Archivo diario: mayo 7, 2013

‘El Ramalillo’ rueda sobre las vías centenarias que le vio nacer y recuerda la situación de Galicia

cien-anos-tren-ramalillo

El ‘Ramalillo‘, un tren centenario con cuatro coches de madera, un coche ‘Prestige’ de los años 30 y un billete metálico como antaño, ha vuelvo a rodar este fin de semana sobre los raíles de la línea del ferrocarril que desde hace un siglo une las localidades de Ferrol y Betanzos para conmemorar el primer centenario de una vía inaugurada el 5 de mayo de 1913. La iniciativa parte de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Ferrolterra (AFAF), que lleva tres años preparando este acontecimiento con ayuda de los ayuntamientos de Ferrol, Narón, Fene, Neda, Cabanas y Pontedeume, además de la Diputación, Xunta, del Ministerio de Fomento y de Adif, encargada de la gestión ferroviaria.

‘El Ramalillo, el tren que iba de Ferrol a Betanzos, se bautizó de esa forma porque era un pequeño ramal de la línea de conectaba A Coruña con Lugo, explica un viejo apasionado de los trenes que asiste estos días en Galicia al Congreso nacional de la Federación española de amigos del ferrocarril. La de Ferrol fue la primera línea en ser construida por el Estado y tuvo una gran demora por subastas de obras desiertas, expropiaciones de más de tres años y presupuestos escasos del Gobierno. El ‘Ramalillo’ son 42 kilómetros de un trazado que atraviesa una decena de concellos, cuatro rías y espectaculares paisajes por un billete de 3,9 euros. Su recorrido es: Betanzos Infesta, Betanzos Ciudad, Paderne (apeadero), Miño, Perbes (apeadero), Pontedeume, Cabanas (apeadero), Franza (Mugardos), Barallobre (Fene), Perlío (Fene), Neda y Ferrol. Este año 2013 se cumplen los 100 años del histórico ramal, pero también los 130 de la línea que le dio origen, el Ferrocarril del Noroeste y que se inauguró en A Coruña el 1 de septiembre de 1883 con Alfonso XII y María Cristina. Este mismo año de la inauguración fue también el año en que se aprobó la ley que acordó la construcción del ferrocarril Betanzos-Ferrol que aún tardaría treinta años en ser realidad.

El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, y su homólogo en Betanzos, Ramón García Vázquez, presidieron en la estación de ferrocarriles la conmemoración junto a representantes del Ministerio de Fomento y de la Xunta, en representación de la ministra Ana Pastor y del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que habían sido invitados. Tras descorrer una placa conmemorativa del centenario 1913-2013 con unas letras del escritor ferrolano Gonzalo Torrente Ballester, las autoridades se acomodaron en los asientos de madera de unos coches ‘Costas’ de los años 20. El tren histórico salió del andén número dos de la estación ferrolana poco antes de las 12.30 horas y paró en varios municipios en su camino a Betanzos, la villa de los Caballeros.

El alcalde de Betanzos destacó la importancia de una línea ferroviaria con cuatro túneles construida hace un siglo, que supuso un “importante empuje económico” al conectar las dos ciudades con un tráfico de pasajeros que llegó a superar los 270.000 viajeros al año. El tren centenario se detuvo en Neda, Perlío (Fene), Cabanas y Pontedeume para descubrir sendas placas conmemorativas. Cada uno de estos municipios ha aportado una pequeña cantidad para financiar los actos del centenario.

Trabajadores de Renfe, Adif y Fene, junto a representantes del BNG, IU y de la asociación Plataforma pola defensa dos camiños de ferro de Ferrolterra, se manifestaron en el exterior de la estación en protesta por los recortes en servicios ferroviarios de la zona y para exigir mejoras “urgentes y vitales” en ese ámbito. A la movilización “Por un ferrocarril público e social”, se sumaron el alcalde de San Sadurniño, Secundino Casal, que llegó a encararse a los agentes de la Policía Nacional -aunque no hubo incidentes-, así como la diputada autonómica Beatriz Sestayo y ediles del BNG e IU en la ciudad junto a delegados sindicales de CCOO, UGT y CIG. La banda de música de la ciudad interpretó la pieza “El tren de la alegría” como broche final a esa conmemoración.

Desde mediados de abril, el centro sociocultural de Novacaixagalicia en Ferrol conmemora este centenario con una exposición de 40 fotografías antiguas de la línea, de 1898 a 1980, junto a maquetas, máquinas expendedoras de billetes antiguas, uniformes, placas de locomotoras, vagones de línea y otras piezas históricas. La muestra, abierta hasta el 30 de mayo, además de los objetos memorables, incluye imágenes del viaje en esa línea que recorría las rías de Ferrol, Ares, Betanzos y A Coruña.

La actual situación ferroviaria en Galicia recuerda, cuando menos, lo ocurrido en el pasado, que ya tuvo serias dificultades para salir adelante. Como recuerda el ingeniero técnico de Obras Públicas Xosé Carlos Fernández en su libro ‘El ferrocarril en Galicia’, ‘El Ramalillo’ “muestra del abandono, incuria, postergación y desinterés que -ya entonces- era proverbial en el tratamiento del Estado a Galicia. ¡30 años para una línea de 42 kilómetros!”.

(Imagen La Opinión A Coruña)