Archivo de la etiqueta: Suiza

El túnel del Gotardo recupera el récord como el más largo del mundo

El récord vuelve a Europa. El viernes 15 de octubre de 2010 finaliza la excavación del túnel del Gotardo, el más largo del mundo con 57 kilómetros. Hasta ahora la marca estaba en poder del Seikan de Japón, con 53,85 kilómetros (el Eurotúnel alcanza los 49,94 kilómetros), que, sin embargo, no se verá realmente superado hasta 2017. La nueva galería es parte del proyecto suizo ‘AlpTransi’t también conocido como New Railway Link through the Alps (NRLA) que asimismo incluye los túneles de Lötschberg y Monte Ceneri entre los cantones suizos de Berna y Valais. Los túneles facilitarán el paso de los Alpes y con ellos se establecerá una ruta directa apta para trenes de alta velocidad. Una vez finalizados, el tiempo actual de viaje de casi cuatro horas entre Zürich y Milán, se reducirá a dos horas y media

Desde 1996, las fresadoras trabajan entre Erstfeld, al norte de la montaña, y Bodio, en el sur, para cavar el túnel ferroviario más largo del mundo. Las máquinas completarán la perforación 14 años más tarde, concretamente el próximo viernes. Una vez que entre en servicio el túnel del Gotardo, Suiza podrá una vez más alardear de tener en su territorio el túnel ferroviario más largo del planeta. Se espera que la apertura del túnel del Gotardo sea en diciembre de 2017, para permitir el paso a los trenes que circulan a 250 kilómetros por hora y reducir en una hora el trayecto entre Milán y Zúrich.

Los primeros trabajos de esta joya de la ingeniería helvética datan de 1882. En aquel entonces, 15 kilómetros de galería permitieron el acercamiento de Suiza, Italia y Alemania. Ahora, 128 años más tarde, San Gotardo, se abre paso en pleno corazón de Europa y al pie de los Alpes. Una obra que perpetúa la tradición pionera de Suiza en la construcción de túneles.

Pasar por encima o por debajo de obstáculos naturales es parte integral de la historia moderna de la Confederación. La aventura de los túneles alpinos se remonta a 1708. El así llamado ‘Urnerloch’, cerca de Andermatt, con 64 metros de largo, fue el primer túnel para el tráfico de mercancías y pasajeros sobre una ruta alpina. Casi dos siglos más tarde, tras difíciles viajes a lomos de mula recorriendo los senderos de montaña, incluso el ferrocarril consiguió atravesar los Alpes. De hecho, en 1882 se inauguró el túnel ferroviario del San Gotardo. Construido a lo largo de diez años, la obra costó la vida a casi 200 trabajadores. Con sus 15 kilómetros de longitud fue durante muchos años el túnel más largo del mundo. Un récord cedido posteriormente a otro túnel construido igualmente en Suiza. En 1907, la Confederación inauguró el túnel del Simplon, 4 kilómetros más largo que el del San Gotardo. De hecho, el de Simplon será el túnel más largo del mundo hasta bien entrados los años 80.

Las obras de construcción bajo el San Gotardo serán aún más largas gracias a dos proyectos análogos, que se espera terminar en el próximo decenio. Se trata del túnel del Brenner (55 km) y el del Moncenisio (53 km), elemento principal de la unión gracias a los trenes de alta velocidad de las ciudades de Turín y Lyon.

No está de más recordar que los suizos son, junto a los japoneses, los más asiduos usuarios de ferrocarriles de la tierra. En promedio, cada suizo recorre anualmente más de 2.000 kilómetros en tren. La construcción de una nueva línea a través los Alpes asume entonces en este país un significado particular. En Suiza, cada línea de ferrocarril se ha constituido históricamente en elemento de cohesión nacional, acercando entre sí a las diversas regiones linguísticas.

El ferrocarril a través las montañas será completado con el túnel de base de Monte Ceneri, de 15,4 kilómetros. Su puesta en marcha está prevista para 2019. Tras la conclusión de las obras, los costes totales de estas líneas podrían alcanzar, considerando el alza en el coste de la vida, del impuesto sobre el valor añadido y de los intereses en los créditos de la construcción, la friolera de 24.000 millones de francos suizos.

