Archivo de la etiqueta: blog

Seis años en la red ya de Treneando que todos los días acude a su cita diaria con los lectores

treneando-mosaico-seis-anios

El seis (6) es el número natural que sigue al cinco y precede al siete”. Lo reconozco: he mirado la wikipedia para ver qué decía de este guarismo. Y eso es lo que allí se puede leer. También procede de la misma fuente lo siguiente: “Es el primer número perfecto, puesto que sus divisores propios (1, 2 y 3) suman 6. El siguiente número perfecto es el 28″ o bien “es el tercer número triangular, después del 3 y antes del 10”. Si preferís algo más complejo es posible encontrarlo en el mismo lugar : “El 6 es la unidad base del sistema horario. El día como horas es formulable como 6+6+6+6. Como minutos (6×60) + (6×60) + (6×60) + (6×60). Y como segundos (60×60) x (6+6+6+6)”. Aunque se puede simplificar y, sin embargo, mantener alto el nivel: “Según la Biblia el 6 es el número más perfecto de los imperfectos, ya que le falta 1 para llegar a 7 (el número perfecto)”. No os aburro más con otras expresiones, que las hay y muchas.

La cuestión es que hoy se cumplen seis años desde que publiqué mi primer post un 23 de diciembre de 2008. O lo que es lo mismo 2.190 días (6*365), 52.560 horas (6*8.760), 3.153.600 minutos (6*525.600), a lo que habría que sumar 24 horas más porque como mínimo ha habido un año bisiesto.

Cuando comencé a escribir, con Treneando me comprometía a dos cosas: contagiar mi pasión por el mundo del tren y tocar la fibra sensible de quien tiene el ferrocarril como uno de sus referentes. No sé si lo he logrado; quizá ni me he acercado. Pero mi contrato, pasados estos seis años años de aquellos inicios, sigue vigente; y más que un empeño es hoy una responsabilidad y una obligación diaria.

Durante todo este tiempo he aspirado a una de estas tres máximas: informar, explorar o entretener. ¡Ojalá fuesen siempre las tres! Si cada día consigo una de ellas, mi trabajo sale recompensado. Lo peor, sería el aburrimiento y la atonía. Y, de verdad, que intento superarme. Reconozco que no es fácil salir siempre triunfante de esta empresa. Acudir a esta cita diaria, y salir airoso del trance, tiene sus dificultades. Pero ese es precisamente mi contrato con vosotros que me leéis.

Perdonad mis errores, que seguro que los he cometido, y ser indulgentes con mis fallos. Sigo aprendiendo e intento que otros también lo hagan. Seguro que pocas veces seré original, pero os prometo que trato de ver el matiz, la diferencia o el punto que distinga mis posts de otros que podéis encontrar en la red. Y necesito que me hagáis llegar vuestras impresiones e incluso las discrepancias. Quizá es lo que más falle en este blog: hay pocos comentarios. Os necesito, de verdad.

Os recuerdo que además me podéis seguir a diario en facebook (hay un grupo especial que se llama ‘Soy amigo del tren’) y en twitter (@MikelItu). Gracias a todos.

Y ya aprovecho y os felicito a todos por estas fiestas con esta imagen:

mi-felicitacion-navideña-2014

Treneando cumple cinco años en la red, acudiendo a su cita día a día con sus lectores

treneando-mosaico-cinco-anios

Todo un lustro. Cinco años. Unos 1.825 días. Nada menos que 43.800 horas. Casi nada. Todo ese tiempo en la red, en una cita diaria con sus lectores, ha hecho de Treneando lo que es. Ni más menos. Un blog que nació con vocación de informar y que para mí es, más que una obligación, un encuentro placentero. Como casi siempre que recurro a esta cita ombliguista (y ya van cinco), os recuerdo que lo que empezó como una simple prueba (23-12-2009) es ahora mi querencia cotidiana.

