Archivo diario: diciembre 17, 2010

El Gobierno construirá en Málaga el mayor ‘Anillo Ferroviario’ del mundo para impulsar la Alta Velocidad

El Consejo de Ministros ha autorizado la firma de un convenio por un importe de 344,45 millones de euros con el fin de impulsar la creación de un gran Centro de Ensayos de Alta Tecnología Ferroviaria (Anillo Ferroviario) en la localidad mañagueña de Bobadilla. El convenio será suscrito entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y la entidad pública Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

El Anillo Ferroviario es una instalación avanzada para la realización de los procesos de homologación y certificación de material rodante, así como para la ejecución de ensayos y experimentación de las tecnologías que se generen en el propio centro o que deriven de la actividad en I+D+i de las empresas del sector ferroviario. Este centro atraerá nuevas empresas a Andalucía, y contribuirá a convertir esta autonomía en un nudo de investigación clave en el sector ferroviario. Asimismo, servirá de base para el desarrollo del tejido económico y empresarial en la región con la creación de más de 7.000 empleos y la movilización de 70 millones de euros de inversión privada.

Una vez finalizada su construcción, que comenzará en 2011 y se prolongará durante cuatro años, será el mayor centro de este tipo, superando a los que ya existentes en la República Checa, Alemania, Japón y Estados Unidos. De este modo, se reforzará la competitividad internacional de un sector clave en España como es el ferroviario, que se situará en la vanguardia tecnológica europea y mundial.

Esta actuación, que se enmarca en la Estrategia Estatal de Innovación, trata de mejorar la forma en que las administraciones públicas realizan sus compras públicas, fomentar el desarrollo tecnológico de las empresas españolas y generar oportunidades de negocio para empresas innovadoras en sectores llamados a jugar un papel relevante en el nuevo modelo productivo.

El metro de Málaga avanza

La Línea 1 del metro de Málaga avanza. La avenida Juan XXIII concentra en estos momentos los máximos esfuerzos en los trabajos que se realizan a una profundidad de más de veinte metros bajo el paso subterráneo de la ronda intermedia. La complejidad de la obra no impide el desarrollo de la faena, pese a las peculiares características de esta ciudad con un subsuelo en el que abundan los acuíferos y las ruinas romanas. Precisamente la excavación del túnel bajo la plaza Manuel Azaña ha permitido sacar a la luz nuevos restos arqueológicos que un equipo de expertos está analizando.

Poco a poco, pero a un ritmo constante. Sin tregua al tiempo en una obra tan compleja. Existen paleocauces a distintos niveles de profundidad, que es preciso vigilar para seguir su comportamiento, y terrenos de composición complicada para este tipo de obras, considerados de transición entre una zona arenosa y otra arcillosa. Eso es lo que complica la ejecución del tajo. Los cajones en este punto de la ciudad se abrieron ayer a las cámaras de los periodistas. “En la superficie ni se han enterado de lo que estábamos haciendo aquí abajo”, explicaba el director del metro a los medios.

El 75% de la actuación general ya se ha completado, mientras aún persisten los esfuerzos en esta zona de la Línea 1, donde se trabaja con micropantalladoras -máquinas de menores dimensiones que las habituales, especialmente diseñadas para construir muros de hormigón en espacios reducidos- como las que se utilizarán en otra zona de la ciudad, la Alameda Principal, donde proliferan los ficus que no se verán afectados. Ha sido necesario, además, reforzar el paso superior con unos anclajes al terreno y un sistema de tirantes, para darle más consistencia y garantizar la seguridad en uno de los ejes más transitados de toda la capital.

Las líneas 1 y 2 del Metro de Málaga, que ejecuta la Junta de Andalucía, tienen una longitud total de 13,5 kilómetros, incluido el tramo común entre Renfe y La Malagueta, y constará de 20 estaciones. Su trazado discurre por la zona más densamente poblada de Málaga (Distrito de la Carretera de Cádiz y Cruz del Humilladero); el centro de la ciudad (donde se encuentra la estación de ferrocarriles María Zambrano), y la zona de nuevos equipamientos y servicios de interés metropolitano (Universidad, Hospital Clínico y Ciudad de la Justicia).

(Fuente Ignacio Lillo. Imagen Salvador Salas. Sur de Málaga)