Archivo de la etiqueta: diferencias

Pelea por el tranvía de Jaén

El gobierno local de Jaén mantiene un compromiso «total con la puesta en marcha del tranvía» de la ciudad, que lleva más de siete años parado, y reclama «un compromiso real y efectivo de la Junta de Andalucía para que cumpla con lo acordado con el Ayuntamiento» al respecto del funcionamiento de esta infraestructura. El teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla (PP), muestra «la sorpresa del Ayuntamiento, porque no entendemos que la Junta de Andalucía esté poniendo trabas a cumplir el acuerdo alcanzado para la puesta en marcha del tranvía».

El escollo para el acuerdo viene, según el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, de la pretensión del Ayuntamiento de que los vagones que adquirió el consistorio por 11,9 millones de euros, “acabe ahora siendo soportado en un 75% por la Junta de Andalucía, y eso no tiene ningún fundamento“. Ha subrayado que cuando se hizo la inversión global, sobre 120 millones, los trenes supusieron 11,9 millones de euros, casi un 10% del coste de la inversión global, mientras que la Junta de Andalucía ha soportado el 89% restante.

El concejal de Hacienda espera que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «no esté más pendiente de los cálculos electorales que del acuerdo para el tranvía», al que «hay que dar una solución viable» porque es «la mayor inversión realizada en la ciudad en los últimos años», según explica. Bonilla añade que «no se entiende que pretendan concesionar el sistema tranviario y quieran que los jiennenses sigan pagando los vagones del tranvía». «Lo normal es que quien explote el tranvía se encargue del coste y mantenimiento del material móvil», apostilla.

Manuel Bonilla señala que «hay un acuerdo cerrado con la Junta que está ratificado por el Pleno del Ayuntamiento, donde se aprobó que el coste de explotación del tranvía fuera asumido en un 25% por el Ayuntamiento y un 75%” por la Administración autonómica, después de que el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, apelase este jueves a la responsabilidad del Ayuntamiento para que «no se dilate más» la puesta en marcha del sistema tranviario, y advirtiese de «una cierta inquietud» en la Junta porque pasa el tiempo y sigue sin echar a andar.

El concejal de Hacienda y Contratación señala que «no tiene sentido alguno que la Junta de Andalucía se quede con el sistema tranviario, recepcione toda la infraestructura y también el material móvil, para adjudicarlo a una empresa privada, y ahora le pida al Ayuntamiento que siga pagando los vagones porque es una adulteración del acuerdo alcanzado». «Supondría que el déficit real asumido por el Ayuntamiento sería más del 60%», explica el edil.

«Entendemos que por parte de la Junta se pretende beneficiar claramente a una empresa privada, que ve cómo tiene unos vagones gratuitos para explotar sin pagar sus costes de explotación, que los seguirían pagando los jienenses», manifiesta Bonilla. Para el concejal de Hacienda y Contratación, «Susana Díaz lo que tiene que hacer es preguntar a los empresarios de cualquier sector si no es suficiente que ellos tengan que asumir los riesgos de sus negocios para que venga ahora la Junta de Andalucía a intentar adjudicar un negocio a una empresa privada sin que tenga que asumir riesgos, porque la Junta pretende que se lo paguen los jienenses».

El concejal de Hacienda y Contratación apunta que la Junta «sabe que es un acuerdo contrario a la Ley de defensa de la libre competencia, y que puede volver a ser impugnado y suspendido por los concesionarios de los transportes públicos urbanos de Jaén, taxistas y autobuses urbanos, al privilegiar a una empresa a que explote un sistema sin asumir carga alguna, mientras que los taxistas y la concesionaria de autobuses compran sus vehículos y deben pagar sus amortizaciones y costes, afectando todo ello en el precio final del billete».

Bonilla agrega que la Junta «conoce perfectamente que un incremento de los gastos por parte del Ayuntamiento con consecuencia en los presupuestos municipales no sería aprobado por el Ministerio de Hacienda, que ya ordenó y requirió al Ayuntamiento que procediera a una rebaja de gastos de las cuentas municipales». Así las cosas, el responsable de Hacienda invita a la Junta «al diálogo para cumplir lo acordado y que los jienenses disfruten del sistema tranviario en iguales condiciones que otras ciudades andaluzas».

El plazo límite que se marcó la Junta de Andalucía para aprobar dicho convenio “en términos de conveniencia” fue hasta final de septiembre y ya se ha sobrepasado. Por eso, “sin ánimo de echar sal y vinagre que acabe agriando las relaciones porque queremos seguir manteniendo unas relaciones cordiales”, ha apuntado que “no tiene sentido” que todavía no se haya aprobado el convenio y que “haya 120 millones de euros de inversión que estén en el dique seco todavía”.