El trabajo se financia por medio de los impuestos al tráfico pesado (el 65%), sobre los combustibles (el 25%) y el IVA (el 10%).



(Fuente swissinfo.ch. Imagen Alptransit)

Al menos un muerto y 40 heridos por el descarrilamiento del ‘Glacier Express’

Al menos una persona ha muerto y unas 40 han resultado heridas al descarrilarse este viernes uno de los trenes turísticos más famosos de Suiza, el Glacier Express, según informaron las autoridades ferroviarias. La agencia de noticias suiza ATS informó de que la mayor parte de los heridos son turistas japoneses, y añadió que seis de ellos se encuentran en estado grave.

El ‘Glacier Express’ es una de las principales atracciones turísticas de Suiza, ya que viaja desde St. Moritz a Zermatt a través de impresionantes paisajes alpinos. Durante el verano también transita un tren paralelo que une Zermatt con Davos.

El primer ‘Glacier Express’ partió el 25 de junio de 1930 a las 07.30 horas con 70 pasajeros, y llegó a St. Moritz casi 11 horas después. El tren es conocido también como el “expreso más lento del mundo”. Durante 7 horas y media, el tren pasa por 291 puentes, 91 túneles y pasa por el Oberalppass a 2033 metros sobre el nivel del mar. Hasta 1981, el ‘Glacier Express’ pasó por el túnel Furka-Scheitel hasta 2162 msm. El tramo entre Oberwald hacia Rehalp podía ser transitado durante 4 meses del verano solamente, por lo que el resto del año no había ‘Glacier Express’. Fue este tramo precisamente el que le dio el nombre al tren, puesto que era posible observar el glaciar Rhonegletscher desde el tren.

En 1982 fue inaugurado el túnel base Furka, lo cual hizo posible que el ‘Glacier Express’ circule todo el año. El tramo por el glaciar es ahora operado por un tren museo de vapor. El convoy ofrece a los pasajeros coches de tipo panorama, que consisten en vagones con amplios ventanales para poder apreciar mejor los paisajes del recorrido. Los turista reciben al inicio del viaje unos audífonos, los cuales se conectan a enchufes en los asientos para poder escuchar audio con información histórica y descriptiva de los lugares que se recorren. Esta información está disponible en seis idiomas: alemán, inglés, francés, japonés, mandarín e italiano. En el tren, los pasajeros pueden ordenar almuerzo y bebidas, los cuales son preparados por el vagón restaurante de cada tren, y son servidos directamente en las mesas de los pasajeros.

Los medios de comunicación suizos dijeron que el accidente se produjo entre la estación de esquí de Lax y la localidad de Fiesch, cerca de la frontera con Italia. Las fotografías publicadas en los medios muestran al menos tres vagones volcados.

(Fuente e imagen Wikipedia)

Suiza adjudica a Bombardier el mayor pedido de material rodante de su historia

Es el mayor pedido de la historia ferroviaria suiza. Los Ferrocarriles Suizos han adjudicado a Bombardier el suministro de 59 trenes de dos pisos, en lo que constituye el más importante pedido de material rodante de su historia, por un importe de 1.860 millones de francos suizos, unos 1.327 millones de euros.

Las primeras entregas de trenes se prevén para 2012 y las últimas para 2019 y su introducción progresiva en el servicio a partir de diciembre 2013, después de un período de pre-explotación comercial.

Inicialmente en tráficos Intercity en los ejes Saint-Gall–Zurich–Berna–Ginebra, Romanshorn–Zurich–Berna–Brigue y en el servicio Interregio entre Zurich y Lucerna. En una segunda fase, los trenes circularán en toda la red Suiza. También se prevé la posibilidad de que sean explotados en tráficos internacionales en Alemania y Austria, para lo que está prevista su homologación en ambos países.

Los Ferrocarriles Suizos adquieren por este contrato para el que competían también Siemens y Stadler, 436 coches climatizados de dos pisos que permitirán ofrecer más de 36.000 nuevas plazas a los usuarios.

Los nuevos trenes –cincuenta de doscientos metros de largo y nueve de cien- ofrecen un amplio espacio entre asientos y motores eficientes que reducen el consumo energético en el entorno de un 10%.

