Archivo de la etiqueta: marca España

El AVE a la Meca aplaza su puesta en servicio

El consorcio empresas españolas que construye el AVE La Meca-Medina negocia con el Gobierno de Arabia Saudí aplazar de nuevo la fecha de puesta en servicio comercial de este corredor, actualmente fijada para el próximo mes de marzo, ante la posibilidad de que no esté listo en ese tiempo. Así lo indica el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien asegura estar liderando las conversaciones para fijar un nuevo calendario y espera viajar a Arabia en “próximas semanas” para cerrarlas.

“No estoy en condiciones de asegurar el plazo, dadas las dificultades que han existido”, indica De la Serna en referencia a la puesta en servicio del AVE prevista para marzo. “Desde hace días hablamos con las autoridades saudíes”, añade tras intervenir en el Efe Foro Líderes. Se trata de la segunda ocasión en que el consorcio negocia una demora en la puesta en servicio del AVE a la Meca, originariamente fijada para finales de 2017. En mayo del pasado año, el grupo de empresas alcanzó un acuerdo con Arabia Saudí en relación a los retrasos y los sobrecostes que estaba originando la obra en el que se estableció la fecha de marzo de 2018 para su puesta en servicio, un plazo que ahora también está en el aire.

En ese pacto también se estableció el inicio de un periodo de pruebas, con la realización de ‘viajes de demostración’ antes de la conclusión de 2017, un compromiso que el consorcio cumplió ‘in extremis’ al iniciar estos trayectos el pasado 31 de diciembre. El ministro revela que a finales del pasado mes de diciembre ya habló con el presidente de la Saudí Railway Organitation (SRO), que le transmitió su satisfacción por el periodo de pruebas del corredor. “Estamos con el periodo de prueba y seguimos trabajando en cuestiones que quedan por dirimir”, indica el ministro en relación a la conclusión del denominado ‘Ave del Desierto’.

“El consorcio trata de cumplir con sus compromisos, pero muchos de ellos dependen de actuaciones sobre las que el consorcio no tiene responsabilidad, y eso es lo que se está hablando con Arabia”, detalla De la Serna. El ministro señala al retraso que acumula la construcción de la mayoría de las cinco estaciones del AVE, que construyen otras empresas distintas, en su mayor parte locales, que puede constituir uno de los motivos del retraso de puesta en marcha del corredor. Se da la circunstancia de que cuando se pactó con Arabia el primer aplazamiento del AVE el motivo residió en el retraso en la construcción de la plataforma de la línea, que en ese caso correspondió a un grupo de empresas chinas.

El AVE La Meca-Medina es uno de los mayores proyectos logrados por empresas españolas en el exterior y uno de los emblemas de la marca España. El contrato, logrado en 2011 por 6.300 millones de euros, ha consistido en la colocación de las vías de la línea, de 450 kilómetros de longitud, y de toda su ‘superestructura’, esto es, todos los sistemas asociados (electrificación, seguridad y telecomunicaciones, entre otros), además de su explotación que correrá a cargo de Renfe.

El consorcio encargado de este ‘macroproyecto’ está integrado, además de por esta operadora ferroviaria pública, Adif e Ineco, por las empresas privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia e Inabensa. Talgo completa el grupo como suministrador de los trenes, un total de 35 trenes AVE, además de uno especial para la familia real árabe, con capacidad para 400 personas.

‘Marca España’ para proyectos internacionales

El Ministerio de Fomento ha lanzado un plan para aunar esfuerzos entre las empresas públicas, como Renfe, Adif e Ineco, y las constructoras privadas y diseñar una estrategia internacional conjunta con el fin de lograr grandes obras de infraestructuras internacionales de entre la cartera de proyectos de 2,5 billones de euros que se calcula se podrán en marcha en once países que se consideran estratégicos. Se trata de Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Cánadá, México, Reino Unido, Noruega, Suecia, Austria, Colombia y Perú. El plan también contempla buscar oportunidades puntuales de negocio en otros nueve países. Se trata de Argentina, Chile, Dinamarca, Egipto, India, Israel, Malasia, Marruecos y Singapur.

Con esta iniciativa, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna pretende que España siga cosechando obras emblemáticas en el exterior, que sumar a las conseguidas en los últimos años, como la Alta Velocidad en La Meca-Medina, un ‘macroproyecto’ que precisamente se logró a través de un consorcio entre empresas públicas y privadas. La experiencia adquirida en este último lustro permite desarrollar nuevas estrategias de cara a fortalecer la presencia de las empresas españolas en el extranjero. Las empresas españolas participan en muchos de los proyectos más importantes de infraestructura y obra civil actuales y gestionan casi el 40% de las infraestructuras del mundo.

