Archivo diario: enero 16, 2011

Directivos de la Federación Europea de Museos y Ferrocarriles Turísticos aconsejan a Eusko Tren que restituya a Juanjo Olaizola

Ecos internacionales y respuesta desde fuera. La Federación Europea de Museos y Ferrocarriles Turísticos ha remitido una carta a diversos responsables de EuskoTren y del Departamento de Transportes del Gobierno vasco.en la que muestran su sorpresa por la destitución del director del centro museístico de Azpeitia. Juanjo Olaizola, que ha permanecido casi dos décadas al frente de la institución, fue trasladado a últimos de diciembre a la sección de Formación de la operadora vasca. Precisamente este lunes se reunirá por primera vez el Patronato de la Fundación del Museo Vasco del Ferrocarril para seleccionar al nuevo responsable del centro.

La misiva viene firmada por el subdirector de la federación europea Jacques Daffit. En la nota se manifiesta la “incomprensible decisión” de apartar al director del Museo de Azpeitia. “Podemos entender los deseos de cambiar la gestión del centro, pero ese cambio no debería implicar necesariamente el traslado de su responsable”. La nueva estructura no resulta incompatible con la permanencia de Juanjo Olaizola “que ha demostrado sobradamente su capacidad a lo largo de estos años”, sostiene Daffit en su escrito.

El documento federativo manifiesta “el temor por la propia supervivencia del museo de Azpeitia”, por lo que recomiendan “para garantizar su futuro” que se mantenga a Olaizola como director del centro.

La destitución del director del centro museístico guipuzcoano ha conmocionado los ambientes ferroviarios españoles y extranjeros, ya que está reconocido como uno de los grandes expertos en materia ferroviaria de nuestro país y la piedra angular del museo. Azpeitia se ha convertido en los últimos años en referencia obligada para cuantos quieran revivir el ambiente ferroviario del pasado siglo.

Juanjo Olaizola ha sido el gran inspirador del Museo Vasco del Ferrocarril, su principal impulsor y además la figura que ha representado el tren vasco allá donde se ha organizado una actividad ferroviaria. En 1989 fue contratado por el Departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno vasco para redactar el inventario de patrimonio ferroviario de Euskadi y, a partir de 1990 para impulsar el proyecto del museo. En 1994, pasó a depender de Eusko Tren cuando el Gobierno transfirió la gestión del Museo al operador ferroviario vasco.