El ladrón del siglo, en libertad


Como estaba previsto. Fiel al guión establecido. El ministro británico de Justicia, Jack Straw, concedió este jueves la libertad a Ronnie Biggs, conocido como el “ladrón del siglo” por el asalto al tren de Glasgow (Escocia), por motivos de compasión, dado su precario estado de salud. Biggs, que este fin de semana cumplirá 80 años, fue trasladado el pasado 28 de julio desde su celda en la prisión de Norwich (este de Inglaterra) a un hospital cercano aquejado de una neumonía severa, y los médicos creen que “no hay mucha esperanza” para su recuperación. El pasado 1 de julio, Straw había denegado la libertad al conocido delincuente porque “no se arrepiente de su delito”, si bien ahora ha cambiado de parecer por “motivos médicos”.

Los conductores de trenes del Reino Unido se declararon contrarios a la excarcelación, cuando en abril se especuló ya con esta medida. No en vano uno de los miembros de este colectivo se llevó la peor parte en lo que los periódicos bautizaron de inmediato como ‘el robo del siglo’. Ronnie Biggs perpetró junto con otras 15 personas el robo a un tren de Correos el 8 de agosto de 1963 en Glasgow. La banda se hizo con 2,6 millones de libras, que en esa época fue la mayor suma robada en un solo asalto. La Policía consiguió detener a los ladrones en enero de 1964. Pero Bigss escapó quince meses después de ser encarcelado

“Las pruebas médicas claramente muestran que el señor Biggs está muy enfermo y que su estado se ha deteriorado recientemente, lo que ha culminado en su reingreso en el hospital. No se espera que mejore su estado”, explicó el ministro. “Por ese motivo, le concedo al señor Biggs una libertad compasiva basada en razones médicas”, concluyó el titular de Justicia. Biggs podrá salir libre este viernes, una vez que todos los permisos hayan sido firmados. El hijo del delincuente, Michael Biggs, se declaró “encantado” de la decisión y “espera que su padre sobreviva lo suficiente para ver sus 80 años el sábado”. Su abogado, Giovanni Di Stefano, afirmó que su cliente “ha sido puesto en libertad para morir y eso no puede considerarse una victoria, pero supone un triunfo para el sentido común y el señor Straw ha tomado la decisión correcta”.

El preso, que venía solicitando su libertad en los últimos años, casi no puede caminar ni hablar y recibe alimentación a través de una sonda. Además, Biggs ha sufrido varios ataques cardíacos, apoplejías y crisis epilépticas desde mayo de 2001, cuando decidió entregarse voluntariamente a la Justicia británica, tras huir en 1965 a Brasil. El preso se hizo famoso por el denominado “robo del siglo”, en el que él y 14 cómplices sustrajeron en agosto de 1963 unos 4,2 millones de dólares del tren de Glasgow, la mayor suma robada hasta entonces en un único asalto. Condenado a 30 años de cárcel, Biggs se fugó de la cárcel 15 meses y acabó en Brasil después de pasar por varios países. En las actuales condiciones, parece poco probable que Ronnie Biggs vea hecho realidad su último deseo, confesado a un diario: “Entrar en un pub de [la localidad costera de] Margate como un inglés y pedir una pinta”.

La polémica está servida. Y la excarcelación hará correr, de nuevo, ríos de tinta sobre el octogenario y enfermo atracador. Biggs es una leyenda en el Reindo Unido. Y el atraco que cometió hace más de cuarenta años no ha sido olvidado.

(Fuente El País)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.