Archivo diario: febrero 10, 2011

El cambio de Alvias revoluciona Asturias

Dabate enconado sobre los Alvia en Asturias. El Principado se ha convulsionado con la decisión de la operadora ferroviaria que ha apostado por la serie S-120 para los viajes a Madrid. El cambio de trenes (hasta ahora los trayectos hacia la capital española se realizaban en el modelo S-130) no ha convencido ni a usuarios ni a las autoridades asturianas que consideran que se está descapitalizando el tren en la región. Representantes de los tres grupos parlamentarios de la Cámara asturiana (PSOE, PP e IU) denunciaron la decisión de Renfe sobre los trenes Alvia, que conectan actualmente el Principado y Madrid.

Desde la operadora, el cambio se justifica y se razona, aun a sabiendas de que no va a convencer a casi nadie. La permuta de trrenes no supondrá ni retrasos ni incomodidad a los usuarios. Así lo asegura Enrique Urkijo, director general de Viajeros de Renfe, que ha censurado las críticas realizadas. El segundo en el mando de la operadora sostiene que ambos modelos son de “altísima gama” y que atribuye a la falta de conocimiento, las opiniones contrarias al cambio del Alvia S-130 por el S-120.050 en los trayectos entre Madrid y Asturias.

Urkijo ha salido a la plaestra y ha tratado de justificar las razones de esta sustitución. También ha dado a conocer el calendario para el cambio de flota entre Madrid y la cornisa cantábrica, que ya comenzó en Navarra y La Rioja, seguirá en el País Vasco y Cantabria, y finalizará en el primer semestre de 2012 en Asturias. Urkijo asegura que los dos modelos son Alvia y que tienen el mismo confort interior y tecnología. No quiere entrar en debates políticos y reclama el uso de argumentos técnicos. Igualmente ha reseñado que ninguna flota se encuentra asignada “en exclusiva a una comunidad autónoma” y ha negado que Renfe tenga preferencia por un territorio u otro.

Urkijo ha asegurado que la razón para cambiar la flota “es empresarial y no economicista, e incluso de justicia social para llevar los beneficios de la alta velocidad a territorios en los que todavía hay tracción diesel al no estar electrificados”. Ha indicado que el modelo 120.050 es un tren de “última generación” que se adapta más eficientemente a la demanda y se ajusta en mayor medida a las condiciones de la línea.

Sin embargo, el directivo de Renfe sostiene que ambos modelos alcanzan la misma velocidad punta de 250 kilómetros por hora y que el 120.050 evitará los problemas de congelación de los trenes que vienen del Norte en los cambiadores de ancho de vía en Valladolid que ahora se producen con el actual modelo 130. “He leído que eso no sucede y este mismo invierno ha ocurrido varias veces, y si esos que hablan tanto viajaran en tren tal vez se enterarían de que en Valladolid los hemos tenido (a los trenes) 90 minutos descongelando”, ha subrayado Urkijo.

También ha aludido a criterios de optimización de la oferta con la demanda para el cambio de flota, dando prioridad al número de viajeros de cada trayecto que en el de Madrid-Asturias alcanza los 304.000 al año, con un 60% de ocupación, mientras que el de Madrid-Cádiz/Huelva, lo usan 665.120 personas.

Sobre las quejas de los maquinista que argumentan que el 120.050 tiene problemas en la rampa de Pajares, ha negado que este tren sea “malo”. Urkijo dice que las homologaciones se realizan en esta montaña asturiana e indica que la ligereza de este tren le permitirá recuperar en llano el tiempo que pueda perder en esta zona del trayecto.

Sobre las críticas a la entrada a la nueva estación de León que podría ser marcha atrás al estar en un fondo de saco, Urquijo ha asegurado que “lo mejor” sería hacer una encuesta entre los viajeros preguntando si les compensa ir ocho minutos marcha atrás o buscar otra solución que acarrearía más tiempo. Pese a todo, las explicaciones de Urkijo caen en saco roto. La oposición sostiene que el cambio de trenes no hace sino mostrar “la escasa valoración que el Gobierno tiene de esta comunidad”.

(Imagen: un Alvia estacionado en la estación Jovellanos de Gijón durante la pasada semana)