Archivo diario: febrero 5, 2011

Renfe cierra 2010 con el primer beneficio de su historia en trenes AVE y de larga distancia

Renfe logró en 2010 el primer beneficio de su historia, de 2,52 millones de euros, con sus servicios comerciales de Alta Velocidad y Larga Distancia, una ganancia que contrasta con los ‘números rojos’ (24,84 millones) contabilizados un año antes. La compañía atribuye gran parte de esta ganancia al “esfuerzo de contención” de costes realizada y al “tirón de los servicios AVE”, que permitió elevar un 1,7% los ingresos de esta división en un año “no fácil de demanda”, hasta sumar 1.082 millones de euros.

“De esta forma, Renfe consigue uno de los objetivos más importantes de la compañía, que los servicios de la línea de negocio AVE-Larga Distancia cierre 2010 en positivo, que sea rentable y no tenga subvención pública”, destacó su presidente Teófilo Serrano..
La entrada del AVE en beneficios no impidió que las cuentas globales de Renfe cerraran en ‘números rojos’. La operadora concluyó el ejercicio con una pérdida de 155,72 millones de euros, si bien este importe es un 27,45 inferior a la de 2009.

Los ingresos obtenidos se corresponden, sobre todo, con los ingresos de tráfico, 1.082 millones de euros, siendo el precio medio de un billete correspondiente a un trayecto de cuatrocientos kilómetros en líneas de alta velocidad de 75,04 euros, la tarifa media más baja de Europa y la segunda, detrás de Corea, más baja del mundo. El precio de un billete de similares características en Francia es de 77,41 euros, en Italia de 83,58 euros, de 96,51 euros en Japón y en Alemania, el más caro, de 137,88 euros.

Además, la alta velocidad española cuenta con unos atributos de calidad que la sitúan en uno de los primeros lugares del mundo. Destaca la velocidad comercial, la mayor de Europa, con 221 kilómetros a la hora y la puntualidad del servicio que de media se sitúa en el entorno del 99% y es valorada por los clientes con nueve puntos sobre diez. No en vano, ya que Renfe Operadora tiene un compromiso de puntualidad con los viajeros de los servicios AVE, que alcanza la devolución del 50 por ciento, en retrasos de entre quince y treinta minutos, y del cien por cien si es de más de media hora.

En el caso del AVE Madrid-Sevilla, los reembolsos son del cien por cien en retrasos superiores a los cinco minutos. En los servicios Alaris, Altaria, Alvia y Euromed los reembolsos son del 25% (más de veinte minutos), 50% (más de cuarenta) y del 100% (más de una hora). A modo de ejemplo, el TGV francés reembolsa solo el 33% del billete en retrasos, siempre y cuando sean de más de media hora.