Archivo diario: junio 24, 2013

El Tren de los Faros acerca a los lugares más singulares y sobrecogedores de la costa gallega

tren-de-los-faros-de-galicia

Otra forma de viajar, otra manera de hacer turismo. Un nuevo convoy turístico se ofrece desde ayer a los visitantes de Galicia. El ‘Tren de los Faros’ descubre estas atalayas indispensables para la navegación y además permite la posibilidad de descubrir la costa en fines de semana alternos. “Es un trayecto espectacular y con bastante actividad” y es “incomparable en el resto del mundo”, asegura la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, durante su presentación.

Los recorridos contemplan cuatro posibilidades. Los sábados habrá ruta larga: Ferrol-Ribadeo-Ferrol, y otra corta, entre Ferrol-O Barqueiro-Ferrol. Y los domingos, habrá una ruta larga entre Ribadeo-Cerdido-Ribadeo, y otra corta, entre Ribadeo-Ortigueira-Ribadeo.Los viajeros que salgan de Ferrol también tendrán la oportunidad de pernoctar en A Mariña antes de continuar camino.

Nava Castro destaca algunos de los puntos donde se ha detenido el tren, como cabo Ortegal, y recalca la “espectacularidad” de la costa gallega, con lugares tan mágicos como San Andrés de Teixido. Los viajeros podrán visitar los más espectaculares acantilados de la costa norte y disfrutar en todo momento de hermosas panorámicas. Extensas y melancólicas playas, calas recoletas, acantilados de vértigo… esperan este verano a los visitantes. Con el tren de la Ruta de los Faros se puede llegar al norte del norte, el punto más septentrional de la península ibérica. Las luces que guían a los navegantes conducirán a los turistas, en este caso, de la tierra al mar, acercándoles a los emplazamientos más singulares de una costa de sobrecogedora belleza: el Cabo Ortegal con sus Aguillóns, espectaculares farallones de roca; el mirador de Vixía Herbeira, sobre unos de los acantilados más altos de Europa; San Andrés de Teixido, a donde “va de muerto quien no fue de vivo”; el cabo de Estaca de Bares, a cuyos pies se unen el Atlántico y el Cantábrico; la playa de las Catedrales… Naturaleza convertida en Arte. El tren ofrece el servicio de un guía especializado durante todo el recorrido, que ayudará a conocer y comprender los paisajes y la historia de los lugares por los que transita el viajero.

La Ruta dos Faros forma parte de un proyecto de la Xunta y Renfe que funcionará en fines de semana alternos hasta el 15 de septiembre. Los adultos pagan 40 euros por la ruta larga y 35 por la corta. Los niños, 10. El tren se abre al turismo en Galicia.

Si quieres, puedes subir la noticia a menéame. Pincha en el logo

meneame-boton-dos

(Imagen A. Manso. la Voz de Galicia)