Archivo diario: enero 16, 2013

Una limpiadora secuestra un tren de cercanías de Estocolmo y lo empotra contra un edificio

tren-empotrado-viviendas-estocolmo

Ni en una película esta historia sería creíble. Ni tan siquiera en un filme firmado por Berlanga sería verosímil. La escena es digna del surrealismo más extremo. Pero ya se sabe que hay ocasiones en que la realidad supera a la ficción. Y esta es una de esas circunstancias. Una joven sueca ‘secuestró’ un tren de cercanías durante la madrugada del martes y, tras conducirlo varios kilómetros, lo empotró contra un bloque de viviendas próximo al puente de Dalarö, a las afueras de Estocolmo. Llegados a este punto habría aún lectores que pensarían que la historia no es tan extraña y que no merece tanto alboroto.

La apreciación sería correcta y el caso no pasaría de ser una mera anécdota sin apenas trascendencia. Pero la cuestión es que la improvisada maquinista trabajaba como limpiadora en una línea ferroviaria de cercanías de la capital sueca. La aficionada maquinista dirigió el tren compuesto de cuatro coches, y en los que no viajaba ningún pasajero, hasta empotrarlo en la cocina del piso de la primera planta de un edificio residencial aunque, afortunadamente, nadie resultó herido. Según el diario local ‘Expressen’, en el inmueble, situado en el lujoso barrio residencial de Saltsjöbaden, dormían plácidamente cinco personas en el momento de la colisión. «Es increíble que no estemos hablando de una tragedia», declaraba la Policía en el mismo lugar del accidente.

Las autoridades se preguntan ahora cómo logró la mujer eludir las medidas de seguridad del depósito de Nacka hasta acceder a la cabina de control, donde fue capaz de arrancar la máquina sin problemas y conducirla durante varios kilómetros. La velocidad que llegó a alcanzar impidió que frenase a tiempo al llegar a la estación de Saltsjöbaden y acabó empotrándose en el inmueble tras saltarse el tope de la vía.

Tras dos horas de rescate, los equipos de emergencia lograron socorrer a la veinteañera, que presentaba «heridas graves», y fue evacuada en helicóptero al hospital. La investigación deberá esclarecer las razones que motivaron la acción de la empleada de la limpieza, en servicio para la empresa Arriva, y que ahora se enfrenta a un delito de estragos, entre otros cargos. ¿No les decía que era surrealismo extremo?