Todas las plazas, tanto en segunda clase como en primera tienen toma de corriente y acceso inalámbrico. Cada tren tendrá un compartimento “de negocios”, sistemas de información con pantallas electrónicas, de videovigilancia y de llamada de emergencia.

Bombardier fabricará los trenes cuyo número podría incrementarse hasta en cien unidades suplementarias en virtud de una opción prevista en el contrato, en sus instalaciones de Villeneuve y Görlitz, en Suiza.

Los ferrocarriles Suizos, CFF, han previsto que tendrán que atender a una demanda de 120.00 nuevas plazas sentadas en sus trenes en el curso de los próximos veinte años, en los servicios de grandes líneas.

Para ello, se está reemplazando en material rodante antiguo por nuevos trenes, lo que incrementará la oferta de plazas en más de 60.000. En este momento CFF dispone de un parque de grandes líneas constituido por trenes de uno y dos pisos y de trenes basculantes. Los vehículos más antiguos de un piso tienen más de cuarenta años.

Hasta 2030, los Ferrocarriles Suizos invertirán 20.000 millones de francos, unos 14.270 millones de euros en material rodante.

Los planes de CFF incluyen que con la introducción del nuevo material y la reordenación de los puntos nodales de la red –fundamentalmente Lausana y Saint Gall- se reduzcan los tiempos de viaje sustancialmente.

Así en Lausana y Saint-Gall se ofrecerán correspondencias a cada hora en punto y a las medias, para lo que será necesario reducir el tiempo de viaje entre Lausana y Berna y entre Zurich y Saint-Gall más de una hora.

La tecnología de inclinación de los nuevos trenes permitirá mayores velocidades en curva gracias a una compensación de hasta dos grados, lo que supondrá reducciones de los tiempos de viaje de hasta un 10 por ciento.

(Fuente Vía Libre. Imagen Bombardier en Holanda)

Seguimiento de trenes en tiempo real en Suiza

suizamapapincha aquí para entrar en el mapa de la SBB.

Una curiosidad de los ferrocarriles suizos. Los trenes helvéticos llevan gps por lo que es muy fácil saber en todo momento dónde se encuentran y localizar uno de nuestros convoyes preferidos. Y todo ello en tiempo real .Construido en base a los mapas de Google Maps, el movimiento de los trenes aparece nítidamente y cuando llegan a la estación más próxima comienza a parpadear para indicar que se va detener. 

La aplicación elegida por la operadora suiza SBB no deja de ser una curiosidad, que permite pasar algún rato (no digo divertido), aunque no tan adictivo como otras herramientas que cirulan por la red. Pero estarán conmigo en que es mucho mejor que el programita de Adif para seguir los trenes españoles.

Puestos a curiosear, si se pasa el ratón por alguno de los trenes en movimiento te indica el nombre del convoy, la velocidad a la que está circulando y la estación más próxima en el sentido de la marcha. Si consigues cliquear sobre el tren, se despliega un panel que muestra la coordenada actualizada cada segundo, y las estaciones por las que pasará con sus previsiones de llegada y salida. Que se ajustan (como no podía ser de otra forma) rigurosamente a los horarios establecidos por la compañía.

Como todos los mapas de Google, sabes que puedes acercarte o alejarte para ver más composiciones. E incluso combinar las vistas del satélite con el mapa en dos dimensiones que, para mí, es la idónea en este tipo de presentaciones. Pero para gustos….. Es probable que en próximas fechas, la SBB decida dar otro tipo de servicios, aunque todo dependerá del éxito y seguimiento de esta iniciativa.

Si quieres perder un ratito, ya sabes accede a: http://www.swisstrains.ch/

Tren y cine: El puente de Casandra

CartelPuenteDeCasandra

El puente de Casandra es otra de esas películas donde el tren es el escenario principal de principio a fin de la cinta. Como ya he señalado en otras ocasiones, ferrocarril y cine han ido de la mano en cientos de films en los cien años largos de la historia del celuloide.

El puente de Casandra, dirigida por George P. Cosmato, es una producción europea de Carlos Ponti rodada en Suiza, Francia e Italia. Una película de lo que se denomina género catastrófico, tan habitual y del gusto del público en los años sesenta. Todas las escenas interiores están rodadas en los estudios italianos de Cineccittá.
Sigue leyendo