Archivo diario: diciembre 8, 2010

China lidera la alta velocidad

China, el país más poblado del mundo y uno de los más extensos, está liderando el desarrollo de la alta velocidad. El gigante asiático cuenta ya con 7.531 kilómetros operativos. Y la apuesta del país pasa por seguir creciendo y experimentando con nuevos trenes capaces de superar los 400 kilómetros horas de velocidad comercial. No es de extrañar, por tabto, que el séptimo Congreso Mundial de Tren de Alta Velocidad se celebre en Pekín con el protagonismo destacado del país anfitrión.

Desde hoy y hasta el jueves, más de 2.500 delegados, expertos, autoridades y empresarios de una treintena de países distintos debatirán la innovación y los proyectos futuros del sector en esta cita, organizado por el Gobierno chino y la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC). Esta es la primera ocasión en la que el Congreso Mundial de Alta Velocidad se celebra fuera de territorio europeo desde su inauguración, en 1992. En esta cita participan las mayores empresas fabricantes del sector, como la francesa Alstom, la alemana Siemenes y la japonesa Kawasaki, mientras que, por parte española, también acudieron Renfe, Talgo, Adif y la Asociación Española de Fabricantes Exportadores de Material Equipos y Servicios Ferroviarios (MAFEX), entre otras.

Actualmente, el planeta dispone de alrededor de 20.000 kilómetros de ferrocarril de alta velocidad y la mayor parte se concentra en apenas diecisiete países (Europa Occidental, Japón, China, Taiwán y Corea del Sur), aunque en el futuro próximo las perspectivas de expansión destacan sobre todo en los países emergentes, como Turquía y Rusia. China es el país con la mayor red de esta infraestructura del mundo; la semana pasada un tren batió récord de velocidad comercial en alta velocidad, aunque el TGV sigue siendo el rey absoluto.

“En los próximos veinte años se multiplicará por tres el impacto del tren de alta velocidad. En todo el mundo llegaremos a los 50.000 kilómetros de vías de alta velocidad, que viajarán a 350 kilómetros por hora de media, lo que supondrá la creación de 5.000 trenes”, explicó durante la apertura el director general de la UIC. Jean-Pierre Loubinoux está firmemente convencido de que para 2030 los trenes de alta velocidad tendrán capacidad para transportar doce veces la población mundial.

Según las previsiones oficiales, China tendrá 13.000 kilómetros de vías de alta velocidad en 2012, y la cifra aumentará hasta los 16.000 kilómetros para 2020. El viceprimer ministro chino, Zhang Dejiang, destacó que el tren supone “un factor básico para un sistema completo de transportes” de un país que alberga a 1.350 millones de personas y cuya distancia entre el extremo norte y sur, y también entre el este y el oeste, supera los 5.200 kilómetros.

El presupuesto oficial que el Gobierno ha dispuesto para este plan ferroviario supera los 2 billones de yuanes (295.000 millones de dólares, 225.000 millones de euros). Se espera que haga llegar el tren al 90% de la población china. Entre otros proyectos, se está construyendo la línea que unirá las dos ciudades más importantes del país, Pekín y Shanghái, separadas por 1.318 kilómetros y cuyo ruta se recortará a poco más de cuatro horas. Será la ruta de alta velocidad más larga del mundo hasta la fecha y estará operativa a partir del próximo año.

Durante la cita de Pekín se anunció un acuerdo entre el Ministerio chino de Ferrocarriles y la firma alemano-canadiense Bombardier, que firmaron un memorando de cooperación para el desarrollo conjunto de productos ferroviarios, aunque no se facilitaron más cifras. Por su parte, General Electric y la firma china CSR Corporation Limited anunciaron la inversión de 50 millones de dólares en la creación de una ‘joint-venture’ conjunta para la entrada en el incipiente mercado de la alta velocidad de Estados Unidos.