Archivo de la etiqueta: empresarios

25 millones por el tren de Sóller

Un grupo de inversores ha presentado una oferta para comprar el Ferrocarril de Sóller por unos 25 millones de euros, con la intención de adquirir el cien por cien de sus acciones, mediante una propuesta que dirigen a todos los accionistas y que tiene como fecha límite el 6 de septiembre. La oferta de compra de este grupo anónimo tiene el objetivo de optimizar el tren de Sóller y modernizar su gestión, manteniendo su carácter histórico y su función actual, según indican fuentes de la consultora Goros a la que han confiado la gestión de esta propuesta.

La oferta es de 147 euros por acción, cifra que estiman que supondría el triple de su valor de mercado y «un importe equivalente al recibido durante 15 años en concepto de dividendo en los términos actuales». Según la consultora, la oferta está condicionada a que los inversores puedan adquirir más del 50% del capital, a la supresión de la restricción a la transmisión de acciones contenida en los estatutos actuales de la entidad y a la obtención de las autorizaciones administrativas pertinentes.

Dirigida a los alrededor de 200 accionistas del tradicional ferrocarril, la oferta la realiza un grupo de empresarios españoles vinculados a Mallorca que prefieren mantener el anonimato hasta que se pueda concretar la viabilidad de la operación. La intención de los inversores sería modernizar el ferrocarril con medidas como hacerlo accesible a personas con dificultades de movilidad, posibilitar la compra de billetes por internet así como el pago mediante tarjeta de crédito, implantar itinerarios culturales asociados al trayecto en tren y promover el uso del ferrocarril en temporada baja por parte de los mallorquines.

El Ferrocarril de Sóller une desde 1912 las ciudades de Palma y Sóller a través de 27 kilómetros de bellos paisajes y que conserva su carácter y estructura original a la perfección. Movido gracias a un automotor de tracción eléctrica, el tren de Sóller es el único de estas características que se encuentra actualmente en funcionamiento. A lo largo de su recorrido se desliza por trece túneles que atraviesan la Sierra de Tramuntana llegando en una hora a su destino final: Sóller, un pueblo que combina el encanto Mediterráneo con el aire cosmopolita de un puerto comercial abierto a Europa.

El 16 de abril de 1912, curiosamente el mismo día del hundimiento del Titanic, quedó inaugurada la línea ferroviaria que unía Sóller con la capital. El hombre clave en la creación del Ferrocarril de Sóller es, sin duda, Jeroni Estades i Llabrés, cofundador de la Compañía de Navegación Sollerense, parlamentario y sagaz hombre de negocios. Su visión de futuro le hizo apostar a principios de este siglo por el ferrocarril como medio de transporte entre Sóller y Palma de Mallorca, trayecto que hasta entonces sólo era posible por mar, y por la electricidad como fuente de energía del nuevo tren.

Luis Bobio fue el encargado de construir la línea de este particular ferrocarril, cuyas obras comenzaron en 1907, iniciándose de forma simultánea desde ambos extremos de la línea. El equipo de trabajo que empezó en Palma pudo contar con la ayuda de una pequeña locomotora llamada ‘María Luisa’; por su parte, los que partían de Sóller tuvieron que abrirse paso por la Sierra de Alfabía con mulas. Ambas brigadas se encontraron en un punto común en 1911 ante el asombro de los lugareños que no creían posible que ambos grupos se encontraran sin sufrir desviaciones en su trayectoria.

Aragón reivindica una parada en Zaragoza para el AVE que sale por la frontera francesa

ave-conexion-francia

Una reclamación pendiente. El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, insiste en que el AVE a Francia tenga parada en la capital aragonesa. La reivindicación, que viene de lejos, encuentra el apoyo de los empresarios aragoneses, cuyo presidente Fernando Callizo considera fundamental para las relaciones comerciales. Belloch y Callizo suman fuerzas para hacer más visible la petición de forma que el AVE que conecta Madrid y Barcelona con Marsella haga una parada en la capital aragonesa.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) asegura que el AVE a Francia es muy importante para la actividad empresarial de la región. Callizo sostiene que hay datos que avalan el éxito de esta operación. Asegura que va a funcionar porque Zaragoza es el cuarto cliente del AVE, por detrás de Madrid, Barcelona y Sevilla. Y va aún más lejos. La comunicación es “fundamental” para la ciudad zaragozana, pero también para los vecinos franceses, con los que hay “muchísimas relaciones empresariales”. “No es lógico que en los primeros 600 kilómetros de recorrido entre Madrid y Barcelona no exista ninguna parada y luego haya siete en los 600 siguientes”, apunta el presidente de los empresarios, quien subraya el potencial de usuarios que tiene Zaragoza, por encima del millón y medio, incluida Aragón y las comunidades limítrofes.

Callizo cree “absolutamente fundamental” que el AVE que sale por la frontera catalana pare en Zaragoza y ha dicho que la CREA, como organización empresarial de Aragón, ya ha transmitido a la CEOE la preocupación de los empresarios aragoneses. También ha informado de que mañana participarán en una reunión con la junta directiva de la CEOE en la que plasmarán esta inquietud para que se traslade al Ministerio de Fomento.

