la puesta en marcha del centro comercial Príncipe Pío se rehabilitó una buena parte del conjunto de la estación, quedando entonces pendiente el edifico histórico de cabecera. Ubicado en el Madrid histórico y turístico, y rodeado de zonas verdes, cuenta con “inmejorables” comunicaciones. En concreto, presenta acceso desde la M-30 y mediante transportes públicos (Cercanías, metro y autobuses urbanos e interurbanos) que confluyen en el cercano intercambiador del mismo nombre.

Sidney recibirá la próxima semana el primero de los tres tranvías alquilados a Vélez-Málaga

tranviavelezmalaga

Luz verde para la operación comercial. La primera de las unidades del tranvía de la localidad malagueña de Vélez-Málaga que serán alquiladas a la ciudad australiana de Sidney será enviada la próxima semana al país oceánico, según ha anunciado el alcalde del municipio. Francisco Delgado Bonilla ha valorado la situación de este medio de transporte, que fue paralizado por el Ayuntamiento en junio de 2012 al no poder asumir sus crecientes costes de explotación y mantenimiento, momento desde el cual sus vehículos permanecen almacenados en unas cocheras.

El pasado abril, el Consistorio dio su autorización a Travelsa, empresa concesionaria del servicio municipal de transporte de viajeros, para alquilar a Sidney durante dos años las tres unidades del tranvía, una medida que, según los cálculos municipales, supondrá al Ayuntamiento un ahorro de algo más de 280.000 euros anuales, 200.000 por el arrendamiento en sí y 80.000 de los costes de mantenimiento de los convoyes.

Delgado Bonilla ha confirmado que el primer tren se enviará Australia la próxima semana, y ha recordado que el contrato de arrendamiento recoge la posibilidad de la venta definitiva de los convoyes si finalmente no se produce un acuerdo entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía sobre la financiación compartida del tranvía. No obstante, al alcalde, que ha afirmado que “suspensión del tranvía no significa supresión”, ha precisado que dicho contrato también establece la posibilidad de que las unidades alquiladas vuelvan a Vélez-Málaga en un plazo aproximado de 15 días “si la Junta diera marcha atrás y apoyara al Consistorio en su financiación”.

El alcalde malagueño ha anunciado que va a remitir la próxima semana un escrito a la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, para celebrar una reunión en el Ayuntamiento donde se aborde la situación del tranvía, y ha insistido en la necesidad de que el Gobierno autonómico “se implique en la financiación” para que este sistema de transporte “pueda ser viable económicamente”.

El regidor ha reiterado que el Ayuntamiento “no puede asumir en solitario sus costes de explotación y hacer frente a su déficit”, y ha asegurado que con esta reunión “queremos conocer si la Junta de Andalucía está dispuesta a apoyar un sistema de transporte que ha provocado grandes problemas a las arcas municipales”.

Delgado Bonilla ha vuelto a recordar que, en enero de 2009, el entonces presidente andaluz, Manuel Chaves, se comprometió a ayudar a paliar el déficit del tranvía, por lo que ha considerado que, tras dos años “sin dar la cara y sin responder a nuestros escritos y llamadas”, si los actuales responsables autonómicos “no cumplen” la promesa de Chaves, demostrarán “que la palabra de un presidente de la Junta no vale nada”.

El tranvía de Vélez-Málaga, primero de sus características puesto en marcha en Andalucía, conectó el casco urbano de la localidad con el núcleo costero de Torre del Mar a través de un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado con un segundo tramo de 1,2 kilómetros, que pese a estar construido desde hace varios años no llegó a entrar en servicio.

Tras una inversión de 40 millones de euros entre infraestructuras y vehículos, el tranvía fue inaugurado el 11 de octubre de 2006 y se mantuvo operativo durante cinco años y ocho meses, quedando paralizado de forma indefinida por decisión municipal el 4 de junio de 2012.

Si quieres, puedes subir la noticia a menéame. Pincha en el logo

meneame-boton-dos