Archivo de la etiqueta: minería

Langreo quiere involucrar a Hunosa en la gestión del tren minero de Samuño, atractivo turístico del Nalón

Mas implicación y auuda. La alcaldesa de Langreo, Esther Díaz, se ha reunido con los dirigentes de Hunosa para recabar su colaboración en la gestión del proyecto del tren turístico que el concejo pretende potenciar el interés turístico de esta zona. Para potenciar el espíritu minero, ambas delegaciones estudian cuestiones de interés común vinculadas, principalmente, a los terrenos y explotaciones que la hullera tiene en el concejo del Nalón. El encuentro, como ya adelantaron días atrás fuentes municipales a este diario, sirvió para plantear, por parte del Ayuntamiento, la implicación de Hunosa en el consorcio que gestiona el desarrollo de las obras y la futura explotación del tren minero de Samuño, uno de los principales atractivos del ecomuseo del pozo San Luis.

La regidora insiste en que este encuentro ha sido una primera toma de contacto: «En esta reunión no hemos tomados decisiones porque ante todo se trata de entrar en contacto, analizar y plantear los posibles problemas». Esther Díaz también mostró la predisposición del Ayuntamiento para luchar por prolongar la pervivencia de las ayudas a las minas más allá de 2018. «Nuestro planteamiento es de colaboración para seguir trabajando y también le he trasladado a la presidenta de Hunosa que desde Langreo queremos que la actividad minera continúe en este municipio y en Asturias».

Por su parte, María Teresa Mallada indicó que Hunosa, «cumplirá los compromisos en marcha», aunque también «está abierta a estudiar nuevas colaboraciones». Asimismo, reconoció la dificultad de captar iniciativas empresariales en la actual coyuntura económica para dar actividad a los polígonos impulsados por la compañía estatal en sus terrenos en desuso. Es el caso del área empresarial de El Cadavíu, el primero desarrollado por Hunosa dentro de su Plan Territorial: «El momento no es fácil en lo que se refiere a la implantación de empresas, en ningún sito, y desde hace tiempo Sadim Inversiones trabaja para buscar actuaciones empresariales».

En el corazón de Langreo se encuentra uno de los yacimientos más impoprtantes de la segunda mitad del siglo XX, aunque esta zona asturiana ha vivido más de 150 años dedicada a la extracción de mineral (carbón, sobre todo). Los pozos mineros Samuño y San Luis, joyas del patrimonio minero, o las recientes explotaciones a cielo abierto vuelven ahora a recobrar el protagonismo que tuvieron no hace demasiados años. El tren turístico en el que ahora se trabaja hará parte del recorrido que en su día trasladaba el carbón desde las minas del alto de Samuño hasta el valle del Nalón.

El tren comenzará su recorrido en la antigua estación minera de El Cadaviu, que data de 1896 y está situada a las afueras del distrito langreano de Ciaño. A ella se puede acceder por un paseo peatonal. El convoy proseguirá su trayecto por el exterior hasta llegar al socavón Emilia. A partir de este punto, recorrerá 1.000 metros bajo tierra, por un antiguo túnel minero. El tren transportará en cada viaje a 60 turistas, que irán en cinco vagones tirados por una locomotora tipo Bartz. Tanto la máquina (de batería) como los vagones se contruyen en estos momentos en la República Checa.

El convoy turístico circulará a una velocidad de veinte kilómetros por hora en el exterior, aunque por la galería interior su velocidad será de seis kilómetros por hora. Tardará por tanto veinte minutos en realizar el recorrido entre el polígono de Cadaviu y la jaula del pozo San Luis. En la galería interior por la que circulará el convoy, la bóveda tiene un gálibo, de media, de 2,40 metros y un ancho de vía de 60 centímetros.

El proyecto del tren minero del Valle del Samuño, que se espera poner en este año, fue contratado a la empresa Tragsa y a Sadim (filial de Hunosa), mientras que los proyectos museológicos y museográficos ligados al pozo San Luis están siendo redactados por la consultoría Zeppelin, responsable del MUSI (ubicado también Langreo). Todas estas iniciativas cuentan con una financiación de 6,5 millones de euros procedentes de los fondos mineros, que se ampliarán hasta alcanzar los 8 millones.

