Brasil vuelve a retrasar el proyecto del tren de alta velocidad


La crisis golpea duro, pero aún hay países dispuestos a invertir en el ferrocarril. El Gobierno de Brasil acaba de anunciar que va a retrasar hasta el 29 de abril de 2011 la licitación del tren de alta velocidad que pretende construir entre Río de Janeiro y Sao Paulo, que estaba prevista para el mes que viene. La obra, que comunicará las dos mayores ciudades de Brasil, podría costar cerca de 18.750 millones de dólares, según los cálculos anunciados por el Gobierno cuando se publicó el pliego de condiciones el pasado julio. La Agencia Nacional de Transportes Terrestres (ANTT) decidió aplazar la subasta en la que han mostrado interés empresas de España, Francia, Alemania, China y Corea del Sur, por la presión de los industriales del sector ferroviario que consideran que un mayor plazo podría atraer a más participantes en la subasta, según informó la estatal Agencia Brasil. Un pequeño revés, sin embargo, para las expectativas de la alta velocidad.

El proyecto ha sufrido numerosos retrasos. En un primer momento, se pretendía que entrase en funcionamiento antes del Mundial de fútbol de 2014, pero ahora ya parece casi imposible que se pueda concluir la obra antes de los Juegos Olímpicos de 2016, puesto que se calcula que las obras durarán unos seis años.

La primera línea férrea de alta velocidad en América Latina tendrá una extensión de 510,8 kilómetros puesto que, además de Río de Janeiro y Sao Paulo, también conectará a Campinas, una importante ciudad industrial en el interior del estado de Sao Paulo. El tren alcanzará una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora y podrá cubrir la distancia entre Río y Sao Paulo en una hora y 33 minutos, cuando no se hagan paradas.

El criterio para la selección del vencedor de la licitación es la menor tarifa, que en clase económica no podrá superar los 199 reales (unos 117 dólares) en el trayecto Sao Paulo-Río.

Está prevista la construcción de siete estaciones, incluyendo los aeropuertos internacionales de Guarulhos (Sao Paulo), Viracopos (Campinas) y Antonio Carlos Jobim (Río de Janeiro), según el pliego.

Se considera que la complejidad del proyecto es elevada, puesto que se tendrán que construir 90,9 kilómetros de túneles (un 18% del total del trayecto) y 107,8 kilómetros de puentes y viaductos para salvar los ríos y los grandes desniveles del relieve que presentan dos sierras que separan a las dos mayores metrópolis del país.

(Imagen Chiletren)

El corredor entre Río y Sao Paulo aglutina el 20% de la población brasileña, unos 40 millones de personas, y el 33% del Producto Interior Bruto del país, según cálculos oficiales.

Una respuesta a “Brasil vuelve a retrasar el proyecto del tren de alta velocidad

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.