Archivo de la etiqueta: Zamora

75 años del viaducto Martín Gil

La Asociación Ferroviaria Zamorana ha organizado una exposición monográfica con motivo del 75 aniversario de la entrada en funcionamiento del Viaducto de Martín Gil, que cruza el embalse que forma el Esla por la presa de Ricobayo, para la conexión ferroviaria entre Zamora y La Coruña, y que durante décadas tuvo el arco de hormigón armado mayor del mundo. La muestra, que se inaugura el 1 de octubre, se podrá ver en el antiguo palacio de la Diputación de Zamora, del 2 de octubre al 16 de noviembre.

Con 470 metros de longitud y 60 metros de altura sobre el nivel máximo del embalse del río Esla, dispone de un amplio arco con 210 metros de luz, sigue siendo hoy ejemplo internacional de innovación de la ingeniería civil española, a pesar de los años transcurridos desde su construcción. La obra refleja ligereza y sencillez a la vez de solidez y robustez. En su construcción participaron dos importantes ingenieros de la época: Francisco Martín Gil, en la redacción original del proyecto (falleció en 1933, antes de finalizar las obras) y Eduardo Torroja Miret, en la fase de ejecución.

Durante los trabajos fue necesario realizar modificaciones al proyecto, así como adaptarse a las averías del embalse, a los destrozos por los vientos invernales y a las implicaciones de la Guerra Civil. Sin embargo, todas estas dificultades sólo hacían incrementar el ingenio de los profesionales que participaron en la ejecución, como ejemplo, la modificación del sistema de montaje basándose en auto-cimbra metálica.

El viaducto, inaugurado el 17 de abril de 1943, salva las aguas del embalse de Ricobayo, a unos 15 kilómetros de la capital zamorana en plena Tierra del Pan. Los primeros estudios de su construcción surgen como necesidad de superar el pantano, una vez que éste se construyó en la década de los 20 del pasado siglo. El proyecto definitivo es de 1932. Se calcula que el coste final de la obra alcanzó la cifra de 11.495.200 pesetas de la época (equivalentes hoy aproximadamente a 2,7 millones de euros).

Este excepcional viaducto fue puesto a prueba de forma extrema por las condiciones climatológicas durante la construcción del gran arco central. La noche del 15 al 16 de febrero de 1941 un fuerte huracán con rachas de viento de hasta 180 kilómetros por hora arrasó las instalaciones empleadas para su construcción, sin producir desperfecto alguno en la estructura de la obra construida.

La prueba de carga a la que son sometidas este tipo de infraestructuras, no pudo ser realizada por un tren tal como se había previsto para la finalización de la obra, pues el tendido ferroviario no había llegado todavía a este punto. Dicha prueba se llevó a cabo colocando una masa de 450 toneladas de balasto a la altura de la clave del arco central.

También alcanzó notoridad por un suceso luctuoso. En la tarde del 19 de octubre de 1964, parte de un tren de mercancías que circulaba con dirección Zamora, se precipitó al embalse al principio del arco principal del viaducto. Siete vagones de una composición de 21 unidades fueron arrastrados hacia el embalse a causa de una explosión ocurrida en uno de ellos. Los vagones, del tipo J300.000, fueron construidos para la antigua Compañía M.Z.A.
Después de 11 años, fueron recuperados 5 de los vagones en cuanto las condiciones de nivel de agua embalsada lo permitieron. Dos vagones descansan todavía junto al salmer de arranque del arco principal del lado Zamora, aguas abajo del viaducto.

Se han contado diferentes versiones acerca de este suceso, algunas de ellas totalmente inverosímiles, pero que alguna gente de la época recuerda. La más conocida, y lo que en su momento publicó la prensa, es que en este tren había un vagón en el que se transportaban 142 kilos de material pirotécnico. En todo caso, la estructura del viaducto no sufrió desperfecto alguno; tan solo un tramo de barandilla, construida en cemento armado, fue destruida. Hubo sin embargo una víctima mortal, que fue el mozo de tren; resultaron heridos otro mozo, un agente del servicio eléctrico, el fogonero y el jefe de tren.

Zamora reclama un tren a primera y última hora con Madrid

ave-zamora

El comité de empresa de ADIF y la Asociación Ferroviaria Zamorana proponen “la puesta en marcha de un nuevo servicio, para que haya un tren que pueda llegar a Madrid antes de las 08.30 horas, y que de regreso llegue a Zamora sobre las 22.00 horas. Para ello, sería necesario que dicho tren tuviese su origen en Zamora“. Actualmente el primer servicio de la mañana hacia Madrid, tiene su origen en Santiago de Compostela, (salida a las 05.15 de la mañana) el paso por Zamora a las 08.50 y llega a Madrid a las 10:.3 horas.

“Zamora es la única provincia de Castilla y León con una línea de alta velocidad, que no cuenta con un servicio para llegar a Madrid a primera hora de la mañana. Capitales de provincia como Valladolid, Palencia, León y Segovia, lo tienen, además de Salamanca, que cuenta con vía electrificada que enlaza con alta velocidad”, aseguran los proponentes.

