Archivo diario: mayo 3, 2014

Las preguntas sobre el accidente del metro de Valencia siguen sin encontrar respuestas

Concentracion-victimas-accidente- Metro-valencia

Siguen las preguntas. Pero apenas si encuentran respuestas. La Plaza de la Virgen de Valencia vuelve a concentrar hoy a los integrantes de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio (AV3J). Como cada día 3 se reúnen para recordar que siguen sin resolverse las dudas sobre el accidente de 2006, el más grave de un suburbano. Murieron 43 pasajeros y otros 47 sufrieron heridas.

Un sentimiento sigue en el ánimo de los familiares de las víctimas. Creen que Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) “sigue obstruyendo la investigación” judicial del accidente. La asociación mantiene que se han destrudio pruebas durante estos ocho años transcurridos. Apuntan manipulación en la caja negra y pérdida del libro de averías. Las víctimas acusan además de mentir a los directivos de Metrovalencia. En este caso se justifican con las declaraciones de un perito judicial que negó un accidente anterior de la misma unidad siniestrada que, como se ha comprobado ahora, ocurrió unos meses antes.”FGV no hace otro cosa que obstruir la investigación”, afirman recelosos.

“Seguimos esperando respuestas”, recuerdan los integrantes de esta asociación, que lleva cerca de ocho años reuniéndose el día 3 de cada mes, para que se investigue de forma veraz el peor accidente de metro de la historia de España y se depuren responsabilidades. “Nunca es tarde para hacer lo correcto”, explican desde la asociación que espera aún gestos de las autoridades valencianas.

Precisamente hoy se cumple un año del “llenazo” de la plaza de la Virgen. Varios miles de personas apoyaron la protesta de las víctimas, después de que el conocido programa de televisión ‘Salvados’ de Jordi Evole dedicara uno de sus programas al accidente y a este colectivo. El programa ‘Los Olvidados’ consiguió lo que hasta entonces nadie había logrado: la movilización de la ciudadanía valenciana. Ese día la Plaza de la Virgen de Valencia se quedó pequeña ante la respuesta masiva que, especialmente a través de las redes sociales, tuvo la convocatoria. Y de paso consiguió reactivar el caso en el juzgado.