Un ataúd en el metro de México


La imagen es una de las más insólitas que se pueda ver en un tranporte público. No es un fake. Todos los medios de Ciudad de México la publicaron. Un grupo de personas viajó por el metro de la capital mexicana con un féretro a cuestas. No se preocupen, que no llevaba inquilino en su interior. La operación es completamente irregular porque en el metropolitano está prohibido “pasar con bultos voluminosos y objetos metálicos”. Aunque en esta caso, la normativa quedó en segundo plano.

Según ‘Excélsior’, los hechos ocurrieron el martes 7 de noviembre alrededor de las 13.30 horas en la estación Allende, en el Centro Histórico. El grupo que transportaba el ataúd estaba conformado por cuatro hombres y dos mujeres, quienes argumentaron ante las autoridades del transporte público que no tenían dinero para pagar el servicio mortuorio. El Metro de la Ciudad de México es uno de los más baratos del mundo; cada viaje le cuesta al usuario cinco pesos (alrededor de 25 centavos de euro).

La fotografía se hizo viral de inmediato. Un inspector del metropolitano fue uno de los primeros que publicó la imagen en su cuenta de Facebook, donde ha sido compartida 929 veces. El trabajador explica que recibió la fotografía de una compañera, conductora del metro. Ella, a su vez, asegura que la obtuvo a través de un grupo de Whatsapp donde participan varios empleados del suburbano. El equipo de comunicación del Metro comenta que no tiene ninguna información al respecto, aunque por el ángulo y el reflejo que se aprecia en la foto, es probable que haya sido hecha desde la taquilla.

Al parecer, un miembro de la policía bancaria e industrial que vigilaba la entrada de la estación permitió el acceso del grupo que cargaba el ataúd, a pesar de que el reglamento prohíbe los bultos voluminosos. Los integrantes de la comitiva mortuaria esgrimienron ante los empleados que no podían pagarse un transporte especial y que por eso debían emprender este curioso viaje a través del suburbano. Desde el servicio de comunicación se asegura que todos los miembros del grupo pagaron religiosamente su billete e incluso sacaron otro ticket para este transporte tan especial.

Los usuarios del metro jamás habían presenciado una escena tan surrealista y eso que el metro de una ciudad tan poblada como México ve a diario casi de todo. En sus 115 estaciones ocurren hechos que en ocasiones, rayan en lo insólito, tal como ocurrió hace un año en la estación Centro Médico, donde una zarigüeya dio a luz a seis crías. Estaciones como Cuatro Caminos o Chabacano se han convertido en verdaderos parques acuáticos durante la temporada de lluvias, donde los viajeros se ven obligados a abrir los paraguas para no mojarse, pese a estar bajo tierra.

Hechos curiosos hay muchos. Dos conductores fueron acusados de llevar el convoy en estado de ebriedad, en un tramo del metro Auditorio a Polanco. Pero lo peor de todo es que el tren viajaba con las puertas abiertas en plena hora punta; otro maquinistas se dedicaba a jugar al Candy Crush mientras conducía el convoy. Por no hablar de todas las leyendas que circulan, como las que aseguran que en algunas líneas se escuchan gritos humanos al paso de los trenes, pero nunca se ha podido saber de dónde salen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s