Ambas entidades muestran su preocupación por el hecho de que la vía convencional pueda desaparecer a medio plazo. La mayor parte de los trenes pasarán, como ya ocurre en el tramo Medina-Zamora, por la vía del AVE, mientras que la antigua sólo es utilizada por el tren regional Puebla-Valladolid y un mercancías que la utiliza un par de días por semana. Por eso quieren revitalizar la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, que puede hacer una buena labor para evitar que la vía convencional muera de inanición.

La vía convencional sigue siendo necesaria para Zamora, ya que facilita considerablemente la comunicación entre varias localidades, así como el tráfico de mercancías. “Se hace imprescindible aprovechar y poner en valor una línea en la que se han hecho grandes inversiones para estar en buenas condiciones de explotación, así como mantener y potenciar puestos de trabajo“, dicen ambas plataformas.

Para “garantizar la supervivencia del ferrocarril convencional en Zamora” es necesario “recuperar servicios y potenciar nuevos tráficos”. Uno de ellos, el Trenhotel. “Con la modificación de los servicios de viajeros a finales del año 2015, el Trenhotel Madrid-Galicia ha sido desviado por vía León, afectando a usuarios y trabajadores del ferrocarril en nuestra provincia. La reversión del TrenHotel para que circule nuevamente por Zamora, es imprescindible para mejorar un servicio que ya se ha demostrado que ha empeorado manifiestamente. Mientras la futura línea de alta velocidad no se concluya hasta Orense, sigue siendo la única opción de los gallegos para llegar a Madrid a primera hora de la mañana, con un tiempo de viaje razonable. El primer tren que sale de Galicia (desde Santiago, a las 5.15 de la mañana) no llega a Madrid hasta las 10.23, por lo que la supresión del servicio de este tren nocturno por Zamora ha perjudicado esa comunicación”.

El AVE a Zamora es “cuestión de días”

estacion-tren-zamora-grupo-tren-zamora

La puesta en servicio de la conexión ferroviaria de Alta Velocidad a Zamora es “cuestión de días”, dado que la línea podrá comenzarse a explotar en cuanto concluya el actual proceso de formación de los maquinistas. “La construcción de la línea AVE a Zamora está concluida y actualmente se están formando los maquinistas, con lo que su puesta en servicio es cuestión de días“, explica la ministra de Fomento, Ana Pastor. Se trata de la primera conexión AVE que se comenzaría a explotar de entre las que actualmente se ultiman, las correspondientes a las conexiones a Burgos, Castellón, Murcia y Granada.

El AVE a Zamora, en el que Adif comenzó a realizar pruebas con trenes a mediados del pasado mes de octubre, constituye un tramo de línea de 106,9 kilómetros de longitud entre Olmedo (Valladolid) y la capital zamorana, integrado en la conexión por Alta Velocidad a Galicia. Se trata de un nuevo trazado en vía doble, que discurre en su mayor parte separado de la línea convencional y cuenta con 26 viaductos. Su puesta en servicio permitirá además seguir acortando los tiempos de viaje a Galicia mientras continúan las obras para conectar por AVE con esta Comunidad

La titular de Fomento afirmaó que en el caso del enlace granadino se podrá poner en servicio “en los próximos meses”, toda vez que su fase de construcción tuvo que salvar un problema medioambiental que, según detalló, llevó a paralizar la obra durante los “cinco meses” que supuso la obtención de una declaración ambiental por parte de la Junta de Andalucía.

Fomento ha recalcado en distintas ocasiones su disposición a poner en servicio las infraestructuras, de AVE o de otro tipo, que se vayan terminando, aunque no se puedan realizar actos de inauguración por coincidir con la campaña electoral para las próximas elecciones generales.

La ministra recuerda que su departamento ha puesto en marcha durante esta legislatura alrededor de 500 nuevos kilómetros de Alta Velocidad ferroviaria, lo que ha permitido que el AVE llegara a Girona, la frontera francesa, Alicante, Palencia y León, y que se pusiera en servicio el Eje Atlántico.

Pastor garantiza la “rentabilidad” que presenta el AVE, una “infraestructura que se construye para más de cien años y que cuenta con un retorno social impresionante“, subraya para posteriormente poner el ejemplo de Córdoba, “una ciudad que desde que se conectó con la red AVE ha duplicado el número de plazas de hotel”.

(Imagen cortesía Grupo Tren Zamora)

La línea ferroviaria de Alta Velocidad a Zamora comenzará a funcionar en pruebas esta semana

tren-laboratorio-seneca-pruebas-zamora

La conexión AVE a Zamora es una de las que el Gobierno tiene previsto poner en servicio este año, junto con las de Burgos, Murcia, Granada y Castellón, además de los enlaces a Palencia y León, y el Eje Atlántico, ambos ya en funcionamiento. De hecho, Fomento comenzará a realizar pruebas con tren en el AVE a Zamora apenas quince días después de poner en funcionamiento el AVE a Palencia y León.

