Archivo diario: junio 5, 2011

España muestra en California su experiencia en Alta Velocidad

Experiencia y credibilidad. España está asesorando a California en el desarrollo de la red de Alta Velocidadferroviaria que este Estado norteamericano tiene previsto construir, según el Instituto de Comercio Exterior (ICEX). Una delegación de la Administración y el sector empresarial español ha participado en una conferencia celebrada en San Francisco en la que se pretende mostrar la “experiencia de éxito” española en el desarrollo del AVE.

El encuentro, organizado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Ministerio de Fomento y el ICEX, ha contado con la participación de empresas de construcción e ingeniería españolas, además de con fabricantes de trenes. Según el ICEX, el material ferroviario de última generación y el AVE constituyen dos sectores estratégicos en el plan ‘Made in/By Spain’ que impulsa el departamento que dirige Miguel Sebastián.

California prevé construir un primer corredor de alta velocidad que unirá las grandes áreas metropolitanas del Norte (San Francisco y Sacramento) con las del Sur (Los Angeles y San Diego).

Con en el encuentro celebrado en San Francisco, España busca aportar respuestas a algunas de las cuestiones pendientes en el proyecto californiano. Su planteamiento, sostenibilidad y las necesidades de financiación son algunos de los aspectos clave que, según el ICEX, influirán “de forma decisiva” en la toda de distintas decisiones por parte del Estado de California.

El plan de alta velocidad californiano se enmarca en el plan de inversión de 8.000 millones de dólares (unos 5.500 millones de euros) que prevé desarrollar la Administración de Barack Obama para construir once corredores en todo el país.

Todas las empresas españolas relacionadas con alguno de los distintos aspectos relacionados con la construcción del AVE permanecen atentas y han mostrado ya su interés por este plan.

En el caso de California, una quincena de empresas españolas han mostrado a la administración del Estado su interés por el proyecto de alta velocidad, entre ellas las grandes constructoras, fabricantes de trenes como Talgo y CAF, y firmas públicas como Renfe y Adif .