Archivo diario: mayo 4, 2014

Euskadi tampoco se libra de la fiebre del grafiti en los trenes: Dos detenidos de madrugada en Gernika

DOCU_DVA

Grafiteros en acción. Dos jóvenes de 20 y 28 años han sido detenidos por agentes de la Ertzaintza en la madrugada de este sábado al ser sorprendidos mientras pintaban dos coches de un convoy de Euskotren en Gernika.

De madrugada, en cocheras e infraganti. Lo habitual en este tipo de percances. El servicio de Seguridad de Euskotren requiró la presencia de la Ertzaintza en la estación de Gernika sobre las cuatro de la mañana de este sábado. Habían detectado la presencia de dos individuos que armados de sprays pintaban los vehículos allí estacionados. La llamada fue atendida por los agentes de la Policía autonómica que enviaron a la estación gernikarra un par de patrullas. Nada más percibir la presencia de los agentes, los dos individuos se dieron a la fuga. En su huida, los jóvenes saltaron la valla que cierra el acceso a la estación y penetraron posteriomente en las instalaciones de otra empresa. Pero la fuga no prosperó y fueron detenidos minutos después. Uno de los individuos permaneció durante varios minutos escondido bajo un turismo. Los dos jóvenes arrestados están acusados da daños contra la propiedad.

Los ertzainas han inspeccionado la unidad de Euskotren en la que fueron descubiertos pintando los jóvenes. Dos de los coches presentaban cuatro grafitis. Uno de los arrestados tuvo que ser atendido en el Hospital de Gernika por algunas lesiones menores sufridas al saltar las vallas en la acción de huida. Ambos detenidos quedarán a disposición judicial en las próximas horas.

Los agentes de la Ertzaintza localizaron en las inmediaciones de la estación de Gernika el vehículo en el que se habían lllegado los dos jóvenesd. En su interior localizaron varios aerosoles de pintura.

Euskotren, al igual que otros operadores de transporte, muestra en un decálogo de intenciones tolerancia 0 con este tipo de acciones. Como reconocen en su página se enfrenta a un problema que afecta a toda la sociedad. “Los grafitis se pueden considerar una expresión artística, pero en una unidad de transporte público y sin el consentimiento de la empresa se convierte en un acto vandálico que traspasa fronteras en el momento en que hay violencia externa, entendida como cualquier tipo de agresión, bien sea física o verbal”. La pintura no sólo estropea la imprimación corporativa sino que los ácidos de los sprays acaban ocidando la chapa interior. Esto casiona pérdidas millonarias a las operadoras.

La empresa pública vasca quiere poner coto a estos desmanes y ha comenzado a solicitar en las demandas judiciales que se castigue con 13.000 euros a los autores de estas ‘obras de arte’ que dañan los trenes de la compañía. La sanción es solicitada en función del coste de reparación que conlleva volver a preparar los coches para seguir circulando, al que se unen los días que ha perdido la unidad con los consiguientes pérdidas de ingresos. En los dos últimos años la Ertzaintza ha elevado 9 atestados sobre pintadas de grafitis en trenes y ha imputado causas a un total de 26 personas. Y, en el lapso de tiempo de un año y cuatro meses se han detenido a 9 personas.

(Imagen Félix Morquecho en la estación de Amaña.2009)