Archivo de la etiqueta: Euskadi

Los nuevos tranvías de la ciudad ecuatoriana de Cuenca llevarán sello tecnológico vasco

Una nueva oportunidad de negocio. Nueva evidencia de que la ‘venta’ del ‘made in Euskadi’ funciona. La empresa pública vasca de infraestructuras ferroviarias, Euskal Trenbide Sarea (ETS), ha ganado el concurso para redactar el proyecto de construcción de un tranvía en Cuenca, la tercera ciudad más grande de Ecuador. Según informa ETS en un comunicado, este proyecto supondrá para la empresa unos ingresos de 4 millones de dólares (cerca de 2,8 millones de euros).

ETS se ha impuesto a otras cinco compañías públicas de Francia, Suiza, México, España y Portugal. Esta «buena noticia» supone “una extraordinaria carta de presentación» en el exterior y, sobre todo, «abre las puertas» a otras firmas vascas y españolas que trabajarán de la mano de ETS en este proyecto”, añaden desde el departamento de Transportes del Gobierno vasco. En este caso, será la ingeniería Idom la que colaborará en el diseño del tranvía de Cuenca, que consiste en una línea de tranvía de 18 kilómetros de longitud por la que circularán unos 30 tranvías. Además, subrayan, la participación de ETS en contratos de asesoramientos internacional «permite reducir el coste que supone al ciudadano como empresa pública que es, generando ingresos adicionales».

En principio cubrirá la distancia comprendida entre el Parque Industrial y el Control Sur a través de la calle Gran Colombia en el Centro Histórico. Luego se aspira a conectar parroquias rurales como Sayausí, Sinincay, Ricaurte, San Joaquín, El Valle, Turi, Paccha donde el servicio de buses muestra serias limitaciones. Esta fue la promesa de campaña realizada por el actual alcalde Paúl Grande quien destaca los beneficios de la obra: evita la contaminación ambiental pues funciona con electricidad, prioriza los espacios en las calles, reduce los tiempos de traslado, mejora la atención al pasajero, brinda mayor comodidad, reduce el tráfico en el casco colonial de la urbe, etc.

Euskal Trenbide Sarea se ha encargado en Euskadi de la construcción del metro de Bilbao, los tranvías de Vitoria y Bilbao, el tramo guipuzcoano del tren de alta velocidad y de todas las infraestructuras ferroviarias que dependen de las instituciones vascas.

Para rentabilizar económicamente la experiencia adquirida en todas estas obras y aumentar sus ingresos privados, ETS ha decidido participar en contratos internacionales de asesoramiento como éste de Ecuador y colaborar con otras empresas vascas en la implantación de sistemas ferroviarios en lugares como Medellín (Colombia), Argelia o Kuwait.

Euskal Trenbide Sarea (Red Ferroviaria Vasca) es un ente público de Derecho privado adscrito al Departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno vasco. ETS nació oficialmente el 2 de septiembre de 2004, en virtud de la Ley 6/2004 aprobada por el Parlamento vasco, como consecuencia lógica del Plan Director de Transporte Sostenible, el cual establece entre sus objetivos prioritarios el de impulsar un nuevo equilibrio de los modos de transporte de menor impacto ambiental, especialmente, el sistema ferroviario.

El objeto principal del administrador de infraestructuras ferroviarias vasco es la construcción, conservación, gestión y administración de las infraestructuras ferroviarias del País Vasco, con el fin de alcanzar un sistema de comunicaciones moderno, eficaz y sostenible. Las infraestructuras de ETS son utilizadas por Eusko Trenbideak (EuskoTren y EuskoTran) y Metro Bilbao S.A., aunque en el caso de las utilizadas por Metro Bilbao S.A. mantienen una titularidad compartida con el Consorcio de Transportes de Bizkaia cediendo a dicho consorcio la gestión completa de la red. La construcción de la infraestructura del Metro Bilbao corrió a cargo de Imebisa que se integró en ETS cuando se creo ésta.

Euskadi y Aquitania instan a Francia a “mantener sus compromisos” con la alta velocidad

Objetivo prioritario. La salida al corredor atlántico en alta velocidad es priomordial paea Euskadi y Aquitania. El lehendakari, Patxi López, y el presidente del Consejo Regional de Aquitania, Alain Rousset, han instado al Gobierno de Francia a que “mantenga sus compromisos” con la construcción del Tren de Alta Velocidad hasta la frontera de Hendaya. López y Rousset han ofrecido una rueda de prensa en Burdeos antes de participar en un foro de debate económico organizado por la Aquitaine Press Service (APS), en el que se han referido a la próxima constitución de la Eurorregión Aquitania-Euskadi, uno de cuyos objetivos principales consiste en impulsar la conexión de alta velocidad entre ambas comunidades.