Siempre digo lo mismo. Cuando comencé a escribir, con Treneando me comprometía solo a dos cosas: intentar contagiar mi pasión por el mundo del tren y llegar a tocar la fibra sensible de quien tiene el ferrocarril como uno de sus referentes. No sé si he logrado tan siquiera acercarme a alguno de esos objetivos. Pero mi contrato, pasados estos cinco años de aquellos inicios donde a mí mismo me juré proseguir con la tarea, es hoy más responsabilidad y obligación que un simple empeño.

Durante este tiempo (2.628.000 minutos) he aspirado a una de estas tres máximas: informar, explorar o entretener. Ojalá fuesen siempre las tres. Pero si cada día consigo una de ellas, mi trabajo sala recompensado con creces. Lo peor, sería el aburrimiento y la atonía. Y, de verdad, que intento superarme, aunque reconozco que no es fácil salir siempre triunfante de esta empresa. Acudir a esta cita diaria, y salir airoso del trance, tiene sus dificultades. Pero ese es precisamente mi contrato con vosotros que me leéis.

En estos cinco años de escritura ha habido de todo. No tengo ninguna duda de que el peor día ha sido el 24 de julio de 2013, cuando tuvo lugar uno de los accidentes más graves de la historia ferroviaria española. Aún hoy hay dudas sobre lo ocurrido (más allá del exceso de velocidad del convoy) y no se han depurado responsabilidades en un juicio. He procurado ser prudente y no destacar los datos más morbosos. Las víctimas merecen el máximo respeto. Por eso no incluyo imágenes más impactantes. No lo esperéis. Ha habido otros accidentes, pero no es lo mismo. No puede dejar de relatar las cosas que sucedieron, pero siempre desde el máximo respeto. Por el bien del ferrocarril.

¿Y lo mejor? Tampoco tengo dudas. Lo más destacable es teneros ahí; bien leyendo, o comentando, o pulsando los botones de twitter o facebook. ¡Y cómo no, el de menéame! Lo más gratificante son esos tres millones largos de visitas a este blog que me gustaría que estuviera mucho tiempo más en el candelero de la vida ferroviaria. Y entre todos habéis conseguido que Treneando sea ya un blog con cierta solera. ¿un lustro da para eso, no?

Lo he repetido muchas veces. Treneando nunca ha pretendido ser una plataforma para especialistas (las hay y muy buenas e interesantes) sino hacer visible y palpable todo lo que se mueve entre las dos vías; sin espantar a los primeros y conquistar a los demás o, al menos, tentarles. Y con el tiempo, he ido alcanzado pretensiones más altas, por qué no, de forma que esta bitácora sea cuando menos objeto de curiosidad para mucha gente. Y con ese ánimo me enfrento todos los días a una batalla que confío en ganar para alcanzar el verdadero premio: lectores que necesiten leer y que se sientan satisfechos con lo que leen. Tan sólo eso.

Y como ya es habitual me permito contaros lo que han dado de sí estos cinco años en los que me habéis acompañado.

Entradas publicadas:……….. 2.120 post
Comentarios validados:……….3.412 (10.620 eliminados como spam)
Usuarios:…………………..3.012.936 (2.310.450 en 2012; 1.432.834 en 2011; 716.522 en 2010; 179.184 en 20009)
Pagerank:…………………. 4
Suscripciones vía email:……..531
Tema con más éxito:………… 13.846 (26 de julio de 2013) ¿Sólo un problema de velocidad? (anterior récord 7.601 el 15 de marzo de 2010 con “El submarino norteamericano que hundió un tren japonés”)
Tags:…………………….. 1.786

Las entradas destacadas de estos tres años de vida son las siguientes:
Home page / Archives…………………………………………..810,798
¿Te atreves a conducir un tren de alta velocidad?…………………791,998
Simulador de trenes de origen japonés en tu ordenador……………..192,123
Simuladores de Renfe para sus maquinistas…………………………66,109
El pequeño tren de Artouste se abre paso en los Pirineos……………54,572
Webcams de trenes………………………………………………49,297
‘La Bestia’: El tren que conduce al ‘sueño americano’ o al infierno….35,468
Tu vivienda en un antiguo vagón de tren…………………………. 23,285
Los trenes que Franco y Hitler llevaron a Hendaya………………… 13,432
¿Sólo un problema de velocidad?………………………………… 13,180

Os recuerdo que además me podéis seguir a diario en facebook (hay un grupo especial que se llama ‘Soy amigo del tren’) y en twitter (@MikelItu). Gracias a todos.

