El Tren dels Llacs inaugura este sábado la séptima temporada que ofertará 26 viajes y un quinto coche


El-Tren-dels-Llacs-lledida-pobla-segur

Veintiséís viajes se han organizado para la séptima temporada del Tren dels Llacs que comienza este sábado y que concluirá en noviembre. El tren sale de Lleida a las 10.30 horas y llega a La Pobla de Segur a las 13.30 horas, y hace parada en Balaguer a las 10.55 horas, mientras que la vuelta se efectúa a las 17.30 y llega a Lleida a las 19.30 horas.

El Tren dels Llacs cuenta esta temporada con un quinto coche, que permitirá incrementar en un 25% las plazas, pasando de 224 por viaje a 280. Está previsto que se completen un total de 26 viajes con una ocupación prevista del 98%. El objetivo es lograr 7.134 visitantes, un 23,18% más que la temporada anterior, que fue la mejor desde el inicio del su funcionamiento. Las tarifas de 2014 se mantendrán invariable, con un precio medio de 20,5 euros.

Mediante un convenio establecido entre la Asociación para la Recuperación del Material Ferroviario, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), el Patronato de Turismo de la Diputació de Lleida y diversos ayuntamientos de las poblaciones servidas por la línea Lleida-La Pobla de Segur, se pone en circulación los sábados durante los meses de primavera y otoño la composición histórica, que desde el año 2009 recibe el nombre comercial de Tren dels Llacs.

Consiste en un recorrido por la histórica línea Lleida-La Pobla de Segur orientado al turismo familiar. Es una actividad de día que tiene en el paisaje uno de sus principales atractivos. El tren pasa por los embalses de Sant Llorenç, Camarasa, Cellers y Sant Antoni, bordea el río Noguera Pallaresa y cruza los impresionantes desfiladeros de Terradets y Collegats. Además, se puede disfrutar de los monumentos de las ciudades de Lleida y Balaguer y de la gastronomía de la zona. También se pueden concertar visitas guiadas a La Pobla de Segur.

Durante las primeras temporadas, el servicio se realizaba con ‘La Garrafeta’, una locomotora construida por Renfe en 1960 en Bilbao siguiendo un diseño original inglés de 1930 y que llega a un máximo de 60 kilómetros por hora. Es una locomotora a vapor tipo Beyer–Garratt, una máquina articulada concebida para trazados sinuosos y con fuertes rampas dónde se necesita la máxima potencia y esfuerzo. Cataluña fue la pionera en la adopción de este sistema. A final de los años 20 se adquirieron 8 unidades. La máquina pertenecea la Asociación para la Reconstrucción de Material Ferroviario (ARMF). Técnicos de los talleres de Lleida trabajan en su reparación y restauración.

Las locomotoras diésel 10817 y 10820 arrastran los cinco coches de época dispuestos para los viajeros, que tratan de disfrutar de un trayecto inolvidable y unos paisajes espléndidos. En verano, la compañía prevé dejar de circular entre el 18 de julio y el 15 de agosto, un periodo caracterizado por una baja ocupación como consecuencia de las altas temperaturas de la zona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s