“El objetivo es aprovechar al máximo los esfuerzos y las iniciativas llevadas a cabo por las empresas públicas de Fomento y también por las empresas privadas para conformar una estrategia y generar sinergias para reforzar el posicionamiento de España en el plano internacional”, destaca el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante la presentación del plan. “Se trata de un plan de todos, inclusivo, integrador y transversal“, asegura sobre el proyecto, diseñado para el trienio 2018-2020 y que, según el titular de Fomento, apenas requiere un coste de 2 millones de euros para el Ministerio.

En el plano de las empresas privadas, el plan impulsaría la ya destacada presencia exterior con que cuenta el sector constructor español, gracias a la estrategia de internacionalización desarrollada en los últimos años para sortear el desplome que la obra pública experimenta desde el inicio de la crisis en el mercado doméstico, actualmente en niveles mínimos históricos. En la actualidad, las seis grandes constructoras cotizadas obtienen fuera de España tres cuartas partes de su negocio (el 75% del total), y están presentes en más de un centenar de países, según datos de la patronal del sector Seopan, citados por el propio ministro. Las multinacionales españolas ocupan puestos de liderazgo universal en sectores como la construcción, las infraestructuras y la gestión de infraestructuras para el transporte aéreo, aeroportuario y terrestre.

De la Serna reconoce que este dato puede suponer un “tirón de orejas” al Gobierno en cuanto a inversión en obra pública, si bien indicó que la voluntad del Ejecutivo es aumentar la inversión doméstica en paralelo al impulso internacional.

En cuanto a las empresas públicas dependientes del Ministerio, con la iniciativa se impulsará la incipiente actividad internacional que ya vienen desarrollando, en el caso de Renfe y Adif en proyectos como el AVE a La Meca, pujando por explotar trenes en otros países y asesorando en materia técnica en el desarrollo de infraestructuras en otros países. Empresas como Renfe, Adif, CAF, Ineco, Talgo, Copasa o Indra, entre otras, se sitúan a la cabeza del sector a escala mundial.

Para cumplir estos objetivos, el plan incluye un centenar de iniciativas, que abarcan desde participar en foros internacionales hasta explorar los distintos proyectos. No obstante, tras su presentación este miércoles, Fomento abre ahora la iniciativa a un periodo de sugerencias, que el sector puede realizar hasta el próximo 30 de enero.

Los resultados de la apuesta por la inversión en investigación, desarrollo e innovación en España se pueden observar en numerosos sectores altamente tecnológicos y extraordinariamente diversificados en los que nuestro país se ha situado como un referente internacional. Es el caso de las áreas de infraestructuras, alta velocidad ferroviaria gestión del transporte, producción y gestión de energía, tecnologías medioambientales, de la información y de la comunicación, naval, aérea y espacial, de automoción o de tecnologías para la salud, así como moda, hábitat y gestión del ciclo completo del agua.

España lidera el mercado del ferrocarril

Las empresas españolas están presentes en 50 proyectos ferroviarios desarrollados actualmente en el exterior y gestionan casi el 40% de las principales concesiones de transportes del mundo. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, junto al alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, valoran el potencial de las empresas españolas en la construcción y gestión de infraestructuras ferroviarias y en el diseño y fabricación de material rodante de última generación.

El alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, explica que “España es líder mundial gracias a factores como la experiencia, la tecnología propia y la protección del medioambiente” y añade que esta es la ‘Marca España’, la construida entre todos, que “intentan dar a conocer en el mundo”. Espinosa de los Monteros señala que con la implantación del ferrocarril hace más de 169 años, “España comenzó a ser un país industrial”, y que esta industria ha permitido “estructurar España”. También destaca el “importantísimo desarrollo de la industria y el sistema ferroviario” durante los últimos 25 años que ha llevado a España a ser el segundo país del mundo en kilómetros de trenes de alta velocidad, al tiempo que señala a empresas españolas como Talgo y CAF que se han convertido en “competidores con ventaja” en el mercado mundial.

Durante un acto celebrado en el Museo del Ferrocarril se han presentado 50 operaciones y proyectos en los que lideran o participan consorcios de empresas españolas establecidos en más de 90 países de los cinco continentes, entre ellos, las líneas de alta velocidad de La Meca-Medina y la de California, los Metros de Dubai y Medellín, o los tranvías de Sydney o Dublín, entre otros. El ministro de Fomento destaca la “gran transformación” que ha se ha producido en España en los últimos 30 años, tanto en la sociedad como en la economía. Para De la Serna, “es indudable” el “importante salto cualitativo y cuantitativo“.