Y ya aprovecho y os felicito a todos por estas fiestas con esta imagen

felicitacion-2013.jpg

Treneando cumple cuatro años en la red

avatar-treneando-aniversario

Hace cuatros años, tal día como hoy (23-12-2009) nacía Treneando. Como he explicado en acontecimientos como el de hoy. no había intención de continuidad. Se trataba de probar una plataforma y ver cómo respondía al nacimiento de un nuevo blog. Lo cierto es que lo que empezó casi como un juego ha acabado por convertirse en una pasión diaria. En este tiempo, solo me he comprometido a dos cosas: tratar de hacer atractivo este apasionante mundo del tren (no sé si lo consigo) y llegar a diario a un grupo de gente que tiene el ferrocarril como uno de sus atractivos.

Son ya 2.102.400 minutos de presencia en la red; o lo que es lo mismo 35.040 minutos (1.460 días). Con un solo objetivo: informar, comunicar o entretener. Si alguna vez he conseguido alguna de las tres cosas, entonces he cumplido con el propósito que me fijé una vez que decidí que merecía la pena seguir adelante. Personalmente me siento muy satisfecho de haber acudido a mi cita diaria con vosotros. Eso en sí ya tiene cierto mérito (no me neguéis la afirmación, por favor), y bastante de sacrificio, porque el compromiso es firme hasta en vacaciones, lo que en ocasiones resulta de cierta comicidad por las cosas que tengo que hacer para escribir los post y llegar a tiempo a esa cita ineludible.

Supongo que en más de una ocasión no habré estado muy acertado con los temas elegidos. Pero de verdad que intento que las entradas sean si no amenas, al menos informativas y actuales. Y en ocasiones, la actualidad no es excesivamente divertida. Prometo enmendarme.

Para este nuevo año (si es posible cumplir con el lustro, Treneando se habrá consolidado entre los blogs ferroviarios con solera), sólo tengo dos deseos. El primero, que Juanjo Olaizola pueda desarrollar su trabajo de la mejor forma posible y con él el ferrocarril supere las dificultades al que se ve sometido por la crisis y los avatares del destino. Y un segundo, que entre todos consigamos que ‘la Izarra’ se ponga a resguardo en el interior de la estación de Abando para celebrar el sesquicentenario de la llegada del tren a Bilbao. No está el país para muchos fastos, pero esperamos que algo se pueda hacer en estos meses que tenemos por delante. Pediría un tercer deseo, pero temo que sea demasiada reivindicación. Aunque si fuera posible, me gustaría superar la cifra de mis lectores. Permitidme que sea un poco más ambicioso y sed indulgentes conmigo.

Como ya repetido en otras ocasiones, ‘Treneando’ nunca ha pretendido ser una plataforma para especialistas (las hay y muy buenas e interesantes) sino hacer visible y palpable todo lo que se mueve entre las dos vías; sin espantar a los primeros y conquistar a los demás o, al menos, tentarles. Y con el tiempo, he ido alcanzado pretensiones más altas, por qué no, de forma que esta bitácora sea cuando menos objeto de curiosidad para mucha gente. Y con ese ánimo me enfrento todos los días a una batalla que confío en ganar para alcanzar el verdadero premio: lectores que necesiten leer y que se sientan satisfechos con lo que leen. Tan sólo eso.

Y como ya es habitual me permito contaros lo que han dado de sí estos cuatro (largos) años en los que me habéis acompañado.

