Archivo diario: noviembre 21, 2010

Tres vacas provocan el descarrilamiento de un tren en Portugal

Tres vacas que se cruzaron en el tramo portugués del ferrocarril entre la capital lusa y Madrid ocasionaron que un coche se saliera de las vías y la circulación de trenes ha quedado interrumpida durante todo el día. La empresa ferroviaria estatal de Portugal (Refer) informó de que el bloqueo de la vía no produjo heridos y afectó a un convoy en el que viajaban 45 pasajeros.

Portavoces de Refer no se aventuraron a indicar cuándo puede ser restaurada la circulación de trenes y señalaron que este tipo de incidentes han ocurrido ya otras veces por culpa de la presencia de animales en las vías.

El descarrilamiento del coche se produjo hacia las dos de la madrugada hora portuguesa (una más en España) en el municipio de Castelo de Vide, cerca ya de la frontera española, y afectó al ramal ferroviario que enlaza con la provincia de Cáceres.

El tren español busca financiación en Estados Unidos

Financiación extranjera para los planes españoles en alta velocidad. El Gobierno español ha presentado a inversores estadounidenses su Plan Extraordinario de Infraestructuras, que conlleva una inversión de 17.000 millones de euros, y les ha animados a que participen en su financiación, especialmente en líneas de alta velocidad. “Hemos presentado el plan al grupo de inversores más importantes que se dedica a la obra pública con el objetivo de implicar al sector privado en su planificación y desarrollo”, dijo el ministro de Fomento, José Blanco, tras una reunión en Nueva York de la que aseguró salir “muy satisfecho” con la acogida. A la reunión acudieron Citi Infrastruture Investors, The Carlyle Group, Global Infrastructure Partners, Goldman & Sachs Infrastructure, Macquire, Morgan Stanley Infrastructure, UBS Infrastructure Asset Managment y Deutsche Bank Infrastructure Investments, entre un total de trece fondos.

El Gobierno español quiere involucrarlos en la financiación de este plan, que se desarrollará durante lo que queda de este año y el próximo y que pretende, según Blanco, “contribuir a la reactivación económica del país”. El proyecto “es el más importante que se impulsa a través de la colaboración público-privada en España”, explicó el ministro español.

Blanco dijo a los asistentes que “la alta velocidad española es un referente a nivel mundial, como lo demuestra la construcción y puesta en servicio de 2.665 kilómetros de líneas, a los que suman otros 2.931 en fase de estudio, diseño o construcción”, agregó.

Cuando el próximo 18 de diciembre se inaugure la nueva línea del AVE que unirá Madrid con Valencia, “las seis ciudades con más de 500.000 habitantes estarán conectadas a la red de alta velocidad y casi la mitad de la población estará a menos de 50 kilómetros de una estación de esta red”, manifestó el ministro.

Blanco ha explicado que “muchos de los fondos lo consideraron un plan bien construido, visionario, comprometido y donde los riesgos están equilibrados”, por lo que calificó la reunión de “un paso muy importante” para lograr la captación de inversión extranjera, e incluso anunció que ya hay “compromisos concretos”.

“Este plan nos permitirá seguir construyendo líneas de alta velocidad, conectar mejor las plataformas logísticas y los puertos con la red ferroviaria de mercancías y cerrar algunos corredores, como el de la Ruta de la Plata o la autovía del Cantábrico”, detalló el ministro, quien también tiene previsto reunirse en diciembre con fondos de inversión chinos.

Esta es la primera vez en que el Ejecutivo español acomete una iniciativa de este tipo, dedicada básicamente a dar a conocer el plan y transmitir la confianza y seriedad necesarias para que el capital extranjero decida apoyar a las empresas españolas en la financiación de las obras que se les liciten, dijo Blanco. “Nadie ha planteado cautela alguna, porque la seguridad que les ha aportado la colaboración público-privada que han venido haciendo con España es la mejor carta de presentación y para ella no ha habido más que elogios”, afirmó el ministro.

El plan también cuenta con fondos del Instituto de Crédito Oficial, el Banco Europeo de Inversiones (que puede aportar hasta el 50%) y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ( Adif ).

En la iniciativa se incluyen proyectos para el corredor del Mediterráneo, como la conexión entre Valencia y Castellón, aunque Blanco explicó que hay algunos que ya están licitados -por lo que los fondos extranjeros ya podrían entrar-, como la plataforma logística de Aranjuez. “También está a punto de salir” antes de que acabe el año, según el ministro, el tramo de autovía entre Benavente y Zamora para la autovía de la Ruta de la Plata y el de alta velocidad entre Alicante y Albacete, y entre Olmedo y Ourense, una iniciativa esta última que requerirá 5.800 millones de euros. Blanco se comprometió a aprobar los proyectos cuanto antes, ya que, según dijo, ayudarán a reactivar la economía española.

“Estamos hablando de un plan muy importante, de movilizar 17.000 millones de euros en un año y medio”, explicó Blanco, quien lo comparó con el plan del Gobierno de Barack Obama de invertir 10.000 millones de dólares en impulsar la alta velocidad en Estados Unidos.

En la reunión, organizada por Invest in Spain junto a la Oficina Comercial de España en Nueva York, también participó el secretario de Estado de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Alfredo Bonet.

(Fuente El Correo)