Los dos mandatarios han detallado los campos de colaboración en los que trabajará la Eurorregión, que podría constituirse jurídicamente después del verano.

El lehendakari ha explicado que “el desarrollo y la conexión” del TAV constituye un “objetivo prioritario” de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial “Eurorregión Aquitania-Euskadi”, por lo que ha “animado” al Gobierno francés que “mantenga sus compromisos para que la conexión sea una realidad desde ya”. “No hace falta crear la Eurorregión para que esto sea una realidad”.

Alain Rousset ha considerado que el Tren de Alta Velocidad es un proyecto de “extrema importancia”, por lo que Aquitania “busca que el Gobierno francés mantenga sus compromisos actuales” y la línea del TAV “sea una realidad” en esta región gala en 2020.

El mandatario aquitano ha explicado que actualmente se tarda tres horas en llegar desde San Sebastián a Burdeos por carretera, mientras que con el Tren de Alta Velocidad se podrá viajar en “una hora y media o una hora y cuarenta minutos”, lo que constituye “una auténtica revolución” que representa “una de las mejores maneras que expresan la construcción de Europea”. Ha destacado también que el tren emite diez veces menos CO2 que los automóviles que diariamente surcan Aquitania, que soporta un tráfico rodado de mercancías de entre 9.000 y 10.000 camiones diarios.

Aquitania se muestra “inquieta” por la intención de las autoridades medioambientales galas de revisar las inversiones del proyecto del TAV a su paso por el País Vasco francés, al tiempo que explica que el trazado actual afecta sólo a 40 casas. “Sería inaceptable para Europa” que no se construyan los 50 kilómetros de red de alta velocidad puestos en cuestión, ya que Francia “perdería toda la financiación europea” prevista para el proyecto,asegura Alain Rousset.

“Viendo el interés general, las consecuencias van a ser fantásticas para el País Vasco francés, que se va a situar en el corazón de la conexión de París-Madrid”, ha enfatizado Rousset.

Por su parte, Patxi López ha destacado que la construcción del Tren de Alta Velocidad debe contar con todas las garantías medioambientales, tal y como se “está haciendo” en la parte que construye el Gobierno Vasco, que discurre por Guipúzcoa y cuya culminación ha augurado para el 2016. López subraya que se trata de una obra muy compleja debido a la orografía de Guipúzcoa, por lo que el 60% discurre bajo tierra y el 40% en viaductos.

Ancho internacional para la conexión ferroviaria San Sebastián-Hendaya

Ancho internacional. ¿Corrección de un error histórico? Los Gobiernos central y vasco han llegado a un acuerdo para que en el futuro el corredor ferroviario Vitoria-San Sebastián y su conexión con Francia tenga ancho internacional, lo que permitirá la circulación de trenes entre ambos países sin necesidad de efectuar trasbordos en la frontera.

El viceconsejero vasco de Transportes, Ernesto Gasco, ha asegurado que el Ejecutivo de Vitoria ha logrado el compromiso del Ministerio de Fomento para la redacción de un estudio informativo que defina las características del nuevo ancho de vía en el eje Vitoria-San Sebastián-Hendaia, que podría estar concluido en un plazo aproximado de año y medio. Dicho estudio determinará el coste del proyecto y su plazo de ejecución. Asimismo, ha asegurado que la adopción de esta medida “será un motor para nuestra economía, pero también supone una apuesta fundamental para descongestionar de camiones nuestras carreteras”.

El anuncio ha sido realizado en el acto de clausura de las II Jornadas ‘Metro Donostialdea en Marcha’, celebradas en el Palacio Miramar y en las que han tomado parte 150 profesionales de empresas constructoras, ingenierías, material ferroviario y consultoras, además del ámbito institucional.

Según Gasco, “este proyecto, que camina a velocidad de crucero, es el tren del Gobierno Vasco y es el tren que comunica no solo a Donostia y Guipúzcoa, sino a Euskadi. El Metro de Donostialdea cumple con los parámetros sociales de rentabilidad económica que exige la Unión Europea y, por lo tanto, es un proyecto que puede ser financiado por el Banco Europeo de Inversiones”.