Entradas publicadas:…………………… 1.755 post
Comentarios validados:…………………..2.709 (10.776 eliminados)
Usuarios:…………………………….. 2.310.450 (1.432.834 en 2011; 716.522 en 2010; 179.184 en 20009)
Media diaria:…………………………..2.406 (1.964 en 2011; 1.519 en 2010; 491 en 2009)
Pagerank:…………………………….. 4
Suscripciones vía email:…………………423
Tema con más éxito:……………………..7.601 (15 de marzo de 2010) El submarino norteamericano que hundió un tren japonés
Tags:………………………………… 1.399

Las entradas destacadas de estos tres años de vida son las siguientes:

¿Te atreves a conducir un tren de alta velocidad?…………………………636.649
Home page / Archives…………………………………………………..598.972
Simulador de trenes de origen japonés en tu ordenador……………………..164.814
Simuladores de Renfe para sus maquinistas…………………………………63.083
El pequeño tren de Artouste se abre paso en los Pirineos……………………41.987
Webcams de trenes………………………………………………………36.670
Tu vivienda en un antiguo vagón de tren…………………………………..17.788
‘La Bestia’: El tren que conduce al ‘sueño americano’ o al infierno………….14.713
Los trenes que Franco y Hitler llevaron a Hendaya…………………………..9.885
El submarino norteamericano que hundió un tren japonés………………………8.677

Os recuerdo que además me podéis seguir a diario en facebook (hay un grupo especial se que se llama ‘Soy amigo del tren’) y en twitter (@MikelItu). Gracias a todos.

Y ya aprovecho y os felicito a todos por estas fiestas con esta imagen adaptada de ‘la Izarra’
Izarra_def_3

Treneando supera los dos millones de visitantes

Ya soy millonario; doblemente millonario. Gracias a vosotros, a los que me leeis todos los días, de vez en cuando o lo hacéis de foma esporádica, Treneando supera ya los dos millones de visitantes. Algo más de tres años y medio de haber comenzado esta aventura, puedo presumir (perdonad la petulancia) de haber conseguido superar un importante reto: 1.312 días de presencia continua en la red y con aspiraciones a seguir, al menos, el doble. Simplemente hasta que el último de mis lectores se canse y deje de leerme. .

Dejadme, por un día, que sea yo el protagonista de este post. Permitidme presumir, al menos por un instante, de este momento. Reconozco que me siento feliz de haber llegado a este punto, pero con el compromiso firme de superarlo y, por qué no, multiplicarlo más allá de donde las vías se cruzan en el infinito.

Concededme presumir de amigos, porque así es como os siento. Y os imagino como a gente interesada por este mundo del ferrocarril tan variopinto; y tan cerrado en ocasiones, donde se hace difícil entrar sin disponer del ‘carné de ferroviario’. Al fin y al cabo, y así lo he dicho en varias ocasiones, reconozco que no sé muchas cosas, pero trato de aprender y, sobre todo, de comunicar y hacer más permeable ese universo de los trenes. Pero siempre con ánimo constructivo y, sobre todo, divulgativo.

Os agradezco de todo corazón que me hagáis cuantos observaciones estiméis oportunas sobre los temas de los que escribo. Que incluso me rectifiquésis, cuando sea procedente. No tengais cuidado: los publicaré. Reconozco que ha habido comentarios que no han visto la luz; no porque sean críticos con lo que cuento, sino porque se han vertido insultos o se ha descalificado a terceras personas que no pueden defenderse o responder. Solo en esos casos los he enviado al limbo del spam. Todos los demás se ven.

Lo dije cuando llegué al millón de visitas. Y me repito. Treneando nació en enero de 2009 con vocación de ser universal. Y lo que comenzó como una simple tarea mecánica (me tocó probar la plataforma de wordpress y ver sus posibilidades) ha acabado convirtiéndose en un placer diario. Aunque en ocasiones también es tortuoso seguir la estela que deja el ferrocarril. Hay gente en foros especializados que tiene amplios conocimientos sobre el tema; mucho más que yo. Pero procuro difundir y hacerme eco de las cosas que más puedan interesar, no ya a los ‘treneros’, sino a otros muchos que nunca antes habían pensado que el mundo del tren pudiera ser tan entretenido.

Agradezco de todo corazón a todos los que os habéis suscrito a este blog (383 usuarios reciben el pots nada más salir publicado), a los foreros que me ‘aguantan’; de forma especial a aquellos que participan en los foros de trenes, a los ‘followers’ de “Soy amigo del tren” y de otros mundos del facebook y a quienes hacen posible (y animan) a que Treneando siga creciendo. Con esa intención, seguiré escribiendo cada día. A todos gracias, de corazón.

