Archivo diario: septiembre 15, 2010

Renfe y la Universidad de Cantabria prueban cómo se comporta en un incendio un coche del AVE

Renfe y la Universidad de Cantabria (UC) probarán esta semana en Madrid cómo se comporta el fuego en los coches de pasajeros de un tren de alta velocidad si se desata en ellos un incendio, en un ensayo a escala real sin precedentes en ningún otro país, según ha anunciado la propia universidad. La prueba la llevarán a cabo durante tres días en Matas un equipo compuesto por especialistas de la Dirección General de Servicios de Alta Velocidad de Renfe y del Grupo de Seguridad contra Incendios, Investigación y Tecnología (Gidai) de la Universidad de Cantabria.

Para llevar a cabo este ensayo, que culmina tres años de pruebas y estudios, se ha adaptado un coche de pasajeros en el que se han representado las condiciones reales que tiene en su interior un vehículo de la serie 112, un modelo de tren de alta velocidad de nueva construcción similar a los que hoy están en circulación. En ese coche, los expertos de Renfe y la UC probarán cómo se propagan las llamas, cómo se comportan los distintos materiales que componen el interior, qué temperaturas se alcanzan o de qué modo se oscurece el interior del vehículo.

“Un asunto clave para el desarrollo del estudio es el dedicado al análisis y selección del escenario de incendio sobre el que se realizará el ensayo, que se iniciará con una serie de pruebas de combustión a pequeña y mediana escala, antes de llevarse a cabo las pruebas a escala real en la cabina de pasajeros”, explica la universidad.

No es la primera vez que ambos organismos colaboran en pruebas de seguridad. En enero de este año representantes de Renfe Operadora y el Grupo GIDAI de la Universidad de Cantabria organizaron una sesión de trabajo dentro del “Programa conjunto de Estudio y Análisis de la Seguridad contra Incendios en los Trenes de Pasajeros de Alta Velocidad-Larga Distancia”. La jornada se completó con la realización de pruebas de fuego en una maqueta a escala real de una sección de un coche de pasajeros, que viene empleándose para la verificación de la operación de los equipamientos de medida, comprobación de escenarios de incendio y para el diseño final de los ensayos en el vehículo.