Archivo diario: junio 29, 2013

El Tren de la Fresa cierra la primera parte de la temporada 2013 con una ocupación del 70%

Tren-de-la-Fresa-temporada-2013

Descanso. Paréntesis estival. El Tren de la Fresa finaliza este fin de semana la primera parte de su campaña en la que ha logrado alcanzar un nivel de ocupación del 70%, destacando especialmente el número de viajeros extranjeros procedentes de Brasil, Argentina, China y Japón que se unen a los ya habituales de Alemania, Francia o Inglaterra. El ferrocarril histórico-turístico con 29 años de existencia comenzó sus viajes de la temporada el pasado 11 de mayo y tras la pausa veraniega volverá a las vías a partir del mes de septiembre

Los viajes se han realizado, como ya es tradicional, los sábados y domingos, incluyendo una visita guiada al Palacio Real, realizada por guías oficiales de turismo de la Comunidad de Madrid y una visita libre al Museo de Falúas, así como descuentos en el Museo Taurino y diversas actividades de ocio. Su puesta en marcha es una iniciativa conjunta del Museo del Ferrocarril -Fundación de los Ferrocarriles Españoles, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Aranjuez y Patrimonio Nacional. Además, en esta edición se cuenta nuevamente con el apoyo de Renfe, que ha facilitado los recursos necesarios para poner en circulación este ferrocarril histórico.

El Tren de la Fresa sigue fiel a su cita anual desde que en 1984 se promoviera la idea de rememorar el recorrido del que fue el primer ferrocarril de la Comunidad de Madrid y el segundo de la Península. El recorrido se ha transformado en un interesante viaje en tren al que se suman la riqueza arquitectónica, artística, paisajística, cultural y gastronómica del Real Sitio de Aranjuez, una ciudad que conserva todo el sabor y esplendor de su regia historia. Durante todo este tiempo, los históricos coches de madera del Tren de la Fresa han transportado a miles de viajeros ofreciendo una experiencia única que aúna ocio y cultura.

En la Exposición Universal de Shanghái 2010 el Tren de la Fresa fue elegido para estar presente en el stand de ICOM (Consejo Internacional de Museos), donde se mostraba la realidad de los museos en los cinco continentes, como ejemplo de contribución de un museo a la revitalización y el dinamismo económico a través de un producto de turismo cultural.

Para esta temporada (la segunda fasetendrá lugar entre el 7 de septiembre y el 27 de octubre) se han programado 31 viajes. Los trenes salen a las 10.00 horas de la estación de Madrid Delicias, invirtiendo una hora en cubrir viaje hasta Aranjuez. El retorno será a las 18.00 horas, cumpliendo viaje también en Delicias. El convoy, que lleva en servicio 29 años y que se ha consolidado como uno de los trenes turísticos más antiguos en funcionamiento de Europa, recrea todas las primaveras desde 1984 el viaje que en 1851 dio origen a la segunda línea férrea de la Península Ibérica (el 10 de noviembre de 1837 se había inaugurado el ferrocarril entre Güines y La Habana, en Cuba que por aquel entonces todavía era española, y ya se habían apagado los ecos del Barcelona-Mataró de 1848). El viaje dura una hora y, a lo largo de los trayectos de ida y vuelta, unas azafatas ataviadas con trajes de época ofrecen sabrosos fresones a los viajeros, quienes, una vez en Aranjuez, son guiados en visita turística al Palacio Real, a la zona monumental de la ciudad y al Museo de Falúas.

La locomotora 333-407-5 de Integria remolca el convoy turístico. La máquina ya formó parte de la composición la pasada temporada, aunque con los colores de grandes líneas. Completan la composición cuatro coches ‘Costa’ que fueron construidos para los servicios de cercanías de la Compañía MZA entre 1914 y 1930. Se fabricaron de madera porque la empresa consideraba los metálicos demasiado calurosos para ser utilizados en sus líneas costeras. Estos coches, que prestaron servicio fundamentalmente en la costa catalana, están montados sobre bogies, lo que fue un gran adelanto en su época, cuando casi todos los vehículos de cercanías eran de dos o tres ejes. Además, están dotados de plataformas abiertas con ‘balconcillo’ en los extremos y cuentan con la posibilidad de intercirculación entre ellos. Traían de origen freno continuo de vacío, calefacción de vapor y alumbrado de gas que posteriormente fue sustituido por eléctrico.

Los coches ‘Costa’ están separados de la locomotora por dos furgones de los años 60, uno a cada extremo. Ambos pertenecen a la serie J 400.000; su estructura es de hierro laminado con paredes de madera de conglomerado, revestidas superficialmente con un chapado metálico. El uso de este tipo de furgones respondía al Reglamento de Circulación de Renfe, según el cual un coche de madera con servicio no podía circular con viajeros inmediatamente después de la locomotora.

Si quieres, puedes subir la noticia a menéame. Pincha en el logo

meneame-boton-dos

(Imagen Miguel Bustos)