‘Historias del tren’, el blog sobre el mundo ferroviario de Juanjo Olaizola

“Desde que vine al mundo en San Sebastián, en 1965, el transporte ferroviario en todas sus facetas, desde las locomotoras de vapor a la alta velocidad, pasando por la vía estrecha, los trenes mineros, los tranvías e incluso híbridos como los trolebuses, ha atraído mi interés”. Juanjo Olaizola Elordi se presenta así en su recién abierto blog, ‘Historias del tren’ con el que pretende “desentrañar la historia de nuestros ferrocarriles en todas sus facetas: empresas, empresarios, trabajadores, infraestructuras, material móvil, servicios, éxitos y fracasos. Espero que, además, se convierta en una tribuna abierta en la que los lectores puedan proponer temas a tratar y plantear cuestiones que, en la medida de nuestras posibilidades intentaremos resolver. De este modo, entre todos, podremos contribuir a incrementar el conocimiento sobre la rica historia de nuestros ferrocarriles”.

Al mater e impulsor del Museo Vasco del Ferrocarril, Juanjo Olaizola es un prolífico autor de textos ferroviarios y unos de los expertos en la materia en nuestro país. Apasionado del vapor, ha logrado que el tren vasco sea un referente en el extranjero, a través de su gestión en el museo, al que ha dedicado casi dos décadas de intenso trabajo. Con su dirección, apuesta decidida por el vapor vivo y la restauración del patrimonio ferroviario, las instalaciones de Azpeitia son un ejemplo museístico que otros centros han intentado copiar. Y ha conseguido que la localidad guipuzcoana sea paso obligado para todos los amantes del tren tanto de España como del extranjero.

Despedido de la dirección de Azpeitia en diciembre, e incluso de la empresa que gestiona el museo, Juanjo Olaizola se embarca en una aventura literaria con la que pretende “contribuir a la recuperación de la memoria de aquellos trenes y tranvías que sentaron las bases de nuestros ferrocarriles”. Es autor de más de 28 libros sobre el ferrocarril (entre otros “75 aniversario del funicular de La Reineta, 1926-2001″, I centenario del ferrocarril de Bilbao a Lezama”, “El ferrocarril de Durango a Arrazola y Elorrio”, “El ferrocarril vasco navarro. Eusko Tren. Bilbao, 2000″, “El tranvía eléctrico de Bilbao a Durango y Arratia. Eusko Tren. Bilbao 2001″ o “Eusko Tren, 1982-2002. Veinte años de progreso. Eusko Tren. Bilbao, 2002″);y ha publicado cientos de artículos en todas las revistas del sector (‘Carril’, ‘Trenes Hoy’, ‘Vía Libre’, ‘Maquetrén’, ‘Hobbytren’, ‘Trenmania’, ‘Doble Tracción’, ‘Revista de Historia Ferroviaria’) Asimismo, ha colaborado en la elaboración de varias publicaciones en prensa, radio y televisión y ha participado en seminarios, congresos y conferencias en Euskadi, Miranda de Ebro, Mallorca, Málaga, Alicante, Madrid, Almería, Gijón, Santander, Tarragona, Barcelona y Oporto.

Bienvenida sea la iniciativa, y que dure, mientras el tiempo cicatriza las heridas y hace posible -que lo hará- el regreso de Olaizola al Museo Vasco de Azpeitia, y con él, el de las decenas de Amigos del Museo a los que también se les ha expulsado de la institución.

Treneando cumple dos años en la red

Un poco de ombliguismo parece obligado cuando este blog cumple dos años de permanencia diaria en la red. En esta aventura no estoy solo. He podido comprobar, sin falsa modestia, que ‘treneando’ se ha hecho un huequito en el día a día de mucha gente. Y eso es lo que de verdad me sigue estimulando para acudir a esta cita cada mañana. No sé si cumplo las expectativas de algunos de los que me leen; supongo que hay gente que se siente defraudada porque espera más. Otros se cansarán de las cosas que aquí se cuentan e incluso dirán que apenas si aporto algo a la historia minúscula del ferrocarril. No pretendo tanto.

