Archivo diario: enero 21, 2013

La muerte de una perra en el metro de Madrid indigna a las protectoras de animales

perro-metro-madrid

Un triste final que deja un poso amargo a sus protagonistas. La insensibilidad de los responsables de Metro Madrid ha indignado a las asociaciones protectoras de animales que han presentado una queja por la muerte de una perra perdida en el entramado de vías. El animal, que al parecer estaba abandonado, se adentró en el suburbano y, tras permanecer unos cuantos días en los túneles sin poder ser rescatado, se quedó sin aliento y murió.

La historia sucede una y otra vez sin que los protocolos ayuden a mejorar el desenlace. En la mayor parte de las ocasiones, la trama acaba felizmente, con el animal a salvo, aunque con secuelas evidentes en su pellejo. En esta ocasión, el desenlace ha sido frustrante. Y ahora vienen los tiras y afloja entre Metro y protectoras. Aunque en esta ocasión, clientes y trabajadores, testigos involuntarios de este suceso, no han dejado en buen lugar la actuación de los responsables del suburbano

Según aseguran los testigos, una galga a la que se buscaba desde el jueves en los túneles del metro, fue finalmente localizada cerca de la estación Sainz de Baranda. Tenía parte de una extremidad posterior arrancada con la sangre seca, “seguramente de un anterior atropello”, y al sacarla sangraba mucho. “La sangre era roja y no esta instaurado el rigor mortis en el animal, por lo que podemos afirmar que no hacía mucho tiempo que había producido su muerte”, ha dicho.

Varias protectoras de animales, entre las que destacan Hogar de Luci, Spap, Más Vida y Justicia Animal, han denunciado este domingo que Metro de Madrid no les dejó entrar en las vías, al cierre del suburbano, para intentar rescatar a la perra que se ‘coló’ el jueves en las vías del tren y que andaba desde entonces perdida.

El pasado sábado un maquinista la vio tirada a unos metros del andén de la estación de Sainz de Baranda. Varios componentes de estas asociaciones intentaron adentrase en los túneles para salvar al animal, “pero seguían sin permitirnos acceder al animal”, han señalado. Algunos de los integrantes del Hogar de Luci, Spap, Más Vida y Justicia Animal hicieron el recorrido en tren para intentar localizar el lugar exacto donde estaba la perra tirada. A las 23.00 horas y ante la “desesperación” de saber si el animal estaba aun vivo algunos de estos actvistas saltaron a la vía sin permiso para realizar la búsqueda a pie.

“No podíamos dejarla morir sin más. El comportamiento de Metro fue vergonzoso, aunque los trabajadores y agentes de seguridad que se encontraban en el lugar fueron mucho más correctos”, han explicado a los periodistas. Finalmente localizaron a la perra, pero ya estaba muerta.

Las protectoras de animales critican que se haya dejado morir al animal y reprochan al Metro que no disponga de un protocolo para casos como el que acaba de ocurrir, en el que se detecta la presencia de un animal en las vías. Desde la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal van a solicitar a la Consejería de Transportes “la necesidad de amoldarse a la sensibilidad de los ciudadanos y acordar un protocolo de rescate de animales en las vías del tren “. Recuerdan que tienen años de experiencia en rescate de animales y que poseen instrumentos para hacer factible el salvamento. Insisten en que no ha sido el primer caso en Madrid y recuerdan que le ocurrió lo mismo a un gato que se coló en las vías del tren de Franco Rodríguez y que no pudo ser rescatado.