De la Serna explica que “la crisis ha obligado a las empresas a hacer el esfuerzo para entrar en un mercado global“, que en 2016 se tradujo en que más del 65% de las ventas de las empresas cotizadas españolas se originó en el exterior. Uno de los sectores más importantes es el de infraestructuras, en el que España se sitúa entre los 15 primeros países del mundo en dotación de infraestructuras, según el foro de Davos. España con sus 3.248 kilómetros de red de alta velocidad es la segunda más extensa del mundo solo por detrás de China y por delante de países vecinos como Alemania y Francia, cuyas redes apenas alcanzan los 500 kilómetros.

Según De la Serna, España cuenta con una estructura empresarial “sólida” que se ha desarrollado por el “proceso de modernización de las estructuras españolas”, lo que hace que en ocasiones sea “más ágil y dinámico” que otros socios europeos. Este “saber hacer”, según el titular de Fomento, hace que diez grandes corporaciones españolas figuren entre las cien primeras empresas contratistas del mundo; que seis de las quince principales empresas en gestión de infraestructuras por número de concesiones sean españolas; y que cerca del 40% de las principales concesiones de transporte del mundo esté gestionado por empresas de España.

Durante 2016 las empresas españolas participaron en licitaciones por valor de más de 47.000 millones de euros, de los cuales 8.700 millones de euros fueron del sector ferroviario. España se ha convertido en líder mundial en el diseño, la obra civil, la señalización, la gestión segura y eficiente del tráfico ferroviario, el suministro del material rodante, la operación y el mantenimiento.

El ministro de Fomento ha aprovechado el acto para anunciar la apertura en 2018 de un centro de interpretación sobre tecnología y saber hacer en materia de alta velocidad. Este centro, que pasaría a formar parte del museo del ferrocarril, pretende hacer de escaparate de lo que es la alta velocidad en España para el conocimiento tanto de extranjeros como de españoles, como muestra de “algo que nos define”.

OHL propone al consorcio del AVE Medina-La Meca asumir más carga de trabajo para cumplir las fechas

obras-desierto-ave-medina-lameca

Las quejas saudíes han hecho mella en el consorcio español del AVE a La Meca. A Arabia Saudí no le convence el ritmo de trabajo y amenaza con sanciones que ponen incluso en peligro el futuro de la ‘marca España’ en la zona. OHL ofrecerá a los miembros del consorcio adjudicatario del AVE entre Medina y La Meca la disposición de la compañía a asumir más partes del trabajo si lo estiman necesario el resto de socios para acelerar los cometidos y cumplir el calendario. De hecho, la compañía tiene previsto transmitir este mensaje el próximo viernes 26 en un consejo extraordinario.

El consejo deberá decidir además quién es el nuevo consejero delegado del consorcio y decidir si ratifica el nombramiento de Jesús Silva Fernández como presidente tras asumir dicho cargo en la ingeniería pública Ineco tras la marcha de Pablo Vázquez a Renfe.

Después de las quejas manifestadas por el nuevo ministro de transportes saudí, Addula Al-Muqbel, sobre el ritmo de evolución de los trabajos, OHL planteará al resto de empresas la posibilidad de asumir más carga de trabajo si el consorcio lo estima necesario y siempre que todos los socios que lo integran estén de acuerdo sobre cualquier modificado en este sentido. El grupo que preside Juan Miguel Villar Mir asegura que está haciendo la obra “en tiempo y forma” y añade que si hay algún retraso es porque se entregó tarde la plataforma por parte del consorcio árabe-chino encargado de la primera fase.

Piqué asegura que el grupo OHL tiene capacidad suficiente para asumir más trabajo de un proyecto que es ‘Marca España’ y agrega que el anterior ministro de transportes estaba contento con el trabajo desempeñado por la compañía. Cree además que el primer prototipo del tren Talgo 350, conocido como ‘el Pato’, podría empezar a probarse en abril o mayo del próximo año aunque posiblemente lo hará en el tramo 4 de OHL y no en el que inicialmente estaba previsto.

El consejero delegado de OHL es consciente de la heterogeneidad del consorcio adjudicatario del tren de los peregrinos, en el que figuran doce empresas españolas (Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetroic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo), que junto con las compañías saudíes Al Rosan y Al Shula conforman el consorcio Al Shula. Asimismo, reconoce que todo ello ha generado algunas quejas por parte del cliente respecto a la gobernanza del consorcio y que así han sido reflejadas en la carta que el ministro saudí, después de una visita de dos días a la obra, ha mandado al consorcio.

Piqué insiste además que el retraso de la primera fase del proyecto ha repercutido sobre la capacidad del consorcio español para desarrollar el proyecto en plazo.

Fuentes del consorcio aseguran que la parte española del proyecto está cumpliendo perfectamente los plazos que tiene marcados y que todo se está haciendo según las condiciones previstas en el contrato.