Archivo de la etiqueta: imágenes

Madrid desde el tranvía, 150 años de historia

‘Madrid desde el Tranvía´ es una exposición online que conmemora los 150 años de la primera línea en la capital. Es un viaje a través del túnel del tiempo con el que los Archivos de la Comunidad de Madrid conmemora aquel 31 de mayo de 1871 en el que se inauguraba la primera línea de tranvía. Circuló desde el barrio de Salamanca hasta el de Pozas. La muestra está compuesta por 194 imágenes fotográficas y 21 documentos textuales, conservados en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid y el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid.

La exposición recuerda cómo durante sus cien años de existencia este medio de transporte se convirtió en testigo de excepción de la vida de los madrileños, prensete en gran parte de los acontecimientos históricos ocurridos desde el fin del reinado de Isabel II y la Primera República hasta los últimos años de la Dictadura del general Franco. La componen los fondos fotográficos de Martín Santos Yubero, Cristóbal Portillo, Gerardo Contreras, las colecciones ‘Madrileños’ y ‘Postales de Madrid’. Además, el Fondo Julio Gómez de Salazar, custodiados en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, son fieles testimonios de la presencia de este medio de transporte en la vida social de la capital.

También los documentos textuales pertenecientes a los fondos Diputación Provincial de Madrid, Familia Huerta, Nicolás Urgoiti y Comisaría General de Ordenación Urbana de Madrid, conservados en este archivo. Estos, junto a las escrituras notariales del Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, aportan una valiosa información sobre los antecedentes. También muestran las compañías pioneras, construcción de nuevas infraestructuras, creación de las numerosas líneas que circularon por la capital o de las profesiones que nacieron al calor del tranvía.

La creación de nuevas infraestructuras en la capital, como vías y cocheras, también está presente en esta muestra virtual, donde aparecen imágenes y documentos relacionados con algunas de las cocheras más importantes como fueron las de Magallanes, Cuatro Caminos y La Bombilla, así como fotografías de operarios trabajando en la construcción de nuevas vías en diferentes lugares de la ciudad como la calle Magdalena, las inmediaciones de la Estación de Atocha, el Paseo de San Vicente o la Plaza de España.

Otro apartado muestra el gran entramado de líneas que recorrieron Madrid y que empezaron a unir distintos núcleos urbanos. Los fondos fotográficos del Archivo Regional y la colección ‘Postales de Madrid’ recogen gran parte de esas líneas, algunas muy populares, como la línea 8, que unía el parque de La Bombilla con el Hipódromo y era la que utilizaban los chulapos y chulapas para ir al baile del Parque de La Bombilla. La famosa expresión “más chulo que un ocho” proviene de los vecinos de la zona del Manzanares que, al ver pasar estos tranvías con el número ocho repletos de chulos no tardaron en acuñar la expresión.

El Archivo Histórico de Protocolos muestra interesantes documentos, como un dibujo del primer ómnibus (coche de dos plantas tirado por caballos) que circuló por Madrid, inserto en el contrato para el establecimiento de un servicio regular en Madrid realizado por el Ayuntamiento de la Villa el 24 de mayo de 1869. También se ocupa de mostrar las profesiones que nacieron con la puesta en marcha del servicio tranviario. Ocupaciones para las que fue necesaria una nueva formación, desde las que estaban relacionadas directamente con la circulación de los vehículos, como conductores o revisores, hasta otras de carácter indirecto como los guardagujas y toda una serie de personal encargado de la fabricación y mantenimiento de los coches. A través de la imágenes se puede ver a los conductores posando muy elegantes con sus nuevos uniformes o a los mandos del vehículo; a los guardagujas, junto a sus casetas; a los revisores; a los cobradores; al personal de seguridad, evitando la pillería de quienes pretenden colarse o viajar en los topes; y al famoso cartero del tranvía, un servicio que funcionó desde 1915 hasta los años 30, gracias al cual los madrileños podían depositar sus cartas en un cajón situado en los vehículos, a modo de buzón.

La popularidad del tranvía ha dejado interesantes testimonios de aspectos de la vida cotidiana de los madrileños. Así, encontramos largas colas para acceder a los tranvías, el aspecto que tenían los interiores de los vagones, la vestimenta que usaban los madrileños, qué edades y condición social tenían los usuarios o cómo se viajaba en el exterior. A través de esta exposición virtual, se hace un detallado repaso a la evolución urbana de la capital y su extensión territorial. Vemos así imágenes de la colección ‘Postales de Madrid’, donde tranvías y carros de caballos circulan por la Plaza de Cibeles, la calle Alcalá, la Puerta del Sol o la de Toledo, Cuatro Caminos, el Palacio Real, la Plaza de España y la Plaza de Toros de Las Ventas. También otras desde la Ciudad Universitaria con sus primeros edificios; el Viaducto, ya reconstruido tras la guerra; y las obras, en 1954, del Nuevo Estadio Chamartín que, un año después, pasaría a llamarse Estadio Santiago Bernabéu. Fotografías tomadas en 1956 muestran un incipiente poblado de San Blas y otra, del mismo año, de la colección ‘Madrileños’, nos enseña cómo era la Glorieta de Embajadores con su famosa ‘Casa de Baños’ al fondo. La Plaza Mayor adquiere una especial relevancia en este curioso apartado pues, desde 1877, los tranvías “de sangre” (tirados por caballos) fueron un elemento más de su espacio interior por el que también circularon los primeros tranvías eléctricos a partir de 1903.

También resulta muy llamativa la publicidad. La omnipresencia del nuevo transporte en la ciudad hizo que este medio de transporte se convirtiera, desde sus orígenes, en objeto de deseo del sector publicitario que vio un potente medio de llegar a los consumidores, con el reclamo de grandes carteles publicitando todo tipo de productos: desde cremas a bebidas espirituosas, pasando por productos alimenticios o electrodomésticos.

El último de los apartados vuelve la mirada a otros países europeos a través de varias instantáneas del Fondo fotográfico Gerardo Contreras, que cuenta con miles de imágenes de la etapa en la que el fotorreportero constituyó la agencia gráfica Contreras y Vilaseca. Gracias a ellas, se puede observar cómo eran los servicios de tranvía en ciudades como París, Roma, Milán, Berlín, Belgrado, Tiflis o Estambul. Una exposición que merece la pena.

Publicidad dinámica en los túneles del metro de Madrid

remanencia-imagenes-metro-madrid

Metro de Madrid pone en marcha un nuevo sistema de publicidad que permite ver contenidos animados en el interior de los túneles a través de las ventanas del tren. El sistema ha comenzado a funcionar en el tramo de Colombia a Nuevos Ministerios de la línea 8, que enlaza con el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, y está previsto que se extienda posteriormente a otros tramos y líneas de la red. Metro de Madrid prevé que el nuevo soporte publicitario le proporcione unos 200.000 euros de ingresos adicionales al año.

Este sistema de publicidad dinámica se utiliza en redes de metro como los de Hong Kong, Seúl, Santiago de Chile y Sao Paulo. El de Madrid es el primero en Europa en poner marcha esta iniciativa. El sistema se activa por el movimiento del tren y usa una combinación de arquitectura de tecnologías electrónica digital y visualización computerizada. Utiliza el concepto de imágenes en movimiento y la remanencia de imágenes en la visión humana.

El nuevo soporte está patentado por la compañía canadiense Adtrack Media y consiste en la instalación de un sistema secuencial de LED que permite visualizar anuncios animados sin sonido a través de las ventanas de los trenes cuando estos atraviesan el túnel. El sistema se activa por el movimiento del tren y usa una combinación de arquitectura de tecnologías electrónica digital y visualización computerizada. Utiliza el concepto de imágenes en movimiento y la remanencia de imágenes en la visión humana.

Adtrack Media ganó el concurso público lanzado por Metro de Madrid. Por su parte, Telefónica asume la implantación tecnológica y su mantenimiento, mientras que Tres 60 Grupo comercializará el nuevo soporte con las agencias de medios y anunciantes.

Digitalizada en Zaragoza la historia de CAF y de más de 100 años del ferrocarril

F4_031499b1

El Archivo Histórico Provincial de Zaragoza ha digitalizado gran parte de las fotografías que en 2008 legó la empresa CAF al Gobierno de Aragón, dentro de un gran compendio de documentos que abarcan desde finales del siglo XIX hasta 1979 y que revelan, más allá de la trayectoria de la compañía, la evolución del ferrocarril y los tranvías en España. Fue un legado documental complejo en su tratamiento y voluminoso, pero especialmente valioso por su dimensión y su contenido técnico e histórico.

