Archivo diario: enero 29, 2011

Los ferrocarriles rusos mantienen su interés por los trenes Talgo

Los rusos se interesan por la tecnología española. Y más concretamente por los productos ferroviarios de Talgo. El presidente de la RZD (la operadora del ferrocarril ruso) Vladimir Yakunin aprovechó su estancia en España para entrevistarse con responsables de la empresa española, que puede entrar en algunos de los grandes proyectos que el país proyecta para las dos próximas décadas.

La modernización de la red la red ferroviaria rusa contempla una inversión global hasta 2030 de 450.000 millones de euros. RZD es la principal empresa de ferrocarriles del mundo y la cuarta empresa rusa por volumen de ingresos, que transporta anualmente 1.300 millones de viajeros y el 80 por ciento de todas las mercancías nacionales distintas del petróleo con una flota de 19.900 locomotoras, 623.000 vagones de mercancía y 39.700 coches de pasajeros

El Rey ha recibido en el Palacio de la Zarzuela al presidente de los Ferrocarriles Rusos (RZD). Vladimir Yakunin, que ya estuvo con el monarca en 2008 y el pasado mes de marzo, mantuvo ayer un nuevo encuentro con el Jefe del Estado. El empresario ruso acudió a la residencia real acompañado del presidente de Talgo, Carlos Palacio; del consejero delegado de la empresa, José María Oriol; y del vicepresidente de su empresa.

En la audiencia de marzo del 2010, el Rey y el representante ruso trataron del proyecto de Talgo Moscú-Berlín y la participación de empresas españolas en los planes ferroviarios vinculados a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi. Un mes después, en abril del mismo año, Ferrocarriles de Rusia informó de que las pruebas del tren español Talgo en su red ferroviaria habían acabado, aunque en ese momento aún no se ha había decidido nada sobre la adquisición de esos vehículos de ancho variable.

De acuerdo con los rusos, las pruebas del tren Talgo en la red ferroviaria rusa, con un ancho de vía de 1.520 milímetros, confirmaron que ese tren cubría el trayecto entre Moscú y Brest en 8 horas y entre Moscú y Berlín, en 16. Según las mismas fuentes, la decisión de compra del tren español dependía de las pruebas que estaban pendientes en Polonia y Alemania, donde el ancho de vía es inferior.

En octubre de 2008, Talgo y Ferrocarriles de Rusia firmaron un protocolo para desarrollar ferrocarriles de alta velocidad en este país.

El año pasado, Yakunin subrayó durante una visita a Moscú de la entonces ministra de Fomento española, Magdalena Álvarez, el interés de su país en aplicar el sistema de cambiadores de ancho de la red ferroviaria española. Ello permitiría a Rusia, que al igual que España con un ancho de vía distinto al estándar europeo, ampliar las capacidades operativas entre los ferrocarriles rusos y las redes de otros países.

(Imagen del Sapsan, el tren de alta velocidad, de la alemana Siemens, que ya circula en Rusia y puede competir con Talgo)