El tren de Flam, puerta a los fiordos noruegos


tren de flam

Es un clásico del verano en Noruega. Como todos los años en esta época, el Tren de Flam vuelve a cobrar protagonismo. Esta ruta de ferrocarril le lleva hacia espectaculares cascadas, atraviesa montañas nevadas y termina en el espectacular fiordo Sognefjord. Une esta pequeña población noruega con la estación de montaña de Myrdal, a 866 metros de altura. Inaugurado en 1940, el tren apenas recorre veinte kilómetros por esos sorprendentes y ricos paisajes.

Flåm es un pueblo noruego de unos 500 habitantes, situados al final del fiordo Aurlandsfjord, que es a su vez un brazo del Sognefjord. La ciudad se sitúa en el municipio de Aurland, en el condado de Sogn og Fjordane, Noruega. El pueblo es un popular destino turístico desde finales del siglo XIX. En la actualidad recibe aproximadamente 450.000 visitantes al año. Las principales atracciones incluyen la salida en barco por los fiordos y el Flåmsbana, un tren que recorre los 20 kilómetros entre Flåm y Myrdal, siendo una de las vías férreas con mayor desnivel del mundo (incluyendo en su recorrido varias espirales). Una antigua estación de tren acoge un museo dedicado al Flåmsbana. La ruta Rallarvegen, que une Haugastøl con Voss, es también uno de los principales atractivos turísticos, especialmente para los ciclistas.

El Tren de Flam en una de las más importantes y espectaculares atracciones turísticas de Noruega. Aunque sólo recorre veinte kilómetros, tarda una hora en salvar pendientes de hasta el 6%, y v los vente túneles, que en su día fueron excavados a mano. A través de las ventanillas, los alucinados pasajeros alcanzan a verr un espectáculo de luz, sonido y color que ya de por sí justifica este viaje placentero. Considerado la puerta a la Noruega de los fiordos, a sus pies se presentan los paisajes más agrestes y majestuosos. Durante el corto pero atractivo trayecto, se aprecian ríos caudalosos y bravos que cruzan profundos barrancos, saltos de agua precipitándose en cascada desde las pendientes, montañas con cimas nevadas y granjas de montaña que desafían a la ley de la gravedad situándose a escasos centìmetros de las escarpadas laderas.

Para salvar la distancia entre ambas estaciones, la vía serpentea en su mayor parte por un desnivel de subida de un 55 por 1.000 o, lo que es lo mismo, un metro de subida por cada 18 metros de distancia, según aseguran los entendidos. Esto convierte al ferrocarril de Flam en una de las líneas más empinadas del mundo y en una de las obras de ingeniería más desafiante del primer cuarto del pasado siglo. La construcción de este tramo entre Flam y Myrdal fue iniciada en 1923 para asegurar el transporte hasta el fiordo de Sogne. El tramo fue inaugurado con trenes de vapor en 1940, y con trenes eléctricos en 1941.

riosflam

(Imágenes de Gorka Cabañas)

Una respuesta a “El tren de Flam, puerta a los fiordos noruegos

  1. Preciosas fotografías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .