Archivo de la etiqueta: Cuatro Caminos

Todos los coches del metro de Madrid (1)

primeros-metro-1919

“Era el inicio de un largo y fecundo idilio entre la ciudad que se desarrollaba en la superficie y la ciudad que empezaba a surgir en las profundidades, subterráneamente, bajo la otra. Era el comienzo de otro desarrollo de ciudad alrededor de un novedoso medio de transporte público, concebido para dar servicio a las capas más desfavorecidas de la población, y que terminaría convirtiéndose en el más eficaz, moderno y rápido de todos los sistemas de transporte públicos del mundo”. Ángel del Río, cronista oficial de Madrid, glosaba en un magnífico prólogo de un libro sobre el aniversario del metropolitano su sentir sobre el metro, que describía como la ciudad por dentro. Esta aventura da comienzo el 17 de octubre de 1919. El rey Alfonso XIII inaugura el tramo de Cuatro Caminos a Sol, con una longitud de 3.497 metros y ocho estaciones.

Con algo más de 301 estaciones, es la segunda red de metro de la Unión Europea por kilómetros, después de la de Londres; y la octava del mundo, tras los metros de Shanghái, Pekín, Londres, Nueva York, Seúl, Moscú y Tokio. Es también la segunda red de metro más antigua del mundo hispanohablante, después del subte de Buenos Aires

Desde la primera unidad construida en 1918 hasta ahora, en vísperas de cumplirse el centenario, se han incorporado al servicio metropolitano dieciséis series diferentes. El parque móvil alcanza en este momento los 2.300 vehículos y conviven en las doce líneas convencionales siete series diferentes de coches. En dos entregas, repasaremos las diecieséis composiciones que han dado servicio al metro. Tecnológicamente muy diferentes, pero también distintos en su diseño. Las ilustraciones son del dibujantes Miguel Angel Delgado y la orientación técnica de Manuel González Márquez.

1.cuatro caminos
Puesta en funcionamiento entre los años 1919 y 1921. Fue el primer tren en circular por la red de Madrid. Estuvieron en servicio durante 70 años, hasta que fueron retirados en 1989. Velocidad máxima: 55 kilómetros a la hora. Constructores: Carde y Escoriaza, General Electric y J.G. Brill.

2.coche-quevedo
Puesta en funcionamiento estre los años 1925 y 1931. Destinados de origen a las ampliaciones de las líneas 1 y 2. Estructura de caja remachada. Velocidad máxima: 55 km/h. Constructores: Sociedad Española de Construcción Naval, General Electric, Westinghouse y J.G. Brill.

3.salamanca
Puesta en funcionamiento en 1945. Segunda generación de los coches “clásicos” de la red madrileña. Alcanzaba una velocidad máxima de 55 km/h. Destinado mayoritariamente a la nueva línea 4 abierta en 1944. Constructor: CAF.

4.coche-300-primera.serie
Entregado en 1959 pero comienza a funcionar en 1961. Alcanzaba una velocidad máxima de 70 km/h. En origen estaban adscritos al F.C. Suburbano de Plaza de España a Carabanchel. Constructores: Material Móvil y Construcciones

5.coche-1000-primera-serie
Puesta en funcionamiento en 1965. Alcanzaba una velocidad máxima de 65 km/h. Utilizados inicialmente en la línea 4, aunque la mayor parte de su vida la han pasado en la línea 5. Constructores: CAF, MMC, Cenemesa y GEE.

6.coche-1000-segunda-serie
Puesta en funcionamiento en 1968-69. Presenta una estética evolucionada respecto a la serie anterior. Utilizados en las líneas 2 y 5. Alcanzaban una velocidad máxima de 65 km/h. Constructores: CAF, MMC, Cenemesa y GEE.

7-coche-5000-primara-serie-ancho
Puesta en funcionamiento en 1974. Alcanza una velocidad máxima de 70 km/h. Es el primer modelo construido para las líneas de gálibo ancho. Constructores: CAF y WESA.

8.coche-300-segunda-serie

Puesta en funcionamiento en 1976. Alcanzaba una velocidad máxima de 65 km/h. Al igual que los trenes 300 de primera serie circularon en el F.C. Suburbano y por ello estaban decorados con los colores de Feve. Constructores: CAF y WESA.

(continúa aquí)

Sentencia de muerte para las cocheras de Cuatro Caminos de Metro Madrid que serán demolidas

cocheras-metro--cuatro-caminos

Nuevo hachazo al patrimonio histórico de Metro Madrid. La reciente licitación para demoler las cocheras de Cuatro Caminos hace inevitable la desaparición de este elemento, uno de los grandes valores de la operadora del metropolitano en la capital madrileña. Y desaparece pese a que el pasado 6 de febrero la Comisión de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid defendió su conversión en un museo que albergara la importante colección histórica de trenes que posee Metro.

Los últimos pasos del presidente de la Comunidad, Ignacio González, preocupan a un amplio colectivo, que defiende desde hace meses la conservación tal cual de las cocheras de Cuatro Caminos. Sin embargo, el gobierno de Madrid acaba de certicar la muerte de las instalaciones del metropolitano con la redacción del proyecto y dirección de obras del terrenos que ocupan en Cuatro Caminos. La licitación para demoler las cocheras sirve para refrendar lo que estos grupos venían manteniendo, que tanto el Gobierno regional como la saliente Dirección General de Patrimonio Histórico, han hecho caso omiso de las peticiones realizadas durante todos estos años, dejando sin apoyo ninguna sus reclamaciones para proteger el patrimonio cultural de los madrileños.

Estas organizaciones defienden los valores históricos, sociales, monumentales, urbanos, de memoria del trabajo, de identidad, de autenticidad, de unicidad -y la ocasión de recuperarlos- que atesoran estas cocheras. Unos valores que han sido reconocidos por distintas sensibilidades entre partidos políticos de distinto signo y la ciudadanía. Y que, además, han obtenido el apoyo expreso para su causa de entidades como Hispania Nostra, que ha incluido las Cocheras en su ‘Lista Roja’ de Patrimonio en Peligro, o el Museo de Tranvías de Núremberg. Todos los partidos de la oposición (PSOE, IU, UPyD) se mostraron favorables a la consecución de este proyecto, así como el PP que, con matices, también lo apoyó.

La demolición de las cocheras dejará espacio libre para que el Grupo Ibosa acometa el proyecto del residencial Metropolitan, que se convertirá en el tercer edificio residencial más alto de Madrid, con un total de 25 plantas. Ibosa se adjudicó este solar tras ganar a Pryconsa la puja al poner más de 88 millones de euros sobre la mesa.

Este codiciado suelo de unos 40.000 metros cuadrados en pleno distrito de Chamberí está junto a la Glorieta de Cuatro Caminos -con conexión a las calles de Reina Victoria, Bravo Murillo y la Avenida de Pablo Iglesias- y cuenta con cuatro parcelas de uso residencial con una edificabilidad de 58.500 metros cuadrados, más otra parcela de 4.010 de sus terciario. Su precio mínimo de licitación ascendía a 81,8 millones de euros, por lo que se ha mejorado en 6,5 millones. Desde Grupo Ibosa se destaca que “este nuevo proyecto supondrá una obra arquitectónica y civil de gran envergadura pues se acometerá sobre un solar de 40.000 metros cuadrados y conllevará el soterramiento de las actuales cocheras de Metro de Madrid así como el desarrollo de nuevos viales que comunicarán la calle Bravo Murillo con Reina Victoria y con la Avenida de Pablo Iglesias”. Esta compañía califica la Torre Metropolitan como futura “seña de identidad“. “El proyecto”, añade, “contempla el diseño de una gran torre de viviendas de arquitectura singular y futurista con 25 plantas y tres terrazas de acceso comunitario concebidas como jardines colgantes hacia el skyline de Madrid”.