El Principado inyecta liquidez al ecomuseo de Samuño y financia el tren turístico minero

Ya exixte fecha programada para el ecomuseo de Langreo. El ferrocarril turístico del Samuño, piedra angular del nuevo centro museístico que se desarrolla en el valle minero langreano, estará listo a finales de marzo de 2012. El Principado acaba de conceder una prórroga del convenio de fondos mineros que permitirá concluir los trabajos, con la transferencia de la última partida por asignar.

El Consejo de Gobierno aprobó una segunda adenda al convenio de colaboración entre el Gobierno regional y Langreo para la ejecución del ecomuseo. Esto supone el pago de 1.625.000 euros, una partida que incluye el último 25% del importe total del convenio que ascendía a 6,5 millones de euros. «La adenda permitirá acompasar la financiación realizada al grado de ejecución real del proyecto, a través de un reajuste de anualidades», indicó el Ejecutivo autonómico.

El Principado también afirmó que «el Ayuntamiento estaba encontrando dificultades para encontrar un proveedor para una máquina y unos vagones especiales, prácticamente inexistentes en el mercado, pero necesarios para la correcta ejecución del proyecto. Esta adenda permitirá la conclusión del proyecto a finales del mes de marzo.

En el corazón de Langreo se encuentra uno de los yacimientos más impoprtantes de la segunda mitad del siglo XX, aunque esta zona asturiana ha vivido más de 150 años dedicada a la extracción de mineral (carbón, sobre todo). Los pozos mineros Samuño y San Luis, joyas del patrimonio minero, o las recientes explotaciones a cielo abierto vuelven ahora a recobrar el protagonismo que tuvieron no hace demasiados años. El tren turístico en el que ahora se trabaja hará parte del recorrido que en su día trasladaba el carbón desde las minas del alto de Samuño hasta el valle del Nalón.

El tren comenzará su recorrido en la antigua estación minera de El Cadaviu, que data de 1896 y está situada a las afueras del distrito langreano de Ciaño. A ella se puede acceder por un paseo peatonal. El convoy proseguirá su trayecto por el exterior hasta llegar al socavón Emilia. A partir de este punto, recorrerá 1.000 metros bajo tierra, por un antiguo túnel minero. El tren transportará en cada viaje a 60 turistas, que irán en cinco vagones tirados por una locomotora tipo Bartz. Tanto la máquina (de batería) como los vagones se contruyen en estos momentos en la República Checa.

El convoy turístico circulará a una velocidad de veinte kilómetros por hora en el exterior, aunque por la galería interior su velocidad será de seis kilómetros por hora. Tardará por tanto veinte minutos en realizar el recorrido entre el polígono de Cadaviu y la jaula del pozo San Luis. En la galería interior por la que circulará el convoy, la bóveda tiene un gálibo, de media, de 2,40 metros y un ancho de vía de 60 centímetros.

En el ecomuseo se expondrán también algunas máquinas utilizadas en las operaciones de traslado del material y que están siendo recuperadas para su exposición en una de las galerías anexas, tales como la locomotora FM 307 o las máquinas ‘Pedro Duro I’, ‘Pedro Duro II’, las número 305, 307 y 308 de Fábrica de Mieres y la 607 de Duro Felguera y la grúa ‘Leona’.

Los empresarios mineros de Huelva reclaman la activación del ferrocarril para dar salida al mineral

El tren se reactiva. Y no solo en la alta velocidad. La Federación Onubense de Empresarios ha reclamado que se active el ferrocarril para dar salida al mineral que se produce en las instalaciones mineras activas y de las que, en un futuro, pretenden reabrirse. El secretario general de la FOE, Rafael Ávila, le ha trasladado su petición al delegado provincial de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía en Huelva, Miguel Angel Domínguez, durante un encuentro en el que ambos analizaron la necesidad de infraestructuras para la provincia.

La activación de una línea de mercancías para mineral debería de hacerse a través de un convenio entre el Adif y la Junta de Andalucía, de forma que el ferrocarril volviera a ser una alternativa de transporte real para estas instalaciones como ya lo fue en su día. Esa es el menos la propuesta de los empresarios mineros. Esto vendría a sumarse a la reciente activación de la línea Huelva Mercancías que ha posibilitado a Ence, por ejemplo, el transporte de pasta de papel hasta Tarragona, o de mercancía en general a Zaragoza.

