Archivo diario: mayo 21, 2013

Un consorcio público-privado español competirá por el tren de alta velocidad entre Río y Sao Paulo

alta-veleocidad-s130

España prepara un consorcio de empresas públicas y privadas para competir en la primera licitación del futuro tren de alta velocidad entre Río de Janeiro y Sao Paulo, que será la primera vía de ese tipo en América Latina. Las ofertas deben ser presentadas el 13 de agosto, por un valor de “miles de millones” de dólares, aunque la cantidad final dependerá de las propuestas de las empresas que concurran, explicó Julio Gómez-Pomar, presidente de la empresa ferroviaria Renfe.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró en Brasil que España “tiene los requisitos para optar a un concurso como este”, durante la inauguración en Sao Paulo del Foro Efe Café da Manhã, un ciclo de desayunos informativos patrocinados por la empresa española Indra. “Nosotros tendremos en breve definido el consorcio español que se va a presentar”, dijo el directivo, que acompañó a la ministra en su viaje a Brasil.

Toda la obra requerirá una inversión total de 35.000 millones de reales (unos 17.500 millones de dólares), según cálculos de la Agencia Nacional de Transportes Terrestres (ANTT) de Brasil. El proyecto, de 511 kilómetros, unirá las dos mayores ciudades del país y tendrá un ramal a Campinas, urbe situada a 100 kilómetros de Sao Paulo.

Ante una audiencia de empresarios, altos funcionarios gubernamentales y periodistas, Pastor destacó la amplia experiencia de España en trenes de alta velocidad, al contar con la segunda mayor red del mundo, con casi 3.000 kilómetros de longitud, tras la de China. “Es un referente internacional de primer orden”, dijo Pastor, que recordó que en abril se cumplieron los 21 años de la primera línea española de alta velocidad, que unió las ciudades de Madrid y Sevilla. La ministra se comprometió a que si el consorcio ganador es el español habrá una transferencia de tecnología a Brasil.

La primera parte de la licitación, que se decidirá en septiembre, será por la fabricación de los trenes, la operación ferroviaria y la tecnología de señalización, de seguridad y control electrónicos, indicó Gómez-Pomar. “Renfe está trabajando a fondo en la oferta y en el plan de movilidad que va a presentar, y trabajando en formar un consorcio que pueda presentar una oferta ganadora”, dijo. Francia, Alemania, Japón y Corea del Sur también han expresado interés en participar en la licitación.