Archivo de la etiqueta: año nuevo

Los chinos colapsan las páginas de viaje de internet en busca de billete de tren para el Año Nuevo

china-op-salida1-ano-nuevo

Colpaso. Todos los años se repite la misma historia. A escasos días del Año Nuevo chino, que en esta ocasión será el de la cabra, millones de ciudadanos saturan las páginas especializadas en busca de un billete de tren. Durante estos días se produce la mayor migración anual del planeta. Se prevén 2.800 millones de desplazamientos en todo tipo de medios de transporte para estas celebraciones que comienzan el próximo jueves.

Las ventas de billetes comenzaron 60 días antes de las vacaciones. La gente se agolpó en las taquillas, pero donde realmente se libra la lucha es en internet. Desde 2012, la página oficial “12306.cn“, casi siempre saturada, trae de cabeza a los internautas. Todos los billetes se vendieron en escasos minutos, quedando a merced de alguna anulación o cambio de fecha.

Los cambios son el pan de cada día en estas fechas, debido a que los viajeros se abalanzan sobre el primero que consiguen, aunque no se corresponda exactamente con lo que necesitan. Las devoluciones están permitidas hasta 15 días antes de las salidas, sin recargos, lo que explica la batalla en la red por pillar alguno de los tan deseados billetes. Sólo en la estación de Shanghai, cada día se devuelven más de 7.000 billetes, según la prensa local.

El 19 de diciembre,la página web vendió 1.032 billetes por segundo, algo nunca visto. Pero le acompaña un récord de frustraciones: es más difícil acceder a la página web “que a las islas Diaoyu”, ironizan los chinos, en alusión al archipiélago disputado por China y Japón. Pero es una oportunidad de oro para las empresas de internet que proponen “instrumentos mágicos de caza” de billetes para ampliar su clientela.

El motor de búsqueda Baidu desarrolló un programa para acelerar el proceso de reserva. También evita quedarse sin billete entre la fase de reserva y la de pago, algo que exasperaba a los viajeros después de haberse pasado decenas o cientos de horas para intentar conseguir alguno. Baidu registró 18 millones de descargas de su programa gratuito desde el comienzo de la campaña y se vanagloria de haber captado 28,6 millones de billetes para sus usuarios. El navegador de internet LieBao es otra opción. Ofrece la posilibidad de hacer prereservas nada más comenzar la venta.

Para los menos afortunados, será un periplo arduo. La brecha en el acceso a la era digital es aún considerable, y marca la diferencia en la búsqueda de billete para el Año Nuevo. Y para los que tienen nociones, y saben cómo obtener el codiciado premio, la lucha es con el colapso de la red, donde estos días es prácticamente imposible navegar en las webs de viaje.

La venta de artilugios que hagan más cómodo el viaje en tren se dispara en China ante el Año Nuevo

artilugios-viaje-comodidad-en-tren

El éxodo chino ya ha comenzado. Aunque el año chino< no llegará hasta el 10 de febrero, muchos habitantes del gran país asiático inician o preparan su viaje, que en la mayoría de los casos tendrá al tren como protagonista –el ferrocarril sigue siendo el medio de transporte más asequible-. Pero no todos los viajeros pueden permitirse el lujo de trasladarse en los confortables trenes de la alta velocidad. Muchos miles se enfrentan a horas de recorrido en literas o también en incómodos asientos duros, que hacen aún más tortuoso el camino Y para hacerlo más confortable el desplazamiento el ingenio y la imaginación se disparan con decenas de artilugios (como el de la imagen) que pretenden ahorrar molestias a los pasajeros de los convoyes menos preparados.

Los anuncios de este tipo de artilugios son durante estos días martillantes. Y las ventas se disparan. Una de las tiendas en línea con mayores ventas de estas herramientas, Xiongbushuijiao -su propietario, Chen Jianquan, es el inventor de uno de los productos de mayor éxito- explica que “la venta es buena” y que la mayoría de los compradores provienen de las grandes ciudades como Pekín (norte), Cantón (sur), y Shanghái (este).

Dadas las largas distancias en China, que pueden hacer que un trayecto en tren para regresar a casa pueda prolongarse más de veinte horas, los viajeros se han lanzado a los portales de venta por internet para hacerse con alguno de los inventos que se han dado en llamar precisamente “utensilios para el asiento duro” (yingzuobao, en mandarín). Por un precio entre 16 y 32 dólares, estos artilugios pueden sostener la cabeza, el mentón, y el pecho del pasajero para que éste disfrute de un viaje lo más descansado posible. O lo menos tortuoso.

Los portales de venta en línea chinos, como taobao -uno de los más populares en el país-, suman más de 42 tiendas con más de 300 de estos artilugios, donde se les publicita como “utensilios mágicos para viajar en la Fiesta de Primavera” (otro nombre con el que se designa al año nuevo chino).

Su aspecto, una mezcla de muleta para inválidos y de banco para tensar los músculos en el gimnasio, no sugiere a priori que vaya a proporcionar un descanso reparador, pero hay vendedores que no dudan en prometer que con ellos “el asiento duro se vuelve en blando en un minuto”. El funcionamiento es simple: el artilugio, con forma de varilla metálica, cuenta en uno de sus extremos con una almohadilla donde el propietario reposa la cabeza. Una segunda almohadilla le sostiene el pecho y una tercera se introduce bajo el cojín del asiento, para evitar que caiga una vez que el dueño se encuentre en brazos de Morfeo.

El gerente de la tienda, Ding Hao, agregó que el utensilio es “de gran ayuda para los inmigrantes y la gran cantidad de estudiantes que regresa a sus casas por Año Nuevo”. Según afirma, se hizo especialmente popular, tras su salida a la venta hace un año, en las fiestas más largas y donde la gente tiende a viajar más, como las del Día del Trabajo, en mayo, o el Día Nacional chino, en octubre.

En los foros y microblogs como weibo (el twitter chino) hay más de 56.000 comentarios al respecto. “La herramienta me ayudó a aguantar las dos noches en tren durante mis vacaciones de mayo en Tíbet (…) fue mucho mejor que dormir en la mesa”, describió una internauta. Otros escribieron que, aunque el artilugio aporta cierta comodidad, puede lastimar algunos músculos.

El responsable del Departamento de Medicina del deporte del Segundo Hospital del Pueblo de Shenzhen, Wei Toulu, consideró que aunque el invento es creativo, cuando las personas pasan sentadas mucho tiempo el peso corporal recae en la zona inferior de la cadera y puede lastimar los músculos de esa zona y los de la espalda. “Ponerse de pie frecuentemente y mover un poco los huesos y los músculos es mejor“, explicó el doctor, citado por algunos medios locales.

Durante las festividades por el Año Nuevo chino, que este año darán comienzo al Año de la Serpiente, el número de desplazamientos por tierra y mar aumentan drásticamente, lo que en años pasados ha causado caos y frustración por la falta de billetes para viajar. Desde inicios de enero, millones de ciudadanos chinos, especialmente estudiantes e inmigrantes, se hacinan en las estaciones de trenes, el medio de transporte más barato, para conseguir un pasaje de regreso a casa, aunque muchos sólo logran comprar billetes de asientos duros o inclusive “sin asiento”.

Durante los 40 días de temporada alta por las celebraciones del Año Nuevo Lunar chino el año pasado se produjeron un total de 3.092 millones de desplazamientos por tierra y mar, según las cifras oficiales.

(Fuente Prensa latina)

Sonidos del tren para abrir el 2012 en el Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena



Regalo de Año Nuevo. Y antes de que lo veas en la tele (claro está que es para aquellos que no se levanten antes de las 13.00 horas del 1 de enero). El tradicional Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena viene muy ‘trenero’. Tanto que el maestro letón Mariss Jansons (Riga, 1943), que dirigirá por segunda vez el concierto de música clásica más seguido del planeta, ha elegido una pieza del ‘Strauss del Norte’ para entrar con buen pie en 2012. En el repertorio de este año habrá sitio para una pieza del músico danés Hans Christian Lumbye (1810-1874) como saludo al inicio de la presidencia danesa de la Unión Europea (UE) en enero.

Hans Christian Lumbye compuso la pieza que escucharemos hoy ‘Copenhague Steam Railway Galop’ como su contribución a la inauguración de la primera línea ferroviaria danesa entre Copenhague y Roskilde (1847). Esta pieza descriptiva llena de imaginación, en la más pura tradición de las polcas de Johann Strauss, recuerda la puesta en marcha de un tren (de vapor) en medio de campanas y silbidos de celebración: la máquina acelera, se abre paso por el campo, y acaba por parar en una nueva estación donde se anuncia el fin de trayecto. Todo ello a base de los sonidos de los instrumentos de la orquesta y el aviso de uno de los miembros de la Filarmónica ¡Final de viaje!

Hans Christian Lumbye nació en el año 1810 en Copenhague. Con el tiempo se interesó por la música aprendiendo a tocar la trompeta. Tras un matrimonio infeliz; y frustrado por las pocas expectativas de su condición de intérprete de trompeta en el cuerpo de la guardia Real Danesa aprendió, por su cuenta, a tocar el violín y se unió simultáneamente al grupo de músicos de la orquesta local.

En el verano de 1839 W. Siegl, director de orquesta austriaco, realizó una serie de conciertos con música de Johann Strauss y Joseph Lanner en el teatro inglés de Copenhague cautivando al auditorio con los maravillosos sonidos vieneses. Entre las personas que presenciaron el evento destacaba Hans Christian Lumbye que quedó absolutamente fascinado. Embelesado por la música vienesa intentó durante la noche del concierto memorizar las piezas que se presentaron para poder tocarlas más tarde.

Los días y meses posteriores al concierto Lumbye los invirtió en reunir a compañeros de la banda de la Guardia Real danesa para fundar una pequeña orquesta de 20 músicos. Una vez conseguido el objetivo de involucrar a 20 personas en su proyecto comenzaron los ensayos musicales en los cuales Lumbye, de la misma forma que los Strauss, dirigía la orquesta con el violín en la mano. Finalmente en el otoño de 1840 el rey Federico IV autorizó a Lumbye y a su orquesta a realizar un concierto “A la Strauss” el día 5 de diciembre en el hotel de Inglaterra.

Desgraciadamente Federico IV falleció el día después de ser anunciado el concierto y éste se suspende al quedar incluido en las celebraciones del luto oficial. Pese a los inconvenientes el concierto se llevó a cabo y en él se programaron varias obras de Strauss y Lanner; además del vals de Dinamarca, primera composición de Lumbye. Pronto el público danés quedó prendado por la música de Lumbye y August Bournville, director del Teatro Real, le encargó la composición de galops y polkas mazurcas para incluir en sus ballets. Gracias a la gran fama obtenida Lumbye amplió su orquesta y comenzó a tocar en el teatro Tivoli del cual acabó siendo su director.

Hans Christian Lumbye continuó dirigiendo sus propios conciertos llegando, componiendo más de 600 danzas de las cuales hoy se conservan muy pocas. En 1874 tras el gran éxito en su país y el reconocimiento internacional que supuso la interpretación y edición de sus valses, polkas y galops, Lumbye, muere dejando a la ciudad de Dinamarca sin su “Strauss” particular.

Parte del repertorio de hoy de la Filarmónica de Viena ha sido elegido por el propio Jansons, especialmente varias piezas de los Strauss, que fueron estrenadas en San Petersburgo, la ciudad donde vive el maestro letón, lo que las convierte en algo muy especial para él. La Filarmónica de Viena ha querido, en palabras de su director, Clemens Hellsberg, rendir así un tributo a “la relación musical de amor” que mantiene con Jansons, que en 2012 cumple el vigésimo aniversario de su debut al frente de la que está considerada como una de las mejores orquestas del mundo.

La señal de la televisión pública austríaca (ORF) será distribuida a 73 países de todo el mundo y se espera que unos 50 millones de personas sigan el concierto en directo.

China espera 210 millones de viajeros por tren en las fiestas del Año Nuevo oriental

China espera unos 210 millones de viajeros por tren , un 9,5% más que en 2009, en la temporada por el Año Nuevo chino (que en esta ocasión da la bienvenida al signo del tigre), informó el Ministerio de Ferrocarriles nacional. Cada día de los 40 que dura esa temporada alta se calcula que habrá unos 5,25 millones de pasajeros, cifra que será aún mayor en torno al 14 de febrero, fecha en la que este año cae el Año Nuevo chino.

Durante el Festival de Primavera, que engloba el comienzo del año y otras fechas tradicionales en la cultura oriental, cientos de millones de chinos viajan en un auténtico éxodo que se repite cada año.

En el 2008, las fuertes nevadas en el sur del país paralizaron el sistema de ferrocarriles y muchas autopistas coincidiendo con el Festival de Primavera, lo que causó un caos y aguó la mayor celebración de la cultura oriental.

El tren continúa siendo el medio de transporte de largo recorrido más utilizado por los chinos, y se espera que lo siga siendo en los próximos años, más con el rápido desarrollo de los ferrocarriles de alta velocidad nacionales, que ya se cuentan entre los más rápidos del mundo