El viceconsejero de Transportes ha explicado que el Ejecutivo autónomico trabaja con la Diputación Foral en la constitución de la sociedad Metro de Donostialdea, a través de la Autoridad del Transporte en Guipúzcoa. “Es indispensable la implicación de la Diputación Foral en el 50% de la financiación, tal y como ocurre en Vizcaya. Si logramos este acuerdo seremos capaces de avanzar mucho más rápido”, ha dicho.

Gasco ha recordado que hasta la fecha el Gobierno vasco ya ha invertido 50 millones de euros en el Metro de Donostialdea a través de las obras en ejecución (Loiola-Herrera, Fanderia-Oiartzun, Lasarte-Errekalde y Errekalde-Añorga) y de los proyectos que servirán para definir los nuevos trazados.

Asimismo, ha anunciado la próxima licitación del proyecto constructivo de la intermodal de Riberas de Loiola, el proyecto constructivo de la estación de Altza y también del tramo Lugaritz-Anoeta. También ha adelantado que a lo largo de 2011 se licitará la construcción de la nueva estación de Loiola.

El Gobierno vasco inicia el tramo más caro del TAV

Es el tramo más caro de todo el trazado de la ata velocidad vasca. Pero el Gobierno vasco tiene en mente culminar la obra de la Y vasca. Y si puede seguir el ritmo previsto, mejor. Este mismo mes, en apenas diez días, tiene previsto colocar la primera piedra de un nuevo tramo que atraviesa Guipúzcoa desde Bergara hasta Irún. Será, además, el más caro de todos cuantos se han contratado hasta ahora, con un coste que supera los 106 millones de euros.

El tramo entre Bergara y Antzuola cuenta con la particularidad de que es el más caro de todos los que se han contratado por ahora en la red vasca de alta velocidad, no sólo en Guipúzcoa, sino también en Vizcaya y Álava –y son ya 19–. Salió a licitación por 125 millones de euros, aunque fue adjudicado a una unión temporal de empresas por 106,5 millones, IVA incluido. Esta elevada cifra se justifica por la necesidad de construir un túnel de 3,9 kilómetros, que comprende por tanto casi la totalidad del tramo y que hará que el tren en el futuro sea prácticamente imperceptible desde las localidades que atraviesa.

Cada kilómetro del TAV en este trayecto costará cerca de 25 millones de euros, todo un récord por ahora en la línea vasca de alta velocidad y más del triple de lo que cuesta un kilómetro de autovía en una zona orográficamente complicada como ésta. Con todo, hay otros tramos en cartera en Guipúzcoa que requerirán un desembolso mayor, aunque aún no han sido licitados. Uno en concreto, el que incluye la construcción de la estación internacional de Astigarraga, saldrá a concurso por más de 200 millones de euros.

El inicio del nuevo tramo en un momento en que Fomento se plantea recortar el gasto en infraestructuras en todo el país apuntala las intenciones declaradas por el responsable vasco de Transportes, Iñaki Arriola, quien ha asegurado que el Ejecutivo de Vitoria hará todo lo posible por mantener el ritmo de las obras en el ramal guipuzcoano. Como es sabido, el Gobierno vasco gestiona las obras entre Bergara e Irún y adelanta el dinero para los contratos, pero al final quien paga es el Estado.

Con este nuevo inicio, el TAV estará ya en ejecución en 18,52 kilómetros a través de Guipúzcoa. Y en breve se pretenden licitar dos nuevos tramos, los que están ubicados entre Antzuola y Ezkio Itsaso y en los que se ejecutará el túnel de Zumarraga, el más largo de toda la línea ferroviaria. El consejero de Transportes cree posible llegar a final de año con 44 kilómetros del TAV en obras en Guipúzcoa, lo que significaría tener en fase de ejecución prácticamente dos tercios del corredor entre Bergara e Irún (76 kilómetros).

(Fuente Aitor Alonso, El Correo. Imagen Mitxel Atrio)

Adif mejorará la seguridad entre andenes en 24 estaciones de Euskadi

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) suprimirá los pasos de madera entre andenes en 24 estaciones del País Vasco y colocará caucho antideslizante para mejorar la seguridad de estas instalaciones. En un comunicado, la Delegación del Gobierno en el País Vasco ha explicado que la medida se va a llevar a cabo en once estaciones de Guipúzcoa: Alegia, Andoain-Centro, Anoeta, Beasain, Billabona-Zizurkil, Itsasondo, Legorreta, Ordizia, Pasaia, Ventas de Irún y Zumarraga.

