Archivo diario: agosto 15, 2010

Metro Valencia dispondrá del sistema de conducción automática ATO a finales de año

El sistema de conducción automática ATO, que permitirá cuatro trenes más en circulación cada hora y aumentará la seguridad, entrará en funcionamiento en Metrovalencia a finales de este año o principios de 2011, tras un periodo de adaptación de los maquinistas a este novedoso dispositivo.

El ATO (Automatic Train Operation) solo funcionará en los tramos subterráneos de las líneas 1, 3 y 5 del metro ya que la circulación en superficie requiere conductor -que también se encargará de la apertura y cierre de puertas en las estaciones-, y la red de Metrovalencia cuenta con una gran parte de tramos en superficie, según fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

Con el sistema de ayuda a la conducción, FGV podrá aumentar de 16 a 20 el número de trenes en circulación cada hora, siempre en el tramo subterráneo, y reducirá el tiempo medio de espera de los viajeros en los andenes en un minuto -de cuatro a tres minutos- en los tramos centrales de la red. Esta reducción del tiempo aliviará los nudos que se producen en algunas estaciones concretas como es el caso de Alameda.

El ATO incrementa la seguridad ya que se elimina el posible fallo humano en los tramos subterráneos, reduce las averías y los trenes circulan sin acelerar y frenar bruscamente, por lo que ahorra energía. Este tipo de conducción se complementará con el ATP DO (Sistema Automático de Protección de Trenes-Distancia Objetivo) que permite el control de la velocidad máxima de los trenes y, en consecuencia, protege a éstos de forma segura y automática de alcances y velocidades excesivas. Una vez este último sistema autoriza la velocidad máxima, da paso al ATO, que se encarga de realizar la conducción automática en los tramos subterráneos.

Estos tramos son entre las estaciones de Empalme y Sant Isidre en la línea 1, entre las estaciones de Alboraia y Aeroport en la línea 3 y entre Marítim-Serreria y Aeroport y con Sant Isidre en la línea 5.

Los maquinistas necesitarán un periodo de adaptación al sistema ATO, que actualmente se encuentra instalado al 80% para comenzar a funcionar a finales de año o en enero de 2011, según las fuentes.

La empresa española Dimetronic, adjudicataria de la implantación del sistema por un importe de 30,7 millones de euros, ha dedicado 35 personas de varios departamentos y ha subcontratado a otras 80 personas para ejecutar la instalación. Ha utilizado cien kilómetros de cable para la instalación, que se ha hecho en trabajo nocturno en un 95%.

Según FGV, la complejidad del sistema ha obligado a una “larga” planificación y programación entre los técnicos de la empresa valenciana y de Dimetronic.

Entre mayo y agosto de 2009 comenzaron los trabajos de canalización y tendido de cables, las conexiones y las cajas, los bastidores de cable en enclavamiento, los armarios de vía, los taladros de vía para instalar nuevos circuitos y la instalación de bandejas para tendido de cables en los túneles.

Una vez terminada esta fase, se inició la instalación de balizas (700 balizas ATP y 140 balizas ATO, así como 24 enclavamientos electrónicos nuevos) y el resto de la ejecución de la instalación para que, después del verano, puedan comenzar las pruebas y validaciones necesarias.

De forma paralela, las unidades de tren deben adaptarse también a la circulación con el ATO y, de hecho, se ha concluido la adaptación en más de la mitad de las unidades 4.300 y un tercio de los coches 3.900.

Las nuevas unidades 4.300 del fabricante Vossloh ya cuentan de serie con la preinstalación de conducción automática, por lo que solo hay que completar el sistema. Los coches UTA -los más antiguos de la red de Metrovalencia- no pueden acoger el nuevo sistema, y tras el verano se retirarán de forma definitiva las dos últimas unidades.

(Imagen Daniel Erler en Wikimedia Commons)