Archivo diario: febrero 18, 2011

La Asociación de Patrimonio quiere proteger la arquitectura de la Estación del Norte en Donosti

Salvar Norte. La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública ha reclamado que se salve y se respete la arquitectura de la antigua estación del Norte y su histórica marquesina de San Sebastián a la que afectarán, en mayor o menor medida, los proyectos previstos para el tren de alta velocidad y del centro cultural de Tabakalera que la ciudad donostiarra abordará en los próximos meses. La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública recuerda que la terminal donostiarra “es la única estación ferroviaria” de toda España que “aún conserva una marquesina salida de la factoría del ingeniero francés Eiffel”, por lo que goza de protección municipal.

Esta entidad considera, no obstante, que, si se mantiene la marquesina pero no la estación, se producirá “una absoluta descontextualización y devaluación de dicho elemento por pérdida de integridad”. Asimismo la corporación del patrimonio defiende también que se respete la fachada de la estación que da al Urumea, por lo que desde 2008 ha pedido al Ministerio de Cultura la protección integral del conjunto formado por la estación, el hotel y el pórtico.

La primitiva estación de San Sebastián fue construida en 1863, según el diseño del arquitecto Letourneur. Pero fue el ingeniero francés Biarez quien construyó más tarde, en 1880, la estructura de la cubierta y quien realizó otras ampliaciones como por ejemplo el hotel. Un año antes, en 1879, ya había intervenido en el proyecto para la Estación del Norte de Madrid junto a Mercier, Ouliac y Eugenio Grasset. Como otras estaciones de la compañía de Caminos de Hierro del Norte, la terminal donostiarra guarda también una línea francesa en las formas de las fachadas. Su elemento principal, la cubierta de andenes, es un ejemplo de las nuevas estructuras de hierro que se aplicaron a los puentes, mercados y estaciones, como signo de progreso. Permanecen como diseños estructurales de una gran riqueza formal en la definición de las distintas piezas, barras y uniones, que incluso reflejan su comportamiento individual y su función en la estructura de la que forman parte.

Esta estación es, junto con el apeadero de Gros, la que mayor número de salidas y entradas genera, con casi 15.000 viajeros al día. Cuenta con sala de espera, comercios, restaurantes y máquinas de vending.

El alcalde de San Sebastián ha afirmado, sin embargo, que Adif le ha garantizado que la marquesina artística de hierro y cristal de la estación actual, así como la propia terminal, se mantendrán para el servicio de cercanías de Renfe, mientras que ninguno de los proyectos del nuevo edificio afectará a las casas de vecinos del área de Atotxa próximas a las vías.

Odón Elorza afirma que el presidente de Adif, Antonio González, le ha comunicado que no se plantea instalar la estación del tren de alta velocidad de Atotxa en ninguna dependencia del edificio de Tabakalera, el proyecto que pretende convertir la antigua fábrica donostiarra próxima a la estación en un Centro Internacional de Cultura Contemporánea. Elorza ha trasladado la importancia de que la estación del TAV esté finalizada para el año 2016, cuando la ciudad espera poder celebrar la Capitalidad Europea de la Cultura.
El proyecto deberá buscar la integración de la estación con la futura terminal de autobuses y con Tabakalera, además de asegurar la intermodalidad y funcionalidad.. El primer edil donostiarra ha asegurado que el presidente de Adif le ha manifestado que “ni el sótano, ni los 6.000 metros disponibles por el momento en Tabakalera presentan para Adif ningún interés, ni son de utilidad”.

(Imagen en Wikimedia Commons)