La propuesta parece reactivar la importancia de la minería para la zona. Recientemente se ha creado la Asociación Provincial de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios de Huelva que integra a diferentes entidades del sector y que busca “retirar la idea en la sociedad de que la minería es una industria sucia”. Entre sus objetivos se encuentra que esta actividad del sector primario se “relacione con la calidad, sea moderna, con flujos de riqueza para la sociedad en la que se ubica”, entre otros aspectos.

El presidente de la nueva asociación, Francisco Moreno, explica que este sector fue uno de los más importantes en la provincia en épocas pasadas, y ahora “vuelve a ser de los incipientes”, después de que algunas empresas mineras hayan comenzado su actividad y otras estén a punto de hacerlo.

Forman parte de la misma la explotación Minas de Aguas Teñidas (Matsa), ubicada en Almonaster la Real, Insesa, Emed Tartessus y Ormonde Mining, además de otras pequeñas empresas. Según ha apuntado Moreno, tan solo Matsa aporta 500 empleos, y entre todas suman unos 800, aunque esperan llegar hasta los 1.400 con la apertura de nuevas explotaciones.

La AHV Borsing número 39, una joya para el Museo de la Minería de Abanto

El Museo de la Minería del País Vasco en Abanto acaba de recuperar una de sus joyas, una locomotora de vapor 020WT, que desde hace unos días permanece en la explanada principal de acceso al centro gallartino. La máquina, bautizada con el número 39 de la empresa siderúrgica Altos Hornos de Vizcaya , fue construida en 1927 y estuvo en uso hasta 1970, fecha en la que fue sustituida por otra de mayor tamaño.

La locomotora ha sido recuperada en los talleres que la empresa Asai 2001 S.L. tiene en la vecina localidad de Ortuella y se mantiene casi completa, con su caldera, cabina y ruedas, de tal forma que podría volver al servicio activo (una máquina similar, la ‘Espinal’ 020ST procedente de la mina de la Orconera, funciona aún en el museo del ferrocarril de Azpeitia). La máquina transportaba en la factoría de Sestao tanto lingotes de hierro como las cucharas, el carbón de los coques o el mineral.

La AHV Borsing número 39 fue donada el museo minero por el Ayuntamiento de Getxo en enero de 2003 después de haber permanecido expuesta durante años en la explanada de la estación de Eusko Tren de Las Arenas y sufrir las inclemencias de la exhibición al aire libre. La factoría siderúrgica fabricó al menos sesenta ejemplares idénticos, o con ligeras modificaciones funcionales, a partir de 1945 en sus talleres de Sestao, según los planos de la compañía alemana Borsing.

Se tiene constancia de al menos 60 ejemplares de estas máquinas idénticos o con ligeras modificaciones funcionales, que se construyeron a partir de 1945 en los talleres que la empresa vizcaina tenía en Sestao siguiendo los planos elaborados por la empresa alemana Borsing. AHV dispuso de una vasta red de vía estrecha en el interior de sus instalaciones siderúrgicas por la que circulaban un gran número de locomotoras de diversos modelos y constructores, entre los que figuraban Kerr Stuart, Henschel o la citada Borsing con los consiguientes problemas originados por la falta de estandarización. La empresa alemana realizó un diseño de locomotora ‘unificada’ con ancho homogéneo de vía métrica y con unas dimensiones de 6,17 metros de largo por 2,40 de ancho. Todas las unidades del parque de Altos Hornos fueron reconstruidas en los talleres sestaoarras.

De todas las unidades construidas en la misma época se conoce con certeza la pervivencia hasta nuestros días de un total de seis máquinas; las números 6, 12, 13, 39, 53 y 60 que se encuentran dispersas en diferentes puntos de la geografía vasca, dos de ellas en Abanto. La número 13, donada por el Instituto Municipal de Deportes de Bilbao (la tuvo expuesta en Txurdinaga) permanece ahora en la parte trasera del Museo Minero con un gran deterioro general.

La recuperación del parque de vapor no resulta ya un ejercicio aislado en España, por fortuna, aunque salvo la labor encomiable de algunas instituciones y museos (entre ellos el de Azpeitia), son pocas las empresas que se deciden a participar en una iniciativa de este calado. La AHV 020WT ha sido recuperada en los talleres de Asai 2001 S.L. y en su financiación han participado el Gobierno vasco y el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Minas del País Vasco, Navarra, La Rioja y Soria.

(Fuente Deia. Imagen Emilio Zunzunegi)