Archivo diario: noviembre 1, 2013

CGT reconoce que Renfe quiere retomar el diálogo pero emplaza a Fomento a negociar la segregación

protesta-sindical-segregacion-renfe

Guerra abierta. La Confederación General del Trabajo (CGT) y el Sindicato Ferroviario (SF-Intersindical) están dispuestos a agotar todas las vías posibles, incluida la judicial, para parar el proceso de privatización de Renfe y Adif, en contra del que protestan desde esta semana con varias jornadas de huelga. El secretario general de CGT, José Manuel Muñoz Póliz, ha explicado que el sindicato recibió en la mañana de ayer una llamada de la empresa para ver si podían retomar las conversaciones. Sin embargo, la CGT considera que quién tiene que convocarles es el Ministerio de Fomento, ya que el cambio de modelo del sistema ferroviario español es una cuestión del Gobierno.

Sin embargo, el proceso de privatización sigue su curso. Renfe ha ratificado en la reunión de su consejo de administración de este miércoles continuar con el proceso de segregación de la compañía en cuatro sociedades, una vez que el proyecto ya fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 27 de septiembre, según informó la empresa. En virtud de este proceso, la operadora ferroviaria pública se convertirá en un ‘holding’ del que penderán cuatro sociedades. Tres de ellas heredarán los actuales negocios de la empresa (transporte de viajeros, transporte de mercancía y talleres) y la cuarta se dedicará a alquilar los trenes excedentarios a otros operadores.

Las protestas y paros siguen adelante. Y ayer se convocó la primera huelga de 24 horas, tras tres jornadas de paros parciales, convocada por los sindicatos minoritarios del sector. Los sindicatos convocantes de la huelga, la CGT y el Sindicato Ferroviario Intersindical (SFI), sitúan el seguimiento de la protesta en los dos primeros turnos de trabajo en un 70%, mientras que Renfe lo cifra en un 4,28%. Desde la operadora ferroviaria se asegura que entre los dos primeros turnos de trabajo la huelga ha sido secundada por 320 empleados, en tanto que fuentes sindicales han resaltado que en algunos departamentos el seguimiento ha sido del 100%.

El Ministerio de Fomento había establecido unos servicios mínimos que oscilaban entre el 50% y el 75% para las jornadas de protesta de esta semana, incluida la de la huelga de ayer. En el caso de Renfe, se han decretado unos servicios mínimos del 72% en trenes AVE y larga distancia, del 63% para los trayectos de media distancia, y del 75% en Cercanías en hora punta y del 50% para el resto de horarios. Los trabajadores de Adif que se consideran necesarios para cubrir los servicios esenciales durante la huelga de ayer representan un 19,2% del total.

José Manuel Muñoz Póliz ha explicado que recurrirán a la vía judicial en caso de que, una vez culminadas las once jornadas de paros parciales y tres de huelgas de 24 horas, el Gobierno continúe con sus planes de segregación de Renfe y Adif. Según Muñoz, el motivo de la división de esta última empresa, creando una nueva sociedad, ha sido el de disfrazar un déficit público del 1,5 %, que supone su deuda próxima a los 15.000 millones de euros, para que no compute de cara a la UE.

A juicio del secretario general de la CGT, el proceso en marcha en Renfe y Adif afectará gravemente al empleo del sector ferroviario y a las instalaciones, y habrá menos trenes circulando. Además, ha augurado que cuando el transporte de mercancías, que arrastra unas pérdidas de 50 millones de euros, se convierta en una sociedad anónima, entrará en un proceso concursal, ya que se trata de una actividad que no puede mantenerse sin el soporte del Estado. Todas las empresas privadas que están operando en el segmento de mercancías liberalizado también están en pérdidas, según el sindicato.

Muñoz ha criticado, asimismo, la postura de los sindicatos mayoritarios del sector -CCOO, UGT y Semaf-, que “han tirado la toalla” ante el cambio de modelo ferroviario, mientras que siguen luchando para que no se privaticen sectores como sanidad o enseñanza, cuyo nuevo modelo también ya está aprobado y en marcha.

Renfe busca contar el con “marco adecuado” para abordar y “dinamizar” el proceso de liberalización y apertura a la competencia del sector ferroviario. También pretende contribuir a impulsarlo gracias a la constitución de la nueva sociedad de alquiler de material rodante (dotada de trenes, locomotoras y vagones) que, según subrayó, pretende “favorecer la concurrencia competitiva en el transporte de viajeros y mercancías”.

El consejo de Renfe acuerda adjudicar a Sifu por 7,6 millones de euros la prestación del servicio Atendo, el servicio de ayuda en las estaciones de tren a viajeros con movilidad reducida, para los próximos dos años. La empresa adjudicataria, que compitió con otras seis, prevé mantener a los actuales trabajadores de este servicio que, según Renfe , es “muy valorado por clientes y profesionales de la discapacidad en España”.

Se trata de un servicio personalizado que orienta, informa y facilita al viajero el acceso y tránsito por las estaciones y le asiste en la subida y bajada de los trenes. Desde que arrancara en 2007, ha ido ampliando las prestaciones, cobertura y facilidades para su solicitud de la mano de un equipo de más de 400 profesionales con formación específica sobre personas con cualquier tipo de discapacidad.

Las protestas convocadas para este mes tendrán lugar los días 4, 8, 11, 15, 18, 22, 25 y 29 de noviembre durante tres franjas horarias: de 7.00 a 9.00, de 15.00 a 17.00 y de 23.00 a 1.00 del día siguiente.