Renfe y Adif obtienen modestos resultados con su plan de ventas y racionalización de activos


renfe-alta-velocidad-valladolid

Modestos resultados. El ente público que preside Gonzalo Ferre puso en marcha hace un año un plan de racionalización de activos (hasta 2016) con vistas, de un lado, a reducir sus costes de mantenimiento y, de otro, a obtener nuevos ingresos. La idea era lograr más de 800 millones de euros, la mayor parte este mismo año, con los que sufragar sus cuantiosas inversiones. Sin embargo, las dificultades para colocar en el mercado activos tan ofertados como viviendas y locales comerciales, y otros totalmente atípicos como estaciones de tren en desuso, quebró los plazos previstos. Tampoco ayudó la coyuntura económica a agilizar los concursos para externalizar la explotación de sus aparcamientos y su red de fibra óptica.

El objetivo de vender más de 1.500 inmuebles (incluidas plazas de garaje y trasteros) repartidos por todo el país no ha ido como se esperaba por la crisis inmobiliaria. En bastantes casos han hecho falta varias subastas (tras quedar desiertas las primeras), y rebajar los precios (oscilan entre los 20.000 y los 140.000 euros), todo para un saldo bastante modesto: 25 millones previstos en el año, aunque apenas se han recaudado cinco hasta ahora. Mejor le irá con los solares que mantiene en el centro de las grandes capitales, como el de Nuevos Ministerios en Madrid por el que podría ingresar más de 70 millones.

Tampoco la enajenación prevista de 800 viejas estaciones de tren muchas en estado ruinoso, marcha bien. Por contra, hay fundadas esperanzas en la externalización del negocio de sus 72 aparcamientos (más de 22.000 plazas), por el que prevé ingresar hasta 130 millones en 10 años -el mínimo serían 66 millones por cuatro años-, y también de la explotación de su red de fibra óptica, que puede proporcionarle hasta 450 millones. El hándicap son los plazos: en el primer caso, el concurso se ha prolongado hasta finales de noviembre; en el segundo, no habrá ofertas definitivas hasta finales de enero.

Los problemas financieros del ente, que a principios de año sumaba 800 millones en impagos a las constructoras -al cierre de 2012 tenía deudas pendientes de cobro por 267 millones, además de otros 348 millones pendientes en subvenciones-, han hecho que pretenda subir los cánones por el uso de las vías y las estaciones -casi sus únicos ingresos ordinarios-, con lo que espera obtener un aporte extra de 50 millones anuales. Desde Adif aducen que con las tarifas actuales sólo se recupera el 62% de los costes de la red de AVE.

De los más de 360 millones que obtiene cada año por su concepto, la gran mayoría los abona Renfe Operadora, aunque con la liberalización del sector es previsible la entrada de nuevos operadores privados. Y estos calculan que esos cánones supondrían casi el 40% de sus costes.

Alrededor de 450 millones de euros podría llegar a ingresar Adif si algunas de las firmas interesadas en el concurso para explotar su red de fibra óptica -la principal es Abertis Telecom, el mayor gestor de infraestructuras de telecomunicaciones en España- opta a quedarse con la misma durante 20 años. Si sólo quisiera hacerlo 10 -el mínimo-, el precio sería de 343 millones. En ambos casos, se haría un solo pago antes de dar la licencia. Y poco más se obtendrá de este plan de racionalización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.