Archivo diario: noviembre 21, 2013

El 15 de diciembre saldrá el primer tren de alta velocidad que unirá Barcelona y París

Dos-trenes-AVE-en-pruebas-tramo-catalan

¡Viajeros al tren! ¡Próximo destino, París! El primer tren de alta velocidad que unirá la capital francesa y Barcelona saldrá el próximo 15 de diciembre, si los planes no se tuercen. Ambas ciudades están al alcance del tren en poco más de seis horas. El anuncio sale de la boca de la ministra española de Fomento, Ana Pastor, quien asegura que el 28 de noviembre se podrán sacar ya los billetes. Las compañías ferroviarias española Renfe y francesa SNCF compartirán la explotación comercial de esta ruta.

“Los técnicos están llevando a cabo la homologación y si todo va bien, el día 15 podría circular el primer tren”, declaró la ministra. “Lo que hacemos así es homologar los trenes españoles con los franceses y viceversa, lo que supone por mi parte cumplir el compromiso que adopté al llegar al Gobierno de mejorar la movilidad en nuestro país y especialmente mejorar la movilidad respecto a otros países”, explica Pastor.

El viaje durará seis horas y veinte minutos”, según un portavoz de Renfe en Barcelona, algo menos de las seis horas y cuarenta minutos actuales, con un cambio de convoy en Figueras. Está previsto que haya dos conexiones diarias de ida y vuelta entre ambas ciudades.

El objetivo final es unir París y Barcelona en 5 horas y 35 minutos, pero para eso “falta que el tramo entre Perpiñán y Nimes sea de alta velocidad”, previsto como mínimo para 2021, indicó este portavoz.

La SNCF había afirmado en octubre que las líneas de alta velocidad destinadas a unir Marsella, Lyon y Toulouse con Barcelona “deberían ser efectivas en el último trimestre de 2013”. La compañía francesa precisó entonces que los billetes se empezarían a vender tras “la homologación de los materiales por parte de las dos autoridades nacionales competentes”.

Las redes ferroviarias francesa y española presentan diferencias técnicas que obliga a llevar a cabo estudios más profundos para verificar la compatibilidad de vías y redes. España superó en 2010 a Francia en número de kilómetros de alta velocidad instalados y es actualmente la número uno europea y segundo mundial en este ámbito.

Un portavoz de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles francesa (SNCF) explicó en octubre que Barcelona tendría conexión directa con París, Lyon, Marsella y Toulouse en alta velocidad (AVE) antes de fin de año, líneas que explotarín conjuntamente con Renfe. La empresa francesa señaló que las diferencias técnicas entre las dos redes ferroviarias requerían estudios en profundidad para garantizar la compatibilidad y precisó que se estaban llevando a cabo pruebas en particular sobre la señalización, la alimentación en electricidad, así como la verificación de los materiales de cada una de las empresas en las redes del otro país.

El gobierno de la Generalitat se congratula de que haya fecha para la conexión entre ambas capitales y celebra como “gran victoria” la confirmación del Parlamento Europeo al Corredor del Mediterráneo. “La suma de todos los esfuerzos, a pesar de los obstáculos que se han puesto, han permitido que, al final, el sentido común europeo haya pasado por encima de lo que seguramente en España no era de tan sentido común”, afirma el presidente catalán, Artur Mas.

La decisión de la Eurocámara “consigue romper el concepto de la radialidad” que se quería imponer con la defensa, por parte de algunos sectores, de la travesía central de los Pirineos, seún asegura Mas. “Como ocurre siempre en el Estado español, se quería poner el centro de radialidad en Madrid, pero ahora el centro es la costa Mediterránea, que es la que aporta más del 50% de todo el PIB del conjunto del Estado”, defiende el presidente catalán.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad del ejecutivo catalán, Santi Vila, señala que es una semana de “excelentes noticias ferroviarias”, no sólo por la votación del PE sino también por el anuncio de que el primer tren de alta velocidad entre Barcelona y París pueda empezar a circular el próximo 15 de diciembre y por la confirmación de la conexión de Reus (Tarragona) a la alta velocidad. “Ahora debemos ser muy exigentes con los dos estados implicados, francés y español, que siempre han sido muy escépticos, para que estas coberturas europeas tengan continuidad y vayamos superando viejos escollos”, apostilla en declaraciones a los medios de comunicación.

Vila ha señalado que existe un “marco de entendimiento” con la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la diagnosis de lo que necesita el país.