El túnel más largo del TAV comienza a abrise camino


Las obras del TAV prosiguen imparables, pese a las amenazas de ETA. El Ministerio de Fomento, a través de la sociedad pública Adif, acaba de comenzar la excavación del que será el túnel más largo de la red ferroviaria vasca de alta velocidad, el de Albertia, de 4,8 kilómetros de longitud. Está situado entre Legutiano (Álava) y Eskoriatza (Guipúzcoa) y se ejecuta en dos frentes a cargo de dos contratas distintas. Por el Sur ataca la UTE formada por las empresas Comsa y Cycasa; por el Norte, las firmas Ferrovial y Fonorte. Ambos flancos están ya en fase de perforación.

El túnel que se abre camino bajo el macizo de Albertia será el más complejo, el más laborioso y una de las futuras señas de identidad de la red por la que circulará el tren de alta velocidad en el País Vasco. Su dificultad se expresa en su plazo de ejecución: los tramos de obra en los que se ubica el túnel -los correspondientes a la conexión Legutiano-Eskoriatza- son los de mayor plazo de los adjudicados hasta ahora, 45 meses, es decir, casi cuatro años. De agotarse este tiempo, el túnel se terminará en 2013, el mismo año en el que, por el momento, se contempla la entrada en funcionamiento de la ‘Y’ al menos en su conexión entre Vitoria y Bilbao.

El túnel de Albertia será el más largo de la red y también el único ‘bitubo’, con un conducto para cada uno de los dos sentidos de circulación. Las galerías -cada una de una sección de 57 metros cuadrados- estarán conectadas cada 400 metros para garantizar la evacuación en caso de cualquier incidencia. Los tubos principales estarán separados entre 25 y 30 metros entre sí. También se prevé la construcción de una galería específica para la instalación de un centro de transformación.

El túnel de Albertia será, cuando esté finalizado, no sólo el más largo de la red ferroviaria vasca -exceptuando el metro de Bilbao, lógicamente-, sino que tampoco tendrá parangón en la red de carreteras. En lo que se refiere a ésta, la galería de mayor longitud se acaba de estrenar en la AP-1 Vitoria-Eibar y se trata del túnel de Arlabán, de 3,3 kilómetros.

A pesar de la magnitud de los conductos bajo el macizo de Albertia, los planes constructivos no plantean llevar a cabo la obra mediante tuneladoras. Estas máquinas, que se construyen de forma específica para cada obra, se emplean en túneles de mayor longitud aún, como los de metro o los de grandes galerías ferroviarias del AVE como la de Guadarrama, en Segovia, la mayor de España con 28,4 kilómetros y la cuarta más larga de Europa. En Euskadi se empleará en todos los casos el método de avance y destroza, con rozadoras o explosivos que irán abriendo camino en dos fases hasta que los dos flancos se unan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.