El recorrido por este archivo supone un paseo por la historia de la evolución de las comunicaciones en España y de la innovación tecnológica e industrial, con imágenes y documentos de momentos especialmente significativos, como las ambulancias y los vehículos especiales que se sirvieron para el Ministerio de la Guerra entre 1936 y 1939.

La compañía CAF donó en 2008 un total de 1.942 cajas, 4.446 fotografías y 398.000 planos y dibujos correspondientes a 638 proyectos. “Es un archivo muy voluminoso y ha sido complejo, la recogida e inventariado supuso un esfuerzo importante, pero ha sido un trabajo muy interesante”, explica Teresa Iranzo, directora del Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, quien calcula que pueden quedar unas 1.000 imágenes pendientes de digitalizar, aunque espera finalizarlo próximamente.

El trabajo ha sido paulatino, complejo y especialmente delicado en su fase inicial. Las más de 3.000 piezas fotográficas sobre placas de vidrio estaban colocadas en un armario de madera de 36 cajones, que hubo que extraer y colocar en cajas adecuadas para su almacenamiento y transporte con extremo cuidado en la manipulación; había cerca de medio centenar de dibujos antiguos de interiores de vagones y acuarelas, y numerosos planos y dibujos técnicos que han sido inventariados, un procesamiento que ahora permite relacionar las copias conservadas con los proyectos a los que pertenecen.

La empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, S.A. es uno de los grandes constructores de ferrocarriles a nivel mundial y cuenta con más de 100 años de presencia Aragón. Su origen se remonta a la empresa familiar Talleres Escoriaza, que hacia 1895 se asoció con el industrial francés Nicolás Carde, para dedicarse a la carpintería mecánica y especializarse en la fabricación de carrocerías para ferrocarril y tranvías que sirvieron a muchas ciudades españolas, como la línea a Torrero de Zaragoza.

En 1920 pasó a llamarse Material Móvil y Construcciones S.A. y amplió su línea de actividad a vehículos de transporte terrestre. En 1971 se fusionó con la Compañía Auxiliar del Ferrocarril y cambió de nuevo su nombre por el de CAF, y desde entonces ha continuado su actividad construyendo equipamientos de trenes y tranvías en todo el mundo.

El Museo del Ferrocarril de Asturias digitaliza más de 50.000 imágenes de su fondo gráfico

museo-gijon-digitalizado

El Museo del Ferrocarril de Asturias ha digitalizado 46.354 imágenes de las diferentes colecciones de su fondo gráfico con lo que culmina un largo trabajo, iniciado hace ya hace tres años. Lo digitalizado procede de los materiales que ha ido recopilando el Museo en estos últimos 22 años e incluyen fondos donados por diversos colaboradores y empresas como los resultantes de compras.

Las imágenes han sido escaneadas en alta resolución y registradas, de tal forma que se ha completado la digitalización de las diferentes colecciones del fondo gráfico histórico del Museo, en soportes originales en papel, negativos B&N y color, diapositiva y cristal. Los temas se refieren esencialmente a imágenes de ferrocarriles y tranvías en Asturias y en España, así como a industria y minería. También existen imágenes fotográficas generadas por la propia actividad del Museo en su labor de recuperación patrimonial y actividad diaria, que sólo en el apartado digital suman a añadir a los ya descritos a día de hoy otras 77.318 imágenes.

Además se han recuperado en el programa otras 19.581 fotografías en diferentes soportes, cedidas en préstamo por terceros para su digitalización. La campaña a terceros, que supone el escaneado gratuito a cambio de la cesión en uso de una copia digitalizada para el Museo, ha tenido una gran acogida. Esta colaboración contribuye a la conservación de importantes conjuntos patrimoniales gráficos.

En tanto se organiza la consulta on line de parte del fondo digital, en cuanto lo permitan los derechos de autor de las diferentes imágenes, la totalidad de las mismas puede ser consultada presencialmente en el Museo, previa cita concertada.

Evidentemente es una tarea que proseguirá ya que el Museo sigue registrando fondos y ampliando los mismos con nuevas compras y donaciones. La digitalización de documentos y patrimonio bibliográfico, así como de imágenes en movimiento en diferentes soportes, químicos, magnéticos y digitales es una actividad vital para asegurar el conocimiento del ferrocarril a las generaciones venideras.