Hace justo hoy un año, cuando se cumplía el primer aniversario, explicaba que este blog nacía con intención de atraer a aquellos que hacen del tren casi una obsesión, pero sobre todo pretendía seducir a otros lectores; que comenzaran a sentir algo por ese mundo tan interesante y variopinto. ‘Treneando’ nunca ha pretendido ser una plataforma para especialistas (las hay y muy buenas e interesantes) sino hacer visible y palpable todo lo que se mueve entre las dos vías; sin espantar a los primeros y conquistar a los demás o, al menos, tentarles.

‘Treneando’ veía la luz para ofrecer novedades del mundo de los trenes, pero con cierto afán divulgativo. La red está llena de webs hechas por y para especialistas; para la gente que vive del tren. No pretendía que ese fuera mi auditorio, porque muchos de esos que ahí se refugian saben bastante más que yo de este universo de los raíles. Así que para ellos sólo pretendía que lo me miraran con cierta curiosidad. Sin embargo, pensaba (hoy más que nunca creo que me lo demuestran a diario cientos de personas) que podía hacer de altavoz de las miles de peculiaridades y originalidades que mueven ese mundo y hechizar a gente que quizá no había pensado nunca que eso de los trenes podía ser, si no cautivador, al menos divertido.

Quiero dar las gracias a todos los que en estos dos años se han acercado a este blog. Mi más sincero agradecimiento, porque cuando uno escribe lo hace con intención de que le lean. Y quien diga lo contrario, miente. Por eso vuelvo a redundar y manifiesto mi más profundo agradecimiento. Sois vosotros los que hacéis posible que esta bitácora siga adelante.

Con el tiempo, a medida que ‘Treneando’ ha ido creciendo, he aumentado mi bolsa de amigos. No quiero ser injusto (seguro que iba a dejarme alguno) y por eso no nombro al centenar de blogs que me han enlazado en este tiempo; y confío en que lo hagan más.
Ingrato sería no acordarme de webs como ‘railwaymania’ y ‘forotrenes’, cuyos usuarios han tenido la santa paciencia de aguantar que publicitara mis temas en esas páginas tan treneras. Y a los que me siguen desde facebook o twitter tan sólo pedirles un favor: hacer llegar los textos a vuestros amigos y conocidos. También aprovecho para pedir disculpas a aquellos que se hayan sentido molestos o disgustados por el tratamiento de los temas.

Me permito hacer públicas unas cuantas cifras para que tengáis también constancia de esos números que poco a poco van forjando este blog, con el que espero seguir durante muchos años

Entradas publicadas: 1.011 post
Comentarios validados: 1.340 (1.153 eliminados)
Usuarios: 716.522 (179.184 en 20009)
Media diaria: 1.511
Pagerank: 4
Suscripciones vía email: 181
Clasificación en Bitácoras: 716.522 (179.184 en 2009)
Clasificación en Alianzo : 94 España, 4 País Vsco, 1 pasiones personales
Tema con más éxito: 7.601 (15 de marzo de 2010) El submarino norteamericano que hundió un tren japonés
Tags: 955

Las entradas destacdas de este año son las siguientes:

¿Te atreves a conducir un tren de alta velocidad?…………………… 136.104
Home page …………………………………………………………………………….. 116.798
Simulador de trenes de origen japonés en tu ordenador ……………… 40.795
Simuladores de Renfe para sus maquinistas…………………………………. 20.583
El pequeño tren de Artouste se abre paso en los Pirineos…………….. 9.262
Webcams de trenes ………………………………………………………………………….. 7.929
El submarino norteamericano que hundió un tren japonés ……………… 7.812
Tu vivienda en un antiguo vagón de tren ………………………………………… 6.073
Las ‘Vías verdes’ recuperan dos mil kilómetros de antiguos trazados del tren .. 5.269
Brasil se prepara para el tren de alta velocidad ………………………………. 5.115