Archivo diario: enero 5, 2011

La estación del AVE de Moneo en Granada abre la guerra entre el Ayuntamiento y Fomento

Una nueva guerra del AVE. En esta ocasión en Granada. El Ayuntamiento y Fomento se han enzarzado en una nueva disputa a cuenta del presupuesto de la nueva estación del tren de alta velocidad en la que trabaja el arquitecto Rafel Moneo. La terminal y las vías de entrada del AVE en la ciudad se ven de nuevo en un punto muerto, que hace peligrar seriamente el proyecto.

El mismo día en el que el Ayuntamiento recibió el proyecto para la integración del AVE en Granada, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba una orden ministerial que dictaba una serie de instrucciones para la reducción del coste en determinadas infraestructuras. Según explica el alcalde (José Torres Hurtado asegura que el Gobierno no tiene intención de hacer la estación para la alta velocidad en Granada “en muchísimos años”), esa orden “anulaba” el proyecto ideado por Moneo, algo que a su juicio no fue más que “un cachondeo insoportable” y una “ilusión” para “tomar el pelo” a los ciudadanos.

La Corporación granadina asegura que Fomento remitió al Ayuntamiento el estudio informativo de la estación, con un sobrecoste de más de 500 millones de euros con respecto a los acuerdos que se habían tomado en 2004. El plan ministerial provocaba, además, cambios sustanciales en lo proyectado, que encarecen de forma considerable la totalidad del proyecto. Desde Madrid se plantea soterrar las vías a diez metros en lugar de a cuatro como se había pactado, y la desaparición del parque sobre el espacio de Renfe para construir un aparcamiento para ocho trenes. Sin embargo, desde el Ayuntamiento se asegura que en Granada no va a pernoctar ningún tren.

El alcalde de la ciudad no entiende los motivos por los que el Ministerio de Fomento se ha saltado a la torera el acuerdo de 2004 y ha diseñado una estación y entrada del tren totalmente “faraónica” y muy por encima de lo que se esperaba. “Eso ha encarecido los costes, que pasan de 226 millones a más de 700, y por tanto, la orden ministerial de reducción nos da de lleno”. Plantea igualmente el alcalde que si el AVE tardará aún siete u ocho años en llegar a las cercanías de la ciudad, “para que entre en la estación la cosa está realmente cruda”.

“No nos hace falta gastar más de 70 millones de euros para algo que Granada no quiere”, ha añadido en referencia al precio de la cubierta de la estación el alcalde, quien confía en que esta situación no implique un retraso en la llegada de la alta velocidad, que podría tener en su opinión un apeadero provisional mientras se termine.

(Imagen Manuchansu en Wikimedia Commons. Vista de las instalaciones ferroviarias desde Camino de Ronda)