La operadora alemana Deutsche Bahn combatirá con drones a los grafiteros que pintan sus trenes


grafitis-trenes-alemanes

En el amor y la guerra todo vale. El dicho popular se aplica sin duda alguna cuando surge un conflicto en ambos hemisferios. Y nadie duda de que existe un combate, casi a muerte, contra quienes pintarrajean los trenes. Eso es lo que ha debido pensar la compañía nacional de ferrocarriles alemana, Deutsche Bahn, que ha anunciado su intención de utilizar drones para perseguir a los que pintan grafiti en sus vehículos. La operadora germana pretende utilizar pequeños helicópteros no tripulados, que incorporarán cámaras de visión nocturna, para detectar a los intrusos en las cocheras donde descansan los coches.

Los trenes son uno de los objetivos favoritos de los que pintan grafiti. Según Deutsche Bahn, limpiar los más de 13.000 que se producen cada año, le cuesta más de 7,5 millones de euros. Así que han propuesto utilizar drones, con un coste de 60.000 euros cada uno, para intentar poner freno a esta actividad.

Una de las justificaciones originales para hacer grafiti en los trenes es la capacidad para mover las pintadas por toda la ciudad. Y aunque desde hace años la mayoría de redes de ferrocarril en Europa evitan poner en circulación los coches pintarrajeados, esto no ha frenado las pintadas.

Las aeronaves no tripuladas que pretende utilizar la compañía ferroviaria cuentan con cámaras de infrarrojos, capaces de detectar a los intrusos por el calor que emiten. Según ha explicado la propia empresa a la BBC, la tecnología es suficientemente precisa para identificar a las personas que entren de manera ilegal en las instalaciones donde se guardan los trenes.

Aunque la seguridad de las cocheras cada vez es mayor —tanto en recursos humanos como técnicos—, los escritores de grafiti —así se llaman a sí mismos— aún encuentran maneras de pintar los vehículos. Por ejemplo, detenerlos en plena marcha con el freno de emergencia. La vigilania disuade a estos delincuentes; pero además de ser costosa no elimina por completo los ataques. A pesar del anuncio, todavía no está claro si Deutsche Bahn podrá poner en funcionamiento sus drones. La legislación europea sobre aeronaves no tripuladas todavía está pendiente. Actualmente solo pueden volar por debajo de los 1.000 pies —330 metros de altura—, y siempre dentro del radio de visión del operador. Según la empresa estos lo harían dentro de ese rango, aunque no está claro que puedan operar de noche.

Fuera del ámbito militar, las aeronaves no tripuladas tienen cada vez más aceptación. La vigilancia, en todas sus facetas, es la más popular. Los drones, junto a las cámaras de alta resolución, pueden controlar áreas enormes por mucho menos dinero del que cuestan sus alternativas con piloto a bordo. También permiten supervisar lugares de alto riesgo sin poner en peligro vidas humanas.

(Imagen deutsche Bahn)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.