Archivo diario: septiembre 12, 2010

Las ‘Vías verdes’ recuperan casi dos mil kilómetros de antiguos trazados del tren

Francia y Estados Unidos lo hacían. Y España recuperó la idea original de franceses y norteamericanos. En muy poco tiempo España se ha convertido en un referente en todo el mundo en la transformación de infraestructuras ferroviarias abandonadas en una red senderos ecoturísticos con marca propia y cada vez más reconocida: Vías Verdes. Cerca de 1.800 kilómetros de vías abandonadas de toda España han sido convertidas ya en 81 populares itinerarios cicloturistas que levantan verdadera pasión entre los amantes de la naturaleza y del deporte al aire libre. Y en los próximos meses se abrirán más de cien nuevos kilómetros de Vías Verdes en toda España.

Las Vías Verdes han demostrado ser una auténtica “locomotora del desarrollo rural” allá por donde pasan, ya que han “transportado” multitud de turistas “con necesidades de alojamiento, de comer, y de comprar artesanía y productos locales a zonas por las que antes no pasada nadie”, reconocen sus responsables. Así, estaciones de tren abandonadas están siendo recuperadas como hoteles o restaurantes, los municipios están poniendo en marcha museos y observatorios dentro de los itinerarios y emprendedores de la zona están desarrollando negocios de alquiler de bicicletas, entre otros. “Son toda una fuente generadora de riqueza en las zonas rurales”.

“A comienzos de los 90 empezamos a tener noticia de cómo en Estados Unidos se estaba haciendo esa conversión hacia los llamados ‘Greenways’ o ‘Rails to Trails’. En la Fundación Ferrocarriles Españoles nos encantó la idea y decidimos organizar un seminario internacional en España para que gente de esos países nos contara como lo hacían”, explica Carmen Aycart, directora del Programa Vías Verdes. El siguiente paso fue hacer un inventario de los 7.600 kilómetros de vías abandonas que había en España y valorar cuáles tenían más posibilidades de convertirse en Vías Verdes.

El proyecto está en plena expansión y “aún quedan casi seis mil kilómetros de trazados abandonados por recuperar”, recuerda Aycart, quien avanza que en los próximos meses se abrirán más de cien nuevos kilómetros de Vías Verdes en toda España.

¿A quién recomendar una Vía Verde? Aycart destaca que a quien le guste caminar y montar en bicicleta por la naturaleza; a quien esté animado pero piensa que le va a costar un gran esfuerzo físico -los caminos son planos, como los trazados del tren -; a mayores, a personas con movilidad reducida -hay algunas preparadas para ellos, otras que pueden recorrerse en silla de ruedas y bicicletas adaptadas en diez Vías Verdes-; y también a personas sin recursos porque no requieren ningún tipo de gasto.