Archivo diario: octubre 22, 2010

Treinta detenidos por robar cable en la vía del AVE

El robo de cable de cobre se ha convertido en un negocio redondo por su elevado precio para las bandas de delincuentes, que no dudan en desmantelar las redes de telefonía y electricidad de urbanizaciones enteras y de vías férreas para lograr su propósito. Una de estas bandas ya no podrá esquilmar más la línea del AVE Madrid-Barcelona a su paso por las provincias de Guadalajara y Zaragoza pues 30 de sus miembros han sido detenidos por la Guardia Civil en la provincia alcarreña por haber robado 70 toneladas de cable de cobre en esta línea. La operación se inició el pasado verano y continúa abierta, por lo que no se descartan más detenciones en los próximos días, según informó este jueves el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, quien destacó que el cable de cobre recuperado equivale a 11 kilómetros de trazado de vía férrea.

El subdelegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano, ha explicado que las detenciones se han practicado entre el 13 de agosto y ayer y que los detenidos en las distintas actuaciones tienen edades comprendidas entre los 15 y los 50 años; en su mayoría residen en poblados chabolistas madrileños de la Cañada Real y Rivas Vaciamadrid. En total, han sido esclarecidos 12 hechos delictivos de los 18 robos que tiene registrados durante el mismo período la Guardia Civil, y, como consecuencia de las distintas actuaciones, han sido recuperadas unas 70 toneladas de cobre que eran transportadas en los 33 vehículos incautados.

Los autores de estos hechos operan de manera organizada y acuden en vehículos a puntos concretos del trazado de la línea del AVE en grupos de hasta veinte personas.
De este modo, un pequeño grupo accede a la línea ferroviaria y, una vez dentro, levanta las arquetas del registro donde se hallan las mangueras eléctricas de los servicios auxiliares, de donde obtienen el cobre. Según ha explicado Díaz Cano, un cable de un metro puede contener hasta 5 kilogramos de cobre, lo que hace que este material sea fácilmente transportable y, en cada robo, se sustraen entre 500 y 3.500 metros de cable.

Los autores utilizan para el traslado del cable sustraído sus propios vehículos, cuyos titulares son personas que responden al mismo perfil y lugares de domicilio que los detenidos por la autoría material. El subdelegado del Gobierno ha destacado dos de los operativos policiales, en concreto, el del 2 de octubre -cuando se detuvo a cinco personas, que posteriormente ingresaron en prisión- y el del 11 de octubre, cuando tras el arresto de seis personas (2 de ellas menores) cuatro acabaron en la cárcel. No obstante, ha aclarado que es una operación que sigue en curso, dado el incremento del número de delitos de este tipo. De hecho, ayer mismo, la Guardia Civil ha detenido a tres personas que viajaban en un vehículo cargado de cobre.

Otra de las acciones en las que trabaja la Guardia Civil es la investigación de la venta del cobre en el mercado negro, dado que este material se vende en España y en otros países

Setenta años de la entrevista entre Hitler y Franco en Hendaya



Se cumplen ahora setenta años de la entrevista que el general Franco y Hitler mantuvieron en la estación de Hendaya donde ambos dirigentes hablaron sobre la posible entrada de España en la II Guerra Mundial. Un episodio que ha sido relatado una y otra vez por los historiadores y que con el tiempo se ha desmitificado.

La entrevista tuvo lugar el 23 de octubre de 1940 en la frontera, en una Francia ocupada por las tropas de Hitler. Varias divisiones alemanas se encontraban estacionadas en la zona. La estación de Hendaya de aquella época apenas difiere de la que podemos contemplar hoy en día, tanto en su estructura de vías como en la cubierta y andenes. Según los planos detallados de la SNCF de 1958, existen dos vías procedentes del Puente Internacional sobre el Bidasoa. La vía inferior es la de ancho español y la superior la de ancho internacional. Siguiendo cada una de ellas podemos apreciar cómo se van bifurcando para conformar las dos playas de vías de esta estación, en ambos anchos de vía.

«Me alegro de verle, führer». «Por fin se cumple un viejo deseo mío, caudillo». Así se saludaron Franco y Hitler eese día. Eran poco más de las 15.00 horas y Hitler había llegado a la cita en el tren que utilizaba para sus desplazamientos. La entrevista se celebró a bordo de uno de sus coches. Se prolongó en una primera parte hasta las 18.40 horas. Tras un receso, Hitler ofreció una cena en el coche-restaurante de su tren hacia las diez de la noche. Ambos personajes eran frugales y a las diez y media la entrevista se había reanudado de nuevo. A la una menos cinco Franco se despidió y regresó a su tren.

Si queréis leer más sobre esta historia y ver la relación con el mundo del ferrocarril, podéis ver la entrada que escribí hace un año sobre este tema.