El alcalde Belloch recuerda que como senador ha presentado hasta cinco preguntas por escrito, pero que “nadie del Gobierno ha dicho nada, salvo el secretario de Estado que se limitó a decir (en una visita a Zaragoza que si había demanda se pondría”. “Pero si no hay oferta no puede haber demanda, y como explicación no parece especialmente brillante”, sostiene el regidor, quien ha indicado que los cuatro senadores de su grupo han acudido a la vía de la moción, para su debate en el plenario, como “forma más vigorosa de control parlamentario”.

En la moción se va a plantear la falta de lógica, incluso estrictamente económica porque la zona de influencia de ese AVE es todo el valle medio del Ebro, incluida Soria, Navarra, La Rioja, y a medio plazo, cuando la alta velocidad llegue a Bilbao, también será normal para el País Vasco, además de a Valencia. Según Belloch, “parece obvio que tenemos toda la razón” por lo que si no se nos hace caso a los senadores se pedirá una interlocución directa con la ministra del ramo, para que por lo menos nos expliquen las razones y sus justificaciones.

A juicio del alcalde, mantener esta situación es “simplemente un error”. Al tiempo, Belloch asegura que existen dos “concepciones radicalmente opuestas”. Mientras en el lado español se tiende solo a la velocidad, en el francés se prima al servicio a los ciudadanos, que es la “perspectiva correcta”. “Es tan obvio que Aragón tiene razón que estoy convencido de que acabará saliendo”, afirma el alcalde, quien ha insistido en que ahora “les toca dar la lata de manera seria y con rigor para lograr el objetivo”.

La patronal de los empresarios reitera que lo fundamental para las relaciones empresariales es disponer de medios de comunicación. Mantiene que, aunque se pierdan unos diez minutos en su parada en Zaragoza, es fundamental y asegura estar convencido de que tendrá usuarios importantes y que tendrá justificación. Para el tejido empresarial de Aragón el destino más interesante es la zona de Marsella pero también su continuidad hasta París. Una vez creada la oferta, si se observa que el tren es poco utilizado, se vuelve a dejar de parar en la capital aragonesa, defiende Callizo.

Empresarios portugueses apuestan por una línea mixta de alta velocidad entre Lisboa y Madrid

Nadie parece rendirse a la evidencia. Y en Portugal siguen alzándose voces que defienden la alta velocidad y la conexión con España. Empresarios lusos creen que es preciso mantener el proyecto de tren de alta velocidad entre Lisboa y Madrid, aunque sea con tráfico mixto, y hacer otra conexión, más barata, para transportar las mercancías del puerto de Sines. La apuesta principal de los representantes de la Confederación Empresarial Portuguesa (CIP), Antonio Saraiva, y Luis Mira Amaral, sobre la comunicación ferroviaria entre Portugal, España y Europa, se enfoca principalmente hacia el transporte de mercancías, pero de ninguna forma supone una renuncia a los pasajeros.

La confederación defiende el uso de la misma línea ferroviaria para mercancías y pasajeros. Aseguran que es la única forma de sacarla rentabilidad. Y además creen que es necesario cumplir el compromiso con España para unir las capitales de la Península ibérica. De esta forma, la CIP apuesta por una línea de alta velocidad para pasajeros y carga entre Lisboa y Madrid y otra más económica que parta de Sines y enlace con la frontera de Badajoz, ambas con ancho de vía europeo.

El Gobierno conservador portugués que asumió el poder en junio, suspendió el proyecto de alta velocidad con España y el miércoles anunció que tiene permiso de Bruselas para utilizar las ayudas previstas para esa conexión en dos líneas de mercancías de menor rapidez que partirán de Sines y del puerto septentrional de Aveiro.

Sin embargo, la CIP mantiene que es preciso extender el ancho de vía europeo entre los principales polos industriales cercanos a Lisboa, entre los que destaca, aparte del ramal de Sines (a 160 kilómetros de la capital), el de la localidad de Barreiro y el de la fábrica de automóviles AutoEuropa, de Volkswagen, al sur de Lisboa.

Los empresarios lusos también son favorables a aprovechar el actual puente 25 de Abril, sobre la desembocadura del río Tajo, en vez de construir un tercero, y utilizar intercambiadores ferroviarios para completar el proyecto.

Los empresarios agrupados en la CIP consideran que el primer objetivo es que Badajoz y Madrid tengan sus plataformas logísticas concluidas en 2014. Deesta forma se podría apostar por la potenciación del puerto de Sines ante el previsible aumento de flujo de barcos de mercancías procedentes de la ampliación del canal de Panamá.

En un segundo plano, aunque menos importante, se pretende contar con otro eje que comunique Portugal con Europa sin pasar por Madrid, a través de la frontera española de Irún, y -en tercero- conectar el puerto de Aveiro con la frontera española de Salamanca. De todas formas, la CIP sí defiende la apuesta del nuevo gobierno luso por potenciar el tráfico ferroviario de mercancías.

El Gobierno de unión conservadora de Portugal, compuesto por el Partido Social Demócrata (PSD) y los democristianos del CDS-PP, sostienen que su plan ferroviario enfocado en la carga será más barato que el anterior y servirá para promover las exportaciones portuguesas y ayudar a superar la crisis económica.