El AVE a Zamora constituye un tramo de 106,9 kilómetros de longitud entre Olmedo (Valladolid) y la capital zamorana, integrado en la conexión por Alta Velocidad a Galicia. Se trata de un nuevo trazado en vía doble, que discurre en su mayor parte separado de la línea convencional, a través de un terreno llano que, aunque no ha exigido grandes retos de ingeniería, cuenta con 26 viaductos.

El Ministerio que dirige Ana Pastor prevé ir poniendo en servicio las infraestructuras, tanto las del AVE como de las otros modos de transporte, que se vayan terminando, aunque no se puedan realizar actos de inauguración por coincidir con la campaña electoral para las próximas elecciones generales.

Una vez que comiencen las pruebas serán los técnicos los que determinen su duración y el momento en que la infraestructura está lista para comenzar a operar, tal como ocurre en todas las líneas. En paralelo, se está llevando a cabo la correspondiente formación de los maquinistas de los trenes con que se explotará la conexión.

La próxima puesta en servicio del AVE a Zamora recortará en media hora el tiempo de viaje en tren entre la capital y la ciudad castellanoleonesa, hasta situarlo en una hora y 25 minutos. Además, permitirá seguir recortando el tiempo de trayecto hasta Galicia mientras que las obras de conexión de esta Comunidad siguen avanzando.

Zamora será la quinta capital castellanoleonesa a la que llegará el AVE. Con la puesta en servicio de este nuevo enlace, la red de Alta Velocidad española ya conectará de forma directa a más de treinta ciudades y superará los 3.000 kilómetros de longitud, consolidándose como la segunda más larga del mundo después de la de China. De ellos, unos 630 kilómetros se han estrenado esta Legislatura.

(Imagen Grupo Tren Zamora)

El tren ‘Prestige’ conmemorará la llegada del ferrocarril a Zamora hace ahora 150 años

ferrocarril-zamora

El ‘Prestige’ del primer cuarto del siglo XX protagonizará el 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a Zamora. Este tren especial recordará el viaje inaugural en una ceremonia que tendrá lugar el próximo día 31 de mayo entre la estación de Medina del Campo y la capital. El convoy partirá de Media del Campo a las 10.30 horas y llegara alrededor a mediodía a la estación de Zamora donde le espera la banda de música. Se descubrirá después una placa conmemorativa.

El ‘Prestige’ permanecerá en la Zamora hasta primera hora de la tarde. Después partirá hasta la estación de Carbajales, cruzando el viaducto ‘Martin Gil’ sobre el embalse de Ricobayo, una importante obra de la ingeniería civil que durante muchos años fue el puente de hormigón con arco de medio punto más grande de Europa.

El tren llegó por primera vez a la estación de Zamora el 28 de mayo de 1864, solamente 16 años después de la implantación del ferrocarril en España, como recordó el vicepresidente de la Diputación y también ferroviario, Aurelio Tomás, lo que supuso un gran avance en el desarrollo de la ciudad. El secretario de la Asociación Ferroviaria recordó que el tren alcanzó en aquel viaje una velocidad media de 28 kilómetros por hora, lo que en aquella época supuso un avance importante, cuando todo el transporte se efectuaba en carruajes, por caminos de tierra y, como mucho, a 6 o 7 kilómetros por hora. Francisco Sánchez señaló la importancia que ello supuso para el transporte de mercancías y su influencia en el desarrollo de la industria harinera y la comercilización de los productos agropecuarios.

La línea no tuvo continuidad hacia Orense hasta casi noventa años después, cuando se concluyo la ejecución del proyecto del ingeniero Federico Cantero Villamin, del que precisamente el pasado año se conmemoró el centenario, como recordó Aurelio Tomás.

El ‘Prestige’ está compuesto por cinco lujosos coches-restaurante fabricados entre 1926-1930 en distintos talleres de nacionalidad inglesa, francesa y española. Dejaron de circular de modo regular en los años ochenta, cuando fueron comprados a la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL) por Renfe, que en 1999 los cedió al Museo del Ferrocarril de Madrid. Fueron modernizados en el año 1991 por CIWL en su taller de Irún respetando la estética de los años 20 del pasado siglo Los cinco coches pertenecen a la subserie segunda R12, cuya numeración va de R12-12951 a R12-12955. De estos vehículos, destacan el R12-12952 y el R12-12954, que formaron parte de la composición ‘Flèche d’or’, un expreso de lujo que cubría el trayecto París-Calais y continuaba hasta Londres, una vez cruzado el Canal de La Mancha. Pertenece a una familia de coches-restaurantes históricos preservados por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), y de cuya gestión se encarga el Museo del Ferrocarril de Madrid-Delicias, que los bautizó como ‘coches Prestige’ para comercializar con un nombre de impacto la posible utilización de la composición como tren chárter.

Zamora vive ahora pendiente de la llegada de la alta velocidad a la ciudad. En abril 2015 se espera que esté concluido el tramo que conecta Olmedo (Valladolid) con Zamora, previsto para abril del 2015. Un acontecimiento que despierta grandes expectativas.