Adif activa el Plan de Prevención de Incendios en las vías férreas del País Vasco


El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha puesto en marcha diversas acciones para la prevención de los incendios forestales en los márgenes de las vías férreas del País Vasco, con actuaciones que afectan a 227 kilómetros de línea de ancho convencional, enmarcadas en el Plan de Medidas Preventivas diseñado para este verano.

Adif ha procedido a la eliminación y control de la vegetación que crece en la plataforma de vía y en su entorno, concretamente en 166 kilómetros de vía de la línea Madrid-Hendaya, que recorren los territorios de Alava y Gipuzkoa, entre Irún y Miranda, así como 48 kilómetros de trazado entre Miranda y Orduña (línea Castejón-Bilbao), en las provincias de Alava y Bizkaia. La actuación se ha completado en una longitud de 13 kilómetros correspondientes al tramo vizcaíno Barakaldo-Muskiz. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces ha señalado que estas actuaciones se enmarcan en el conjunto de acciones diseñado por Adif “para paliar los efectos de la época estival que inciden en el transporte ferroviario”.

Dichas campañas, que Adif realiza desde el año 2006 en diferentes épocas del año, se acometen por medio de operaciones de desherbado químico, por una parte, y con tratamientos de selvicultura preventivos, por otra. “Estas actuaciones ayudarán a adoptar medidas de carácter preventivo con el propósito de minimizar el riesgo de incendios que pudieran provocarse por la circulación ferroviaria, con actuaciones que determinan las zonas más sensibles a las altas temperaturas y que suponen una amenaza para el medio ambiente”, ha añadido Cabieces.

Adif ha puesto en marcha distintas medidas para garantizar las mejores condiciones del servicio ferroviario, incluidas en el Plan Director de Medidas Preventivas para el Verano, con un periodo de vigencia entre el 1 junio y el 30 de septiembre de 2011. El objeto de este plan es el de coordinar a todos los elementos que intervienen en el transporte ferroviario, para prevenir y afrontar los riesgos derivados de la época estival y asegurar la calidad del servicio prestado a los usuarios. Con este fin, se establecen medidas para paliar los efectos habituales del verano derivados de las altas temperaturas y otros aspectos que inciden en el transporte por ferrocarril. De esta forma, se tienen en cuenta factores como la afluencia más alta de viajeros, debida a la época vacacional, lo que provoca un incremento de las plazas en los trenes y, por tanto, unas longitudes más largas de los mismos.

De igual forma, se extrema la atención respecto a los diversos elementos del material rodante ferroviario, como pueden ser los motores, los ejes, los sistemas de frenado, o los de combustión, con el fin de evitar sobrecalentamientos.

En cuanto a la infraestructura ferroviaria, el plan presta especial vigilancia a las dilataciones de la vía y de la catenaria, producidas por las altas temperaturas, para evitar posibles deformaciones que pudieran causar incidencias. Además, se recogen los riesgos externos a la actividad ferroviaria que se presentan con mayor frecuencia en la época estival, entre los que se encuentran los incendios en la vía o sus proximidades, y las inundaciones por fuertes tormentas o caída de rayos, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.