Archivo diario: septiembre 18, 2010

Europa merece mejores servicios ferroviarios

Mejores prestaciones y servicios ferroviarios. Esa es la consigna de las autoridades europeas, aunque la labor va a ser ardua. La Comisión Europea (CE) ha presentado una serie de medidas para aumentar la competencia, fortalecer a los reguladores nacionales y mejorar las inversiones en el mercado ferroviario ya liberalizado. “Europa está a la cabeza en cuanto a tecnología ferroviaria y a modernas redes de ferrocarril, pero -y es un gran ‘pero’- necesita y se merece mejores servicios ferroviarios”, según ha comentado el vicepresidente de la CE responsable de Transportes, el estonio Siim Kallas. La propuesta de la Comisión consiste en un proyecto de directiva (ley-marco) que establece el llamado “espacio ferroviario único”.

La nueva legislación simplifica en un único texto tres directivas anteriores, que iniciaron el proceso de liberalización, e intenta al mismo tiempo solucionar los problemas que han ido apareciendo y están impidiendo un funcionamiento efectivo de este mercado. De acuerdo con Kallas, las novedades pretenden tres objetivos: intensificar la competencia, reforzar las atribuciones de los organismos de supervisión reglamentaria nacionales y mejorar el marco para las inversiones públicas y privadas.

“Los operadores necesitan un buen acceso a las vías, pero eso no es suficiente: también necesitan acceder a todas las instalaciones y servicios de apoyo esenciales para operar sus trenes. Eso significa, por ejemplo, poder usar las terminales, las instalaciones de mantenimiento y ser capaz de vender los billetes”, ha añadido.

Por lo que respecta a las inversiones, la propuesta fija nuevas normas armonizadas sobre tarificación y financiación de infraestructuras, además de exigir el establecimiento de estrategias nacionales a largo plazo y acuerdos contractuales plurianuales entre el Estado y los administradores de infraestructuras.

El proceso de apertura a la competencia del sector ferroviario en Europa comenzó en 1991 y obligó a los Estados miembros de la UE a distinguir entre la gestión de la infraestructura y las compañías que la usan para transportar mercancías o pasajeros.

El transporte ferroviario de mercancías está liberalizado completamente desde principios de 2007 tanto para los servicios nacionales como internacionales, lo que significa que cualquier compañía certificada puede ofrecer sus servicios en cualquier país de la UE. Por su parte, el transporte de pasajeros ha sido liberalizado desde el 1 de enero de este año, pero sólo para trayectos internacionales. Kallas ha indicado que la Comisión “quiere abrir más el mercado de pasajeros”, pero no tiene fecha para la liberalización completa. Ha anunciado igualmente la publicación de un estudio que demuestra las ventajas de esa apertura del tramo nacional.

Trece países, entre ellos España, fueron denunciados a finales de junio por la Comisión ante el Tribunal de Justicia europeo por no haber aplicado correctamente algunos elementos de la legislación básica sobre la apertura del mercado ferroviario. Kallas se ha mostrado convencido de que una mayor competencia en el sector beneficiará a los pasajeros, a los clientes del transporte de mercancías y a los fabricantes de equipos ferroviarios de alta calidad.