Archivo diario: octubre 14, 2010

El AVE a Valencia se entrena con pasajeros

Pruebas y más pruebas. Quedan tres meses para la puesta en marcha del nuevo trazadoa Levante y todo debe quedar listo. Así que ayer se produjo el primer viaje de pruebas con pasajeros en la Línea de Alta Velocidad Madrid-Valencia entre el túnel de Hoya de Roda (Cuenca) y Valencia, trayecto de 98 kilómetros que ha completado en 36 minutos alcanzado una velocidad máxima de 201 kilómetros por hora. Este primer viaje ha estado supervisado por el ministro de Fomento, José Blanco, que ha estado acompañado por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Blanco ha recordado que el Gobierno invertirá 1.600 millones de euros durante 2011 en el Corredor Mediterráneo, proyecto que el Ejecutivo considera “vital”.

Este viaje forma parte de las pruebas que se realizan hasta la puesta en marcha definitiva del trazado de alta velocidad entre Madrid y Valencia, que se producirá el próximo 15 de diciembre desde la capital y Albacete, y tres días después hasta Valencia.

El nuevo talgo S-112, más conocido como el ‘pato’ por su silueta, ha partido del embalse de contreras, a 98 kilómetros de Valencia, a las 16.32 horas, y ha llegado a su destino en 36 minutos con picos de velocidad de hasta 201 kilómetros por hora. Este primer convoy con pasajeros, formado por doce coches en los que viajaban 365 pasajeros, 294 en clase turista y 71 en clase Bussines, ha atravesado algunas de las infraestructuras más significativas y costosas, como son el viaducto de Contreras o el túnel de La Cabrera.

A la llegada a Valencia, el ministro José Blanco ha asegurado: “no es fácil identificar los momentos que suponen un antes y un después para nuestra sociedad, pero ahora es evidente que nos encontramos en uno de ellos. En muy pocos días vamos a escribir un importante capítulo en la historia de nuestro transporte”. “Nos hemos comprometido con el futuro de Madrid, Castilla La Mancha y la Comunitat Valenciana, y ese compromiso es un hecho rotundo y sólido que hace que las palabras de duda se las lleve el viento”, ha añadido.

El Gobierno invertirá el próximo año 1.600 millones de euros en el Corredor Mediterráneo, 558 en el AVE a Alicante, cuya entrada en funcionamiento se prevé para 2012, y que el ministerio “trabajará” para licitar la línea hasta Castellón, que se mantendrá “ajena a las restricciones presupuestarias” con la intención de inaugurarla a finales de 2014.

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha afirmado: “hoy han viajado en el AVE los representantes de la sociedad civil y económica que hemos elevado la voz estos últimos años para pedir esta infraestructura”. “Somos conscientes de que habrá un antes y un después del AVE en la Comunitat, de que se unen dos comunidades (Madrid y la Comunitat Valenciana) que representan la cuarta parte de la población española y un tercio de la riqueza nacional”, ha añadido

Rita Barberá ha asegurado que “Valencia empieza hoy a despertar de un sueño” y ha reconocido sentirse satisfecha por “poder disfrutar de un servicio que veníamos reclamando desde hace años”. “Este es un proyecto ambicioso y vertebrador como pocos; hoy dejamos de lamentarnos por el retraso en el que muchos de nosotros pensamos para celebrar con sinceridad su llegada y la de esas inversiones tan necesarias”, ha añadido la alcaldesa, quien además ha agradecido al ministro la “colaboración y respeto mutuo”.

En este primer convoy han viajado, el presidente de Adif, Antonio González, el de Renfe, Teófilo Serrano, varios consejeros de los gobiernos valenciano y manchego, políticos de ambas regiones, empresarios, representantes militares, policiales y el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, entre otras autoridades.

La Línea de Alta Velocidad Madrid-Valencia generará 136.000 empleos entre 2010 y 2016 y evitará la emisión de 842.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, medición equivalente al consumo energético de una ciudad como Alicante durante seis años. Así lo ha anunciado el ministro de Fomento, José Blanco, en el Club de Encuentro Manuel Broseta de Valencia, donde ha presentado un estudio sobre el impacto económico de esta línea ferroviaria, cifrado en 22.500 millones de euros entre su construcción y sus seis primeros años de explotación.

Según ha expuesto el ministro, durante los próximos seis años, “el mismo período de tiempo que ha durado su construcción”, la nueva línea tendrá un impacto económico superior en más de 1.700 millones de euros al derivado de su ejecución.

El informe también prevé que, en el primer año de la puesta en marcha de la línea, utilicen el AVE 3,6 millones de pasajeros, de los cuales 800.000 serán viajeros nuevos. El 81% viajará por motivos de negocio, y el 19%, por ocio.El informe también prevé que, en el primer año de la puesta en marcha de la línea, utilicen el AVE 3,6 millones de pasajeros, de los cuales 800.000 serán viajeros nuevos. El 81% viajará por motivos de negocio, y el 19%, por ocio.


(Imágenes Renfe)