La Junta y el Ayuntamiento de Málaga mantienen diferencias sobre el pago de las obras del metro

obras-metro-malaga-junta

Las espadas siguen en alto. La Junta presentará hoy en el registro del Ayuntamiento de Málaga un requerimiento por 32,31 millones de euros, en concepto de anticipo de la inversión del metro (por lo ejecutado hasta 2012 en las líneas 1 y 2) como inicio de los trámites legales para su reclamación formal. La condejería de Fomento deja la puerta abierta a que todo o parte de esta cantidad se convalide con obras de movilidad sostenible. El concejal de Movilidad, Raúl López, ha aportado en la reunión de la comisión de seguimiento celebrada ayer un listado con 12 actuaciones en materia de movilidad, valoradas en 26,9 millones de euros y ejecutadas entre 2009 y 2014, con las que, a su juicio, da por saldada la factura de su parte del suburbano.

El delegado de Fomento, Manuel García Peláez, ha asegurado que con esta aportación el Consistorio no salda su deuda, en la que se incluyen otros 37 millones (31,31 millones por el rescate de los tramos de Callejones del Perchel y la parte en superficie en Teatinos; y seis por reposición de infraestructuras), algo a lo que se niega tajantemente el equipo de gobierno municipal.

Tanto García Peláez y como el gerente de la Agencia de Obra Pública, Antonio Tallón, insistieron en que se estudiará este listado para determinar si cumplen las tres condiciones exigidas (obras de movilidad sostenible, financiadas íntegramente por la ciudad en el periodo 2010-2013). Aunque fueron tajantes al afirmar que su objetivo es alcanzar un acuerdo global de financiación, que contemple el abono de la totalidad de lo que la ciudad adeuda por su parte en las obras, y que asciende a 69 millones (salvo la parte que se pueda justificar con dichas infraestructuras de movilidad).

No se ha podido cumplir el objetivo del concejal de Movilidad, Raúl López, quien poco antes de la cita dijo que acudía a la misma con el ánimo de zanjar de una vez por todas la contribución municipal al metro, y que ha salido de ella “bastante decepcionado” con “la postura de inflexibilidad de la Junta”.

De cara a la ciudadania, el proceso entra en otra fase preocupante. Abril es un mes clave para esta infraestructura. Durante estos días se dará a conocer el proyecto en superficie que el Ayuntamiento rechaza. Lo que viene después es una incógnita, aunque, ante la disparidad de posiciones, parece claro que la solución final será terminar las obras hasta la estación Guadalmedina, junto a El Corte Inglés, y dejarlo ahí hasta tiempos (y consensos) mejores. Con lo que ello conlleva, a efectos económicos y legales para las dos administraciones en perpetuo litigio.

La Consejería de Fomento de la Junta presentará el proyecto definitivo para el tramo comprendido entre la avenida de Andalucía y La Malagueta, a ras de suelo. Básicamente, se trata de crear una trinchera a partir de la estación Guadalmedina, que sería la última en subterráneo, para emerger a la altura de la delegación de la Agencia Tributaria. Desde este punto, cruzaría el puente de Tetuán y circularía por el eje central, entre las dos hileras de ficus centenarios, aunque más pegado al lateral Sur. Las vías sortearán el monumento al marqués de Larios y harán parada en la plaza de la Marina. Desde allí, recto, por el Parque, para detenerse de nuevo a la altura de la Casona. Y llegará a la última parada de la línea, en la plaza del General Torrijos. El departamento que gestiona IU plantea esta posibilidad como una forma de reducir el presupuesto, y que lo ahorrado sirviera para crear la línea 3 (El Palo). Pero también como una vía para peatonalizar la Alameda Principal y reducir el tráfico privado en el Centro.

En cambio, el alcalde, Francisco de la Torre, no quiere oír hablar de esta posibilidad y se mantiene firme en su posición de que el metro llegue soterrado, tal y como estaba previsto inicialmente; tanto por lo que supondría, precisamente, para el tráfico como por la menor utilidad de este servicio público (al tener que reducir su velocidad). Su última oferta consistía en que el túnel llegara solo hasta la plaza de la Marina, que es la estación clave para garantizar la captación de viajeros necesaria para el equilibro financiero del suburbano, en el entorno de los 19 millones de usuarios al año. ¿La solución?

(Fuente Sur de Málaga. Imagen Agencia Obra Pública Andalucía)