En Vizcaya las estaciones que sufrirán mejoras serán las de Orduña, Arbide, Arrankudiaga, Bakiola, Basauri- Apeadero, Iñarratxu y Ollargan. En Álava, los trabajos de mejora de andenes se llevarán a cabo en Amurrio, Areta, Santa Cruz de Llodio, Luiaondo, Salbio, y Vitoria.

Esta actuación se enmarca en el contrato licitado por Adif para la renovación, adaptación a personas con discapacidad y supresión de pasos entre andenes en el conjunto de España, por un presupuesto global de 4.954.801,1 euros.

Los trabajos consistirán, fundamentalmente, en la instalación de nuevos pasos de caucho antideslizante en las estaciones donde se ha considerado necesario su renovación o supresión.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, ha destacado que cuando estén finalizadas las obras, las instalaciones ganarán en seguridad y en prestaciones

Finalizado el primer túnel del TAV

Un simbolismo más. Una nueva conquista. Precisamente donde comenzó la aventura. Fue donde arrancó hace tres años, con total discreción y sin primera piedra, la mayor obra de infraestructura de la historia vasca reciente. Fue también donde la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, prometió que el tren de alta velocidad (TAV) era una proyecto «irreversible», sin «marcha atrás» en Euskadi, a pesar de la presión radical. Y es también el túnel y el tramo del TAV –el segmento Arrazua Ubarrundia-Legutiano, subtramo II, de 5,2 kilómetros– que quedó en manos de la empresa Altuna y Uria, y por cuya implicación en él asesinó ETA al empresario Inaxio Uria en Azpeitia hace un año.

El túnel de Luko, el que carga más simbolismo de todos los que tendrá la línea ferroviaria de alta velocidad en Euskadi, se dio ayer por finalizado. Así lo transmitió la Delegación del Gobierno en Euskadi, cuyo responsable, Mikel Cabieces, se felicitó por el «continuo avance» de las obras de la alta velocidad vasca, «que constituyen un fenomenal ejemplo de colaboración entre el Gobierno de España y el vasco», dijo Cabieces.

Los 5,2 kilómetros del tramo entre Arrazua y Legutiano también quedarán listos en breve si las previsiones se mantienen en lo que se refiere a la construcción de la plataforma ferroviaria, que es en lo que se está ahora. Tenían que haberse concluido hace un año, pero las dificultades propias de una obra de estas características –y más aún, del tramo inaugural– han hecho que este primer segmento del TAV haya acumulado algo más de 12 meses de retraso respecto a los planes iniciales. Se terminará, sostiene Adif, en febrero.

Los arranques de tramos y elementos singulares se suceden sin pausa en el TAV, lo que indica que las obras han tomado ritmo. También se inició ayer el túnel de Arteako, en Amorebieta. Y el lunes se colocará la primera piedra del tramo Beasain Oeste, en Guipúzcoa. Todo discurre según lo previsto, aunque aún nadie se atreve a pronosticar el final de las obras y, mucho menos aún, fijar el día de la inauguración de un trazado que persigue integrar a Euskadi en el futuro. Y que cada días resulta una conquista de libertad en una tierra demasiadas veces castigada por el terrorismo.

(Fuente El Correo. Aitor Alonso)

La obra del TAV como “medida contra la crisis”

Contra la crisis, obra pública. El Gobierno vasco se ha aplicado a la tarea porque tiene bien aprendida la lección. Y la alta velocidad resulta estratégica para Euskadi. El lehendakari, Patxi López, ha participado hoy en el acto de colocación de la primera piedra de los tramos de Legorreta y Tolosa del Tren de Alta Velocidad, una infraestructura cuya construcción “es una medida contra la crisis” y que se culminará pese a las “bombas” y “amenazas de ETA”. López ha presidido este simbólico acto en Itsasondo (Guipúzcoa) acompañado por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, el consejero de Transportes, Iñaki Arriola, y el viceconsejero Ernesto Gasco.

Tanto el lehendakari como Arriola han tenido palabras de apoyo a los empresarios y trabajadores de las obras del Tren de Alta Velocidad, pocos días después de que se haya celebrado el primer aniversario del asesinato de Inaxio Uría, propietario de una de las compañías adjudicatarias de los trabajos.

López ha advertido de que “ni las bombas ni las amenazas van a conseguir parar este tren”, para lo que el Gobierno Vasco, que ejecuta las obras en el territorio de Guipúzcoa, pondrá “todos los medios” y “garantizará la seguridad de quienes trabajan en ellas”. “Vamos a seguir apostando por el tren y vamos a ponerlo en marcha cuanto antes. Porque ésta es la mejor forma de defender Euskadi y sus intereses. Porque esto sí que es hacer país y avanzar hacia un futuro mejor”, ha agregado.

López ha explicado que en siete meses su gobierno ha adjudicado obras en esta infraestructura por valor de 254 millones de euros y que en 2010 lo hará por una suma total de cerca de 700 millones, lo que significa un “enorme esfuerzo inversor en tiempos de crisis”.

Por este motivo, el lehendakari ha proclamado que “invertir en el Tren de Alta Velocidad también es una medida de choque contra la crisis”. En su opinión, el Tren de Alta Velocidad superará las reticencias de “quienes ponen en duda todas las iniciativas de progreso y callan después ante la evidencia de su éxito” y “demostrará con hechos su validez”.

(Imagen Mikel Fraile)

Cada kilómetro del TAV cuesta 30 millones de euros

Un coste elevado; pero una inversión necesaria. Euskadi requiera la puesta en marcha del tren de alta velocidad cuanto antes para no quedar estancada. Acumula ya varios años de retraso y la situación, si no desesperada es cuando menos acuciante. Ya sabemos que no resulta barato. Pero es una obra vital para el futuro. Cada kilómetro de vía de alta velocidad cuesta casi 30 millones de euros. El TAV tendrá un coste récord entre Bergara y Antzuola, el último tramo que acaba de sacar a contratación el Gobierno vasco y el sexto que activa en el ramal guipuzcoano. El precio de la licitación, que se anunciará en los próximos días en el boletín oficial del País Vasco, se eleva hasta los 125 millones de euros (IVA incluido). Ninguno de los 18 proyectos del TAV contratados con anterioridad había superado los 100 millones de precio de salida.

La consejería de Transportes del Ejecutivo autónomo que lidera el socialista Iñaki Arriola ha dado un arreón al TAV en Guipúzcoa. Mañana mismo se pondrá la primera piedra de otros dos tramos, los de Legorreta y Tolosa, lo que elevará a 12,36 los kilómetros en ejecución. Asistirá el lehendakari, Patxi López; el delegado del Gobierno en Euskadi, Mikel Cabieces; el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y el propio consejero Arriola, entre otros.

Las obras en el resto del trazado siguen su ritmo. El tramo entre Bergara y Antzuola contempla la construcción de una plataforma ferroviaria de 4,289 kilómetros, lo que deja el coste por kilómetro en poco menos de 30 millones. El precio se reducirá cuando se adjudique formalmente, pues las empresas realizan siempre ofertas a la baja para tratar de llevarse el contrato frente a sus competidores. Aún así, lo más probable es que siga siendo el más caro del TAV. Por ahora, sólo se le aproxima el denominado Beasain Oeste, donde 1,87 kilómetros de plataforma supondrán 43,3 millones de euros, a 23 millones por kilómetro. Por lo general, el coste viene siendo más elevado en Guipuzcoa –el ramal encomendado al Gobierno vasco– que en la conexión Vitoria-Bilbao, que gestiona de forma directa el Ministerio de Fomento. En territorio guipuzcoano el precio por kilómetro ronda de media los 22 millones de euros, mientras que en el ramal vizcaíno-alavés se queda en 14 millones de euros.

La explicación de esta diferencia hay que buscarla en los condicionantes orográficos, apuntan fuentes de Euskal Trenbide Sarea (ETS), la empresa pública vasca que gestiona las obras del TAV. En Guipúzcoa, el 80% de la línea discurre bajo túneles, mientras que en la conexión Vitoria-Bilbao este porcentaje se queda en el 60%. La línea guipuzcoana es, por tanto, más cara de construir.

En el caso del proyecto Bergara-Antzuola, el precio de salida del contrato viene determinado por sus características especiales. De los 4,2 kilómetros, 3,7 discurren en un único túnel cuyo diseño contempla, además, una galería de evacuación inusualmente larga, de 2,8 kilómetros. Fuentes de ETS indican, con todo, que dentro del resto de tramos guipuzcoanos que deben salir a contratación en los próximos meses habrá «tres o cuatro» cuyo coste también se aproxime a los 100 millones de euros.

(Fuente Aitor Alonso El Correo)

Euskadi y Aquitania acuerdan crear una Eurorregión abierta a Navarra que impulse el TAV

Pasos hacia la conexión ferroviaria en alta velocidad entre Francia y España. Todo queda en manos de los gobiernos regionales, que se coprometen a impulsar el tren de alta velocidad. Los máximos mandatarios de Euskadi y de la comarca francesa de Aquitania, Patxi López y Alain Rousset, respectivamente han acordado constituir una Eurorregión transfronteriza, abierta a otras comunidades como Navarra y Aragón y que tendrá como uno de sus objetivos impulsar la conexión del Tren de Alta Velocidad. Este es el principal acuerdo alcanzado en la cumbre transfronteriza que delegaciones de ambos territorios han celebrado en la sede del Consejo Regional de Aquitania, a la que Patxi López ha acudido acompañado por el consejero de Transportes, Iñaki Arriola, y el de Industria, Bernabé Unda.

Durante su intervención, el lehendakari ha explicado que lo acordado en Burdeos es “un primer paso” dado con la “voluntad política clara de constituir una Eurorregión abierta” que “tenga contenido y sea eficaz”, y con este fin se ha establecido un plazo de seis meses para poner en marcha esta iniciativa “con carácter institucional”. López ha advertido, no obstante, de que aún está “todo por decidir”, aunque existe la voluntad por parte de ambas administraciones de trabajar “intensamente” con la intención de “avanzar” en los asuntos en los que Euskadi y Aquitania pueden “colaborar y hacer propuestas”, además de definir cuál será el presupuesto de la Eurorregión y dónde podría estar su sede, entre otros aspectos.

Tras desvelar que esta Eurorregión, que contará con seis millones de habitantes, se va a convertir en una “prioridad” de la acción exterior vasca, López ha subrayado que esta iniciativa supondrá un “salto cuantitativo y cualitativo” que permitirá a Euskadi y a Aquitania que su voz “se escuche con más fuerza en Europa”. En este sentido, ha resaltado la necesidad de “acelerar al máximo las gestiones que garanticen la conexión de la ‘Y’ ferroviaria vasca con Tren de Alta Velocidad francés”, lo que permitirá una “conexión” transfronteriza que ambas instituciones consideran “imprescindible” para su desarrollo.

El lehendakari ha citado además otros ámbitos posibles de cooperación como la promoción tecnológica y económica, así como los sectores aeronáutico y de las energías renovables, en los que, a su juicio, ambas regiones pueden convertirse, cooperando, en “referentes en Europa”. La cultura, el euskera, la agricultura de montaña, la ganadería y la prestación de todo tipo de servicios transfronterizos son otros ámbitos de posible entendimiento sugeridos por López, quien ha expresado su convicción de que esta “alianza entre vecinos”, amparada por la legislación europea, conllevará “grandes beneficios”.

Por su parte, el presidente de Aquitania, Alain Rousset, ha manifestado su satisfacción por este acuerdo que, según ha dicho, llevaba once años esperando, al tiempo que ha anunciado que para principios del próximo año ya se comenzarán a dar los primeros pasos en la definición del proyecto del trazado de alta velocidad que llegará a la frontera vasca. Respecto al rechazo suscitado por este proyecto en algunos sectores, ha dicho que en Aquitania, “como en todas partes, hay gente que se opone”, si bien ha recordado que la mayor parte del recorrido que pasará por el País Vasco francés será “soterrado” y que el proyecto tendrá en cuenta las “preocupaciones medioambientales” de los habitantes de las áreas afectadas.

Impulso al tramo de Tolosa del TAV

De nuevo aprovecho un trabajo de mi compañero Aitor Alonso, un gran conocedor del tren, especialmente en Euskadi. Visto que el texto es muy completo, me limito a transcribir lo que publica hoy en El Correo, evidentemente con su permiso, El Gobierno vasco ha apurado la recta final de la legislatura para dar al Tren de Alta Velocidad el impulso que se le venía demandando en Guipúzcoa, un ramal a cargo de la Administración vasca y muy retrasado respecto a la línea Vitoria-Bilbao, que ejecuta directamente Fomento. El Consejo de Gobierno del Ejecutivo vasco, que ayer se reunió por última vez bajo la presidencia del lehendakari Ibarretxe, aprobó la licitación de un nuevo contrato de obras en el territorio guipuzcoano, el correspondiente al paso del TAV por Tolosa. Hace una semana, este mismo órgano dio vía libre a otros dos tramos más.
Sigue leyendo