Panametro impugna el concurso de construcción de la Línea 2 del metro de Panamá de FCC


panamametro-impugna-contrato

El consorcio hispano-chino Panametro ha impugnado la adjudicación del contrato de construcción de la Línea 2 del Metro de la capital a la española FCC y la brasileña Norberto Odebrecht. Metro de Panamá debe decidir antes de que acabe este lunes si tralada el expediente a la Dirección General de Contrataciones Públicas de Panamá, al que le corresponde analizar los argumentos y pruebas presentadas por los reclamantes para validar la decisión de la adjudicación o bien ordenar una nueva evaluación de las propuestas. De no estar conforme, el consorcio hispano-chino puede presentar una impugnación ante el Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas.

Panametro está integrada por las constructoras China Railway First Group, China Harbour Engineering Company y Corsán Corviam, filial de Isolux Corsán. El Gobierno panameño decidió el viernes suspender la adjudicación del contrato de construcción a FCC y la brasileña Norberto Odebrecht hasta que concluya el proceso. El proyecto está valorado en 1857,7 millones de dólares (1.683 millones de euros).

Panametro cuestiona la participación del rector de la Universidad Tecnológica de Panamá, Óscar Ramírez, y el ingeniero Agustín Arias, de la secretaría del Metro, ya que fueron consultores de las firmas que integran el consorcio ganador. En concreto, Ramírez trabajó para Odebrecht entre 2009 y 2012: Arias hizo lo propio en FCC durante el año 2009.

FCC y Odebrecht se adjudicaron las obras de la Línea 2 del Metro de Panamá con una puntuación de 855,99 puntos, muy por encima de los 770,33 puntos del consorcio formado por las constructoras chinas y Corsán-Corviam y de los 736,98 puntos del grupo integrado por Dragados (ACS), la mexicana ICA y la peruana Graña y Montero.

FCC y Odebrecht recibieron las notas más altas tanto en la parte técnica como en la económica. El presupuesto que presentó la oferta ganadora es incluso superior al establecido por Metro de Panamá, que ascendía a 1.818,6 millones de dólares (1.648 millones de euros). Precisamente esta diferencia es el origen del conflicto, máxime cuando en la construcción de la Línea 1 FCC y Odebrecht incurrieron en sobrecostes por más de 600 millones de dólares (544 millones de euros) y que “nunca fueron